Calificar:

8,5

232 votos

Sinopsis de NUESTRA PARTE DE NOCHE

Un padre y un hijo atraviesan Argentina por carretera, desde Buenos Aires hacia las cataratas de Iguazú, en la frontera norte con Brasil. Son los años de la junta militar, hay controles de soldados armados y tensión en el ambiente. El hijo se llama Gaspar y el padre trata de protegerlo del destino que le ha sido asignado. La madre murió en circunstancias poco claras, en un accidente que acaso no lo fue. Como su padre, Gaspar está llamado a ser un médium en una sociedad secreta, la Orden, que contacta con la Oscuridad en busca de la vida eterna mediante atroces rituales. En ellos es vital disponer de un médium, pero el destino de estos seres dotados de poderes especiales es cruel, porque su desgaste físico y mental es rápido e implacable. Los orígenes de la Orden, regida por la poderosa familia de la madre de Gaspar, se remontan a siglos atrás, cuando el conocimiento de la Oscuridad llegó desde el corazón de África a Inglaterra y desde allí se extendió hasta Argentina. El lector encontrará en estas páginas casas cuyo interior muta; pasadizos que esconden monstruos inimaginables; rituales con fieros y extáticos sacrificios humanos; andanzas en el Londres psicodélico de los años sesenta, donde la madre de Gaspar conoció a un joven cantante de aire andrógino llamado David; párpados humanos convertidos en fetiches; enigmáticas liturgias sexuales; la relación entre padres e hijos, con la carga de una herencia atroz; y, de fondo, la represión de la dictadura militar, los desaparecidos y, más adelante, la incierta llegada de la democracia, los primeros brotes del sida en Buenos Aires... El terror sobrenatural se entrecruza con terrores muy reales en esta novela perturbadora y deslumbrante, que consagra a Mariana Enriquez como una escritora fundamental de las letras latinoamericanas del siglo XXI.

53 reseñas sobre el libro NUESTRA PARTE DE NOCHE

Juan Peterson, emprende un viaje en auto con su hijo Gaspar, un viaje precipitado ,desde Buenos Aires hacia la casa de la familia de su esposa en La provincia de Misiones. Su mujer ,Rosario, ha muerto en un extraño accidente. Estamos en los años 80, Argentina todavía está bajo el yugo del gobierno militar. Juan no es un hombre cualquiera y su familia política menos. Ellos son dueños de plantaciones de yerba y gente de mucho poder y riqueza. Juan es el medium de una secta mundial llamada " la orden" él es capaz de invocar a "la oscuridad". ¿Pero qué significa esto? Mariana Enríquez nos dará con cuentagotas la información necesaria para ir uniendo las piezas del puzzle. Mientras más leemos, más oscura se vuelve esta historia, en medio de un momento político muy complicado, no sabemos muy bien de qué huye Juan. Sólo tendremos la certeza de que lo hace para proteger a su hijo. El que mucho abarca poco aprieta!!! Mariana Enríquez se va por las ramas con esta historia. Quiso hacer una radiografía del país, de cómo fue la Argentina desde los años 70 hasta los años 90 pero cuenta cosas que no son relevantes para la historia, por ejemplo, el tema de los homosexuales y el sida en los años 90, porque la historia central del libro es otra. Y no te la cuenta, o te la cuenta dosificada, y le quedan mil cosas en el tintero. Mi calificación iba a ser un cinco, a tres cuartas partes del libro bajo a un cuatro y como el final dentro de todo cerró, un poco precipitado pero cerró, quedará así.... La primera parte está relatada desde el personaje de Juan, la segunda desde la voz de Gaspar(el hijo), el tercer capítulo narrado por Rosario su esposa, para mí el capítulo con mayor información relevante y el último capítulo vuelve a relatarlo Gaspar y es el que más desconectado queda de la historia y que se hace por momentos pesado. El libro te deja con muchas preguntas, ¿Quiénes son realmente? ¿Cómo se consolidaron en lugares de poder? ¿Que pasará con ellos? A a pesar de todos los contras qué nombre la historia me fascinó! He quedado gratamente sorprendida por la pluma de esta autora. Lo recomiendo. ⚠️⚠️⚠️ Si te gusto mí reseña o la de cualquier otro usuario de ALIBRATE el like va en el corazón grande al lado de donde dice ¿ Te ha gustado esta reseña? 💙 en caso de duda en ambos corazones Gracias 😃😃😃😃


Un libro que no puede dejar indiferente a nadie. Es muy difícil describirlo por todo lo que abarca: diferentes géneros, diferentes tramas conectadas entre sí, diferentes protagonistas. Transcurre en varias épocas y escenarios: desde la dictadura argentina en el noreste del país, pasando por el Londres de los años '60, hasta los años '80 y '90 en Buenos Aires, con la vuelta de la democracia y la epidemia del sida. Destaco sobre todo la capacidad de la autora para crear una atmósfera de magia y misterio, conjugando el folclore argentino con un terror más clásico, y para construir personajes complejos, que no son héroes ni villanos (o un poco de cada cosa), con los cuales es posible empatizar por momentos y por otros, odiarlos. El libro da miedo pero también genera muchas otras sensaciones. Mariana Enríquez es capaz de evocar en sus personajes y en el lector emociones sin siquiera mencionarlas. Una gran escritora argentina para tener en cuenta.


No puedo dejar de confesar que hubo noches en que tuve que dejar de leer. No vaya a ser cosa que una de esas manos fantasmales se ponga a juguetear con los dedos de mis pies. La oscuridad me hacía cosquillas, casi. Esa es la incomodidad de la que es capaz Mariana Enríquez. La había conocido a través de un cuento de "Las cosas que perdimos en el fuego", y me resultó espeluznante como pocos. Tenía que leer más. Gracias a la recomendación de uno de ustedes (gracias, de nuevo), llegué a esta maravilla. Ambientado en Argentina, plena dictadura militar, el relato comienza con Juan queriendo escapar no sabemos muy bien de qué. De los militares, seguro que no. Lleva consigo a su pequeño hijo, Gaspar, a quien tiene que proteger a toda costa, de todo y todos, pareciera. Aunque tampoco él mismo es lo que se dice un padre ejemplar. Detrás de todo esto: templos sombríos, ritos ocultistas, apariciones fantasmales, símbolos extraños, sacrificios atroces... la oscuridad siniestra. Me pareció fascinante la propuesta de la autora. No sólo por la temática, sino por la forma en que se presentan los cabos, todos sueltos, en un principio desde la voz de Juan, y cómo el lector los va atando desde la mirada de otros personajes. Quizás, sobran algunas escenas, se mezclan temas que mucho no tienen que ver con la historia principal y queda alguna que otra situación inconclusa. Pero esto no opaca para nada el brillo sobrenatural de esta obra de arte de la literatura de terror.


"Siempre hay cierta oscuridad antes de encontrar el camino..." en este caso la oscuridad ha sido mucha y, aunque nos ha costado un poquito, al final hemos encontrado el camino. La vida nunca es sencilla y mucho menos cuando estás enfermo, has perdido a tu mujer, tienes a tu cargo un niño de seis años, vives en un país con una gran inestabilidad política y una secta controla todos y cada uno de tus movimientos. Juan Peterson, el médium de "La Orden" y su hijo Gaspar emprenderán un viaje que no se sabe muy bien donde los llevará, pero que servirá para que ambos se conozcan un poco mejor. Juan intentará proteger a su hijo, que empieza a dar muestras de poseer las mismas facultades que él, de ese mundo oscuro en el que está inmerso y como buen padre hará todo lo posible por apartar a Gaspar de ese camino. Cierto que en ocasiones los métodos que utiliza pueden parecernos descabellados y podemos no entender su actitud, pero todo tiene una explicación. Ha sido una lectura interesante y entretenida. Mariana Enríquez escribe muy bien. Creo que el final del libro es un poco forzado, resuelve los temas pendientes de una manera un tanto brusca, pero por lo menos no te deja con dudas, consigue cerrar todas las cuestiones. Es una lectura muy recomendable... ¿Te atreverás a bucear en la oscuridad?


Es una novela muy larga en la que pasan muchísimas cosas asombrosas. Es de terror, sin dudas. Y no es un género que suelo leer, por lo que no sé si usa lugares comunes o no. Lo cierto es que para mí casi todo fue impresionante, sorprendente, escalofriante. Me hizo enojar, llorar y temblar de miedo.  La autora, por lo visto, es una gran creadora de imágenes, porque las escenas de fantasía, o fantasmagóricas me las acuerdo como si las hubiera visto en una película.  Engancha desde el inicio. Si sos argentino y del norte vas a tener más miedo todavía porque hay mucha fantasía conectada con hechos de la realidad histórica, como la dictadura, las crisis, las protestas sociales, etc; o la cultura popular del nordeste argentino: los mitos como San La Muerte, los rituales paganos, entre otros. Lo que realmente me resulta admirable es la construcción de personajes tan ricos que van a quedar en mi memoria por mucho tiempo, me parece. Personajes tridimensionales que generan empatía y rechazo a la vez.  No quiero adelantar escenas que prefiero que cada lector descubra durante la experiencia adrenalínica de leer este libro, porque todo el tiempo pasan cosas que te dejan sin aliento.  Sólo voy a decir que se me queda pegada la imagen de una niña, saludando con una manito antes de cruzar y cerrar una puerta… De hecho, me dio ganas de volver a leer "El lobo estepario" de Hermann Hesse, que lo leí hace mucho y casi no me acuerdo, pero sé que había unas puertas en ese libro que me habían resultado también inquietantes. Lean a Mariana Enríquez y reencuentren sus terrores de la infancia por un rato… Una genia, creo yo. Cita: "Los tres vieron cómo Adela abría una puerta que debía llevar a una habitación. Parecía un pasillo de hotel, se dijo Gaspar. Antes de entrar, ella se dio vuelta y los saludó con su única mano. Ninguno la paró, porque pensaban seguirla. No podían imaginar que después del saludo ella iba a cerrar la puerta. O que alguien iba a cerrar la puerta."


Lo que ha hecho la autora al armar este libro como un rompecabezas es una maravilla. Ha dividido la historia en cinco partes que abarcan desde 1960 hasta 1997, sin embargo la primera parte nos ubica en 1980, donde conocemos a Juan y su pequeño hijo Gaspar, ambos van viajando por carretera y tenemos el primer vistazo de ese gran secreto, algo muy oscuro y misterioso, que se nos va a ir develando a medida que avance la historia. Las cinco partes del libro están vistas desde diferentes perspectivas de los personajes principales, así que tenemos un panorama amplio de la historia, excepto por la cuarta parte que es un artículo sobre el descubrimiento de un pozo, donde durante la dictadura argentina se enterraron cuerpos de secuestrados. Es una historia de oscurantismo, de sacrificios, de culpa y de inocencia, de codicia y también de amor. Mientras acompañamos a los protagonistas a descubrir ese gran secreto, conocemos un poco lo que fue la dictadura argentina, y también leyendas y costumbres de los pueblos nativos de esas tierras. Los personajes están tan bien armados, se sienten reales y son auténticos, la narrativa es fluida, planeaba terminar en más tiempo, sin embargo la historia me atrapó y no pude soltar el libro hasta terminarlo. Tiendo a relacionar los años con los libros, y sin duda 2021 para mí será el año de "Nuestra parte de noche".


Lloro con facilidad, pero no es tan sencillo asustarme o impresionarme. Sin embargo, Nuestra parte de noche me hizo sentir temor ante la posibilidad de la existencia real de una Orden tan siniestra como la que describe Mariana Enríquez. ⁠Esta orden, una secta diría yo, adora a la oscuridad. Sus integrantes, gente de alta sociedad, adinerada y culta, están convencidos de que la oscuridad les develará el secreto de la vida eterna. ¿Cómo? Pasando la conciencia a otro cuerpo.⁠ ⁠La conexión con la oscuridad se establece a través de los mediums, que son muy pocos en el mundo y además es difícil encontrarlos. Juan es uno de estos raros seres, dotado de una alta sensibilidad que le otorga poderes que nadie quisiera tener.⁠ ⁠Lo único que quiere Juan es alejar a Gaspar, su hijo de tanta ambición y egoísmo. Sabe por experiencia propia que, para lograr sus propósitos, los miembros de la orden son capaces de las peores atrocidades. ⁠La historia está contada desde el punto de vista de diferentes narradores, Juan, Gaspar y la esposa de Juan, Rosario. El contexto histórico y geográfico me encantó porque se trata de paisajes argentinos, antes, durante y después de la dictadura militar, aunque este no es para nada el tema central de la novela.⁠ ⁠¿Si me gustó? Me pareció increíble, sin duda una de las mejores lecturas del año. Es un libro largo pero no se siente para nada, es más, me quedé deseando que haya una continuación.


Le tenía muchas ganas a esta novela (premio Herralde 2019), pero sin haber defraudado del todo las expectativas, me ha dejado una sensación agridulce. Si bien entiendo el mérito que tiene mezclar géneros tan dispares como el terror y la fantasía con un trasfondo de crítica social, me ha costado acompañar el ritmo narrativo y los giros temporales que abundan en la historia. Es una narración en tercera persona de un padre junto a su hijo pequeño, que emprenden una huida por las provincias agrestes de la Argentina, en medio de las desapariciones de la dictadura, e intentando escapar de una secta que aspira a la inmortalidad rindiendo pleitesía a la Sombra. El padre -Juan Peterson- es el médium más poderoso que han conocido generaciones, y el único vehículo para comunicarse con los poderes sobrenaturales que exigen sacrificios humanos como alimento. Agotado y enfermo, y desesperado por la trágica muerte de su esposa, hija de la rica familia que dirige la secta, no está dispuesto a que su hijo herede ese don maldito, por lo que tratará de ocultarlo con ayuda de los personajes más variopintos todos conectados de una forma u otra con su pasado. Es una novela bien escrita, y merece ser aplaudida por todo lo que intenta abarcar y en un contexto temporal muy amplio, que ayuda en la construcción de personajes, muy ricos en matices. Sin embargo, esto se consigue a costa de que haya partes densas y con un ritmo algo plomizo, que desvirtúa la tensión necesaria en una historia de tragedia y sufrimiento. Muy pendiente de lo que vaya publicando esta autora a partir de ahora.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR MARIANA ENRIQUEZ


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


FRASES DEL LIBRO NUESTRA PARTE DE NOCHE

Los padres de las víctimas suelen ser compañeros silenciosos. Muchos han muerto durante estos años acompañando en un segundo plano a sus esposas. Los matan la impotencia y el amor, no están preparados para eso. Las mujeres saben manejar mejor esas emociones.


Publicado porGuardiana Saturno

...a pesar de que lo sabía enfermo le parecía invencible y peligroso, a veces los animales lastimados eran así, mucho más fuertes que cuando estaban sanos.


Publicado porGuardiana Saturno

Vivir en la Argentina no le restaba importancia: el dinero, solían decir los Bradford, es un país en sí mismo.


Publicado porGuardiana Saturno

Si te quedaras conmigo. Yo te armo una casa. Te hago de comer, no le tengo miedo a nada. Que me hables al oído en la moto. El sol y el vientito de frente y después cogemos toda la noche. Para siempre o para lo que dure.


Publicado porann-lectora

Lo que se escondía al final del pasillo estaba asustado y no era peligroso, pero era antiguo y, como todo lo muy viejo, era voraz y desdichado y envidioso


Publicado porann-lectora

El estado de clarividencia, cuando es permanente, es locura.


Publicado porann-lectora