Calificar
8,0 2 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

«Tario fue ese afortunado y extraño lector de cuentos fantásticos que logró escribir algunos tan notables como las grandes piezas del género que leyó con felicidad.»Christopher Domínguez MichaelCon la publicación de La noche, en 1943, Francisco Tario rompió los moldes de la literatura mexicana de su tiempo al dar voz a los objetos y los animales para que nos pudieran ofrecer su propia visión del mundo. A veces quien habla es un ser incierto, como en «La noche de Margaret Rose», que según García Márquez es uno de los mejores cuentos del siglo XX. Pero si sus primeros relatos poseen la fuerza salvaje de una imaginación alucinada, rebosante de un humor esperpéntico que escarba en lo trágico y grotesco de la condición humana, su último libro, Una violeta de más (1968) –de cuyo volumen esta edición recoge siete cuentos–, es su obra más perfecta y depurada, muy en sintonía con los relatos de la célebre Antología de cuentos fantásticos compilada por Borges y Bioy Casares en 1940.«Se dice que en México existe una secta secreta de gente que regala libros de Francisco Tario. Los miembros ignoran que pertenecen a la secta, y en el momento en que lo descubren, son expulsados de ella.»Mario González SuárezHijo de padres españoles, Francisco Tario, seudónimo de Francisco Peláez Vega, nació en la Ciudad de México en 1911 y murió en Madrid en 1977. En su juventud fue portero del Club Asturias y pianista; en los años cuarenta y cincuenta, su actividad social y literaria junto a su bella mujer, Carmen, es frenética, pero, a pesar de ser amigo de Octavio Paz, no forma parte de ninguna corriente literaria mexicana ni pertenece a ningún grupo de escritores. Regenta tres cines en Acapulco y escribe aislado del mundo literario. Primero publica La noche y Aquí abajo. Tres años después, La puerta en el muro y una obra de aforismos inclasificable, única en la literatura hispanoamericana, titulada Equinoccio (Mario González Suárez la define como «un prontuario de maldades muy necesarias para nuestra salud mental»).A principios de los años cincuenta, Tario inicia su segunda época con la publicación de Breve diario de un amor perdido (1951), Acapulco en el sueño (1951), con fotos de Lola Álvarez Bravo, y Tapioca Inn: mansión para fantasmas (1952). En los años sesenta, al marcharse de México y fijar su residencia en Madrid, da paso a su última etapa literaria, llena de melancolía tras la muerte de su mujer, que culmina con Una violeta de más (1968). Al morir, Tario dejó unas extrañas piezas teatrales que tituló El caballo asesinado y una novela póstuma, Jardín secreto.

Año de publicación:2012

1 reseña sobre el libro NOCHE

4. La noche de Francisco Tario (22 de enero). (Club mágico de lectura) Es un libro de cuentos, en los que el autor le da vida a seres inanimados, como en el caso de La noche del féretro, La noche del muñeco, La noche del buque náufrago, La noche del traje gris, La noche del vals y el nocturno; mismos quienes nos van narrando su vida, los aspectos que son importantes para ellos, cómo es que perciben al ser humano; por ejemplo el traje gris hace una crítica bastante fuerte hacia la condición humana, que muchas veces sólo está pendiente del dinero, vive de excesos y se comporta de maneras estereotipadas por ser parte de un grupo social. La noche del vals y el nocturno, en lo particular me encantó, esa narración tan fuerte, tan profunda, de cómo van platicando ambos, cómo el vals presume que es alegre y por ello todo mundo lo ama, se burla del nocturno por ser tan triste, pero éste le responde que él es quien puede tocar realmente las fibras más sensibles de las personas, en esa discusión están cuando el nocturno empieza a gritar y a llorar y es porque se está Chopin tocándolo al piano <3 Uf, realmente extraordinario. También algunos animales nos cuentan su historia, como en el caso de La noche de la gallina, un relato en donde la gallina puede vengar su muerte y la de muchos animales que sin dañar a nadie son sacrificados, y a veces, de las peores maneras, para servir de alimento; o en La noche del perro, en el que éste nos narra cómo está viendo morir a su amo sin poder hacer algo, puesto que no sabe hablar, un relato muy conmovedor. Por otra parte, también hay personas que al borde de la locura nos narran sus historias como en La noche del loco, una historia perturbadora, donde podemos encontrarnos con temas como la pedofilia y la necrofilia; La noche de los 50 libros, en donde una persona se aparta para escribir, ha escrito 50 libros y en esa soledad en la que se encuentra sus libros se van revelando contra él, en ocasiones se mi figuró que era el propio autor, porque hay una parte en la que menciona que escribirá historias monstruosas y que se las dará a la gente, y aunque sean repugnantes ellos las van a leer, y pues mucho de eso leemos en sus cuentos; La noche del indio, en la que describe cómo vivió, cómo sabía que por su condición ni él ni sus hijos podrían acceder a la educación aunque lo anhelaban; Ragú de ternera, una historia de canibalismo, impactante. Por último, también le da vida, irónicamente, a un muerto, que narra el encuentro con la que al parecer fue el amor de su vida, y cuando la va a buscar, al fin, percibe que no lo ve y que está asustada, por lo que se da cuenta que es un fantasma. Realmente, no conocía al autor y agradezco que mi primer acercamiento haya sido con estos cuentos, porque me encantaron, la manera en que va contando las historias me pareció muy original y la lectura bastante amena y entretenida. Espero leer otras obras de él.