Sinopsis de NIEVE EN OTOÑO

Cuando publicó Nieve en otoño, su tercera novela después de David Golder y El baile, con apenas veintiocho años, el prestigio de Irène Némirovsky era ya notable, y no sólo en Francia. El New York Times la había bautizado como «la sucesora de Dostoievski» por su capacidad para reflejar las contradicciones de la vida y sus complejidades morales. En este breve relato sobre el exilio y la nostalgia, Némirovsky exhibe una vez más el don de aproximar sus personajes a los lectores y de evocar situaciones como si la frontera entre lo real y lo imaginario no existiese.La anciana Tatiana Ivanovna ha dedicado toda su vida a servir a sus señores, los Karin, a quienes ha visto nacer y crecer en la mansión de Sujarevo, en las inmediaciones de Moscú. Cuando la familia se ve obligada a huir por la Revolución de Octubre, la fiel criada termina por reunirse con ellos en París, donde, a pesar de que los Karin han perdido su posición social y su fortuna, continúa a su servicio en el modesto apartamento en que residen. Supervivientes de un mundo perdido, los Karin y su sirvienta necesitarán olvidar para salir adelante, pero la vieja Tatiana nunca deja de soñar con su tierra natal, ni de sufrir para adaptarse a la vida en un lugar donde las primeras nieves no llegan hasta pasado el otoño.Al igual que su admirado Chéjov, Irène Némirovsky tiene un talento especial para observar y captar los detalles más reveladores de la intimidad de sus personajes. El lector encontrará aquí el germen de la imponente Suite francesa, y llegará al final de esta breve novela con la sensación de haber realizado un intenso viaje emocional.

COMPRAR EN PAPEL

2 reseñas sobre el libro NIEVE EN OTOÑO

Muy buen libro de una buena escritora


32. Nieve en otoño de Iréne Némirovsky (30 de julio). Este relato es de lo más tierno, trata sobre Tatiana Ivanovna, una mujer que ha trabajado como institutriz de una familia, los Karin, por algunas generaciones, en un poblado ruso. El libro empieza cuando ella despide a dos de los muchachos que ha educado porque se tienen que ir a la guerra, por esta misma situación los Karin tienen que irse del país para refugiarse en París; quedándose Tatiana a cuidar la casa. Después de un tiempo, al darse cuenta que ya no le quedaba nada decide irse con la familia Karin a la nueva ciudad. Este cambio fue muy fuerte para ella, al estar ya mayor y observar el nuevo estilo de vida se da cuenta de que ya nada volverá a ser como antes, la modernidad del siglo XX ha influido en el comportamiento de toda la familia, ella queda triste por la situación y sólo espera que caiga la nieve en París, como ocurría en su pueblo, en Rusia. Esta situación de esperar que caiga la nieve nos habla de la espera de ese momento en que logremos adaptarnos a lo nuevo, en este caso el cambio de hogar, de ciudad, de costumbres. Me recordó un poco al cuento de Carolina Luna, Antes y ahora, en donde habla de este cambio del pueblo a la ciudad y lo difícil que puede llegar a ser, sobre todo para la gente mayor. Asimismo, también abarca diversos temas como la lealtad, ya que Tatiana se va con la familia Karin, a pesar de saber que ya no tenían la misma situación económica de antaño; también trata acerca del compromiso, la crianza de los hijos, el afrontar las situaciones y salir adelante a pesar de todos los obstáculos que puedan presentarse, y si en familia mejor, como ocurre en este libro; sin embargo, creo que esas ganas de superación vienen de uno mismo, sin importar los factores externos. Es un libro muy dulce que tiene una narrativa sencilla, con descripciones puntales que hacen imaginarte la época, el lugar, las circunstancias y sentimientos de los personajes; si quieren una historia con nostalgia y que sea breve, ésta es sin duda la adecuada, Iréne tiene el don de contarnos una gran historia en pocas páginas.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA