Calificar
8,2 242 votos

Sinopsis

Una novela de curiosos misterios en el amor, los anhelos y la esperanza, un soñador que pierde su amor cuando cree haberlo encontrado. Un joven solitario e introvertido narra cómo conoce de forma accidental a una muchacha durante una “noche blanca”, fenómeno que se da en la ciudad rusa durante la época del solsticio de verano y a causa del cual la oscuridad nunca es completa. Tras el primer encuentro, la pareja de desconocidos se citará durante las cuatro noches siguientes, noches en las que la chica, de nombre Nastenka, relatará su triste historia, y en las que harán acto de presencia, de forma sutil y envolvente, las grandes pasiones que mueven al ser humano: el amor, la ilusión, la esperanza, el desamor, el desengaño.

Año de publicación:2015

25 reseñas sobre el libro NOCHES BLANCAS

Es la justificación del derecho a soñar y por cierto, del derecho a la felicidad, a lo que nos convoca Dostoievski en esta novela corta. No hay que ser necesariamente romántico (enhorabuena quiénes lo son) para haber estado más de alguna noche, tal vez no tan blanca, tal vez nublada o a lo mejor despejada, contemplando su inmensidad, imaginando que podría ser realidad esa ilusión contenida, encendiendo esos deseos de unirse a ese alguien, que a lo mejor sólo fue una cometa fugaz en esa noche y en todas las noches que siguieron. Escrito con exquisitez y delicadeza, es cierto que nos deja con sabor amargo, pero también el relato sabe a miel de ulmo y a dulce de frutilla. Y si fuera música, tendría evocaciones nostálgicas en los oídos, cuál Intermezzo de Cavalleria Rusticana, que nos dice que ese algo soñado ya no fue. ¡Cuidado!, Que no te llegue báculo en mano la trémula vejez y junto a ella la tristeza y la angustia de no haber vivido. Así te lo recuerda Dostoievski desde su pluma, como si fuera una pieza teatral en ese escenario de cuatro noches blancas y una mañana lluviosa, en que se desenvuelven almas candorosas.


Escrito en primera persona del singular dostoyevski nos propone un personaje narrador sin nombre dotando de mayor fuerza al texto, con el flujo directo escritor/lector. Nuestro protagonista, hombre tímido y solitario deambula por las calles de san Petersburgo mas triste que de costumbre, la llegada del solsticio de verano rompe su cotidianeidad y la fragil tranquilidad de observar diariamente las mismas gentes en los mismos contextos. 4 noches blancas y una mañana, sirven como despertar de un alma atormentada, dándole una esperanza, un motivo, para desbocar como lo haria un niño, su virgen corazón que empieza a oxigenarse. Un amor, o una ilusión que rompe 25 años de soledad amparada en su timidez. En su prosa, mas que en la historia esta la magia, con un monólogo interrogativo, reflexivo, donde vale la pena revolcarse cada cual en sus sensaciones y ensuciarse como un niño en su revolcon. El texto es literatura de encaje fino, sin mas arabescos ni piruetas que la inteligencia del autor. He disfrutado muchísimo de este relato, primero del año, al que me acerqué gracias a una reseña de edd. Aun no he limpiado mis ropas de polvo y barro, ni espero hacerlo, como ese primer beso que no quisiste limpiarte jamás y que no tiene porque coincidir con el primer beso. Cuidado con las lagrimitas que si no regulamos el caudal, el charco es profundo.


Un corto relato de Dotoyevski, apoyado en las noches blancas, fenómeno climatológico, que hace las noches mas claras y luminosas Un amor imposible, tierno e inocente, ( contexto de la época), en el cual en pocas páginas , con escasos personajes y mínimas situaciones hace gala de la elegancia de sus letras, de su capacidad descriptiva, y su fuerza literaria, Aderezada, con descripciones un tanto personales de la fantasía de un soñador y lo que la literatura provee y alimenta en el.. Una suerte de héroe Byroniano, al estilo de Dostoyevski, Solo una pequeña muestra del lirismo literario del autor, ampliamente desplegado en muchas otras obras. Termine absolutamente almibarado, pero con un agradable sabor de boca Para Joana.. con este concluye la lista y si ,,debes leerlo


No me fascino, es lo peor que leí de Dostoievski, aunque no es que llegue a ser malo. El protagonista es demasiado iluso, la historia es completamente insulsa, es aceptable porque está escrita por Dostoievski, nada más. No recomendaría leer este libro para conocer la obra del autor, no me resultó representativo salvo por el hecho de que, al igual que todo lo que escribe, es triste. No tiene la profundidad de obras como Crimen y Castigo, El idiota, Humillados y Ofendidos y seguramente otras que aún no leí. Nota: Compre la edición de Nórdica de la foto, y es muy linda.


Preciosa edición de esta obra de Dostoievski, con unas ilustraciones de lujo y unas paginas sedosas que da un gusto increible pasar..., en cuanto la novela, triste y breve relato de un hombre joven consumido por su solitaria vida y su timidez, perfectamente escrito por ese gran conocedor de la psicología humana como es Dostoievsky Me ha gustado la pluma del escritor pero la trama en sí, con un final muy predecible, me ha dejado un poco fria.


El nunca ha estado enamorado de ninguna mujer. Ella espera por su amor desde hace un año. El se enamora de ella. Y cuando ella presume que su amor no volverá y abre su corazon, aparece su prometido y se casa. En un instante la ilusión y esperanza declinan. Maravillosa.


El soñador y sus cuatro noches blancas, Un texto sensible e impecable ...


Fuente para muchas películas románticas (actuales), lleno de curiosos misterios en el amor, los anhelos y la esperanza. Y es que no hay nada mas profundo que el encanto de nuestras noches blancas.


Ver más reseñas