Calificar
8,5 116 votos

Sinopsis

Crítica contra el nazismo y los métodos de la Gestapo, la incomunicación y el exilio forzado. Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló, ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero, en un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis. Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes acompañando al lector a la confrontación entre los dos jugadores. Si Novela de ajedrez nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión extraordinaria. Y todo ello con unas grandes dosis de intriga y maestría.

Año de publicación:2017

24 reseñas sobre el libro NOVELA DE AJEDREZ

Increíble como siempre Stefan Zweig relatando historias, un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires es capaz de transformarlo en uno de los viajes más intensos del mundo, sobretodo si eres aficionado al ajedrez. en el conocerás las vidas de varios de sus pasajeros que de forma magistral y siguiendo el ejemplo del reclamo de los cazadores de faisanes, gritan a través del tablero atrayendo a sus presas. Tras una criba a ambos lados del mismo, se llega al enfrentamiento de dos grandes jugadores, ambos con sus vidas, cada uno con su estilo, ni mejor ni peor tan solo diferente. 64 escaques y 32 piezas que derivan a una breve maravilla sin más en blanco y negro y en lo que el ajedrez pasa a segundo termino, un placer el conocerlos...


Increíble novela corta. Escrita con las palabras justas. El autor permite al lector sentir los silencios, las tensiones, los estados psicológicos de dos contendientes reunidos frente a un tablero de ajedrez a bordo de un transatlántico. Por lo demás realiza una descripción crítica de los métodos de tortura psicológica usados por la Gestapo y de las secuelas dejadas en sus víctimas. Me encantó y me dejó con ganas de leer más de este autor.


Novela de ajedrez es un trepidante relato donde lo de menos es la partida de ajedrez y lo importante transcurre en la misma. La descripcion que hace el autor a través del jugador de ajedrez de sus vivencias con la gestapo roza la perfeccion. De lectura facil y corta, no llega a 100 paginas, no te dejara indiferente y querrás leer mas del autor.


Adjetivar las cosas  es el gran problema de la literatura, según Pla, porque en un texto la forma es lo único que perdura. Reseñar esta breve novela es un ejemplo uno de los dichos de Pla. Como ensayista, biógrafo y novelista, Stefan Zweig se ha destacado en gran manera en el s XX. Su prosa es un cúmulo de emociones encadenadas que es delicia pura. Con un talento extraordinario maneja la palabra,va haciendo crecer la acción de forma acelerada, sin grandes giros retóricos, pero con acción y atención. Escuchas los silencios de los personajes, oyes los pensamientos te sientes un pasajero más de ese barco. Hasta ese momento es un interesante relato con un campeón de ajedrez muy particular... El señor B es lo opuesto, lo más deslumbrante de este relato es el viaje, saliendo de ese barco adentrándonos a la psiquis de este señor, recorriendo Austria un día antes que Hitler la tomara...(stop. No puedo dar más detalles). • Se describe los aspectos contradictorios del ajedrez: grandiosidad y nimiedad; juego antiquísimo pero siempre actual. • Hace una breve descripción de cómo el señor B padeció el asedio Nazi. • Como una pasión te puede salvar, pero sin límites te puede matar. En definitiva excelente lectura!!


La novela no plantea un conflicto, ni siquiera es una atrayente historia que te mantenga recluido en la lectura, pero constituye un interesante tratado novelado sobre el juego de ajedrez. Los personajes son meros peones en el tablero de la novela. Stefan Sweig ha logrado describir con un pedazo de libro (se lee en una hora y media, quizá) una de las novelas que más me ha disgustado, pero qué me vamos a hacer, no soy un jugador de ajedrez. Aunque hay una breve alusión a la experiencia del protagonista en lis campos de concentración nazis, lo que es atractivo de está lectura, según mi corta apreciación, es que la misma trama pareciera ser dominada por el deseo, la manía y la centralización narrativa en el aspecto lúdico del tema: el ajedrez mismo se convierte en el tópico del relato, un personaje coprotagonista. Interesante tratamiento del asunto del libro. Sólo eso.


Una historia corta donde no falta ni sobra nada, relato en el que el ajedrez se convierte en una metáfora... el autor con su narrativa elegante nos muestra aspectos antagónicos, contradictorios no sólo del ajedrez, si no de vida misma: la grandeza y la pequeñez humana; como dedicarte por entero una actividad te puede salvar, pero que esa actividad convertida en obsesión te puede dañar; por último aborda sutilmente la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una de la peores torturas... La prosa es un cúmulo de emociones encadenadas donde puedes incluso sentir los silencios de los personajes, convirtiéndonos en verdaderos espectadores de esta partirda de ajedrez.


Novela corta que reclama ser leída de una sola tirada (nótese la broma, aunque poco azarosa, como el juego). En esta ocasión el autor presenta un trama muy original, la celebración de una partida de ajedrez entre un campeón mundial muy misterioso al que el narrador pretende sonsacar reacciones y un desconocido rival que se presenta como invitado casual pero que se convierte en verdadero protagonista por su historia del pasado. Una trama que a la vez sirve para mostrar métodos de la Gestapo y en el que el autor nuevamente nos deleita con su virtuosismo narrativo y en su dominio sobre los perfiles psicológicos. Recomendable y entretenida, desde su apertura hasta el desmoronamiento final de las piezas.


Una corta historia que refleja los horrores cometidos por el nazismo durante la guerra y de como los sobrevivientes de aquel periodo lograron extraer habilidades de supervivencia increíbles, en este caso, volverse un maestro del ajedrez. Corta y con la característica solemnidad de Zweig este librito es un excelente compañero para un rato libre inesperado.


Ver más reseñas