COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de NIEBLA

La historia de un joven rico licenciado en Derecho, hijo único de una madre viuda. que y sus problemas de amoríos y existenciales que vive al cuestionar su cotidianeidad y al visitar al propio Unamuno, quien le dice que es un ente de ficción. A Augusto Pérez, un hombre bueno y simple, pero filósofo y mujeriego –o mejor dicho, admirador del bello sexo- fueron su entusiasmo y la voluntad del propio Unamuno, su creador, los que le llevaron a la tumba.

Año de publicación:1914

38 reseñas sobre el libro NIEBLA

Que excelente manera de escribir, ahora lo llamarían ironía, yo la llamaría sabiduría, que maravillosa imaginación, que asombrosa capacidad de pensamientos, me divertí mucho con este libro. Me recordó en algunas frases a las Greguerías de Ramón Gómez de la Serna.. Extractos del libro: ¿Por qué el diminutivo es señal de cariño? ¿Es acaso que el amor achica la cosa amada? ¿Y qué es amor? ¿Quién definió el amor? Amor definido deja de serlo.


La niebla de Unamuno persiguió la existencia de Augusto. Pero su angustia existencial derivó en mortal deseo suicida, en esa difícil concordia entre el ser o no ser shakesperiano y lo que nos rodea, esa infelicidad que llega, no se sabe dónde, porque todos hemos creído, junto con Augusto, que una Eugenia vendrá algún día a decirnos lo valioso que somos. Pero a veces no llega y es mejor amarnos mas a nosotros mismos.


Un libro con reflexiones profundas de la vida, con destellos jocosos y un tanto sínicos. Con un final poco común; Augusto es un hombre taciturno y filosofo en esencia, Unamuno tiene una pluma impredesible en esta historia. Me gusto, es corta y ligera.


Sorprendente, con notas filosóficas, y una escritura moderna. Me ha gustado, mucho, poco y muchísimo...


Una buena forma de iniciarme con Miguel de Unamuno, el libro es tremendamente bueno, y tiene unos toques que te arrancan mas de una risa.


Este es el primer libro que leo de Miguel de Unamuno y la primera palabra que me viene a la mente es "Exquisito", lo cual implica por lo menos un contenido de gran calidad y buen gusto. Maneja con gran destreza las distintas personalidades de los personajes, sus miedos e inseguridades, pasando por varios momentos cómicos y la interacción que el propio autor tiene con su personaje es insuperable.


Augusto Pérez descubre, gracias a Eugenia, el mundo de la pasión y el amor, o eso cree él. Sus dudas respecto de si está enamorado de Eugenia, de Rosario, o de todas, cubren de niebla su mente y su alma y le hacen sospechar al respecto de su existencia. El autor interviene directamente como narrador y trata a sus personajes tal cual un Dios trataría a sus criaturas humanas. Augusto se humaniza dándose cuenta que es un personaje de ficción incluso demandando clemencia a su autor para seguir "vivo". Unamuno construye una comparación casi filosófica entre Dios-hombres y Autor-personajes. Todo ello parece cuestionar el sentido existencial de nuestro paso por el mundo como especie.


A Augusto Pérez, un hombre bueno y simple, pero filósofo y mujeriego –o mejor dicho, admirador del bello sexo- fueron su entusiasmo y la voluntad del propio Unamuno, su creador, los que le llevaron a la tumba. Que esto sea una nivola o una novela tanto da, como explica Pollux Hernúñez en su extroducción. En cualquier caso se trata de una edición revisada, anotada apenas, ilustrada y hecha con el cuidado que la centenaria celebración merece.


Ver más reseñas

Frases del libro NIEBLA

Y esta mi vida ¿es una novela, es una nívola o qué es? Todo esto que me pasa y que les pasa a los que me rodean¿es realidad o es ficción?¿No es acaso todo esto un sueño de Dios, o de quien sea, que se desvanecerá en cuanto Él despierte, y por eso le rezamos para acunar su sueño?

Publicado por:

Monte.

Por muy enamorada que esté una mujer de un hombre, o un hombre de una mujer, no se dan cuenta de que lo están, no se dicen a sí mismos que lo están, es decir, no se enamoran de veras sino cuando él ve que ella mira a otro hombre o ella le ve a él mirar a otra mujer.

Publicado por:

Lizana Tarín

¡esto se ha convertido en un paraíso!; ¡qué ojos!, ¡qué cabellera!, ¡qué risa! La una es rubia y morena la otra; pero ¿cuál es la rubia?, ¿cuál la morena? ¡Se me confunden una en otra!

Publicado por:

Lizana Tarín

Los hombres no sucumbimos a las grandes penas y a las grandes alegrías. Y es porque esas penas y esas alegrías vienen embozadas en una inmensa niebla de pequeños incidentes. Y la vida es esto, niebla. La vida es una nebulosa.

Publicado por:

Aforismo125

- ¡Vendrán tiempos -exclamó don Fermín- en que se disiparán los convencionalismos sociales todos! Estoy convencido de que las cercas y tapias de las propiedades privadas no son más que incentivos para los que llamamos ladrones, cuando los ladrones son los otros, los propietarios.

Publicado por:

Miguel Ángel Lunel

El que viaja mucho va huyendo de cada lugar que deja y no buscando cada lugar a que llega.

Publicado por:

BlancaMB

La vida es la única maestra de la vida; no hay pedagogía que valga. Sólo se aprende a vivir viviendo, y cada hombre tiene que recomenzar el aprendizaje de la vida de nuevo...

Publicado por:

Miguel Ángel Lunel

– Sí, ya he oído decir que lo más liberador del arte es que le hace a uno olvidar que exista. Hay quien se hunde en la lectura de novelas para distraerse de sí mismo, para olvidar sus penas... –No, lo más liberador del arte es que le hace a uno dudar de que exista.

Publicado por:

Arcadio

... Pero el hombre ladra a su manera, habla, y eso le ha servido para inventar lo que no hay y no fijarse en lo que hay. En cuanto le ha puesto un nombre a algo, ya no ve este algo; no hace sino oír el nombre que le puso, o verlo escrito.

Publicado por:

Miguel Ángel Lunel

No hay propiedad más segura que la que está sin cercas ni tapias, al alcance de todo el mundo. El hombre nace bueno, es naturalmente bueno; la sociedad le malea y pervierte.

Publicado por:

Miguel Ángel Lunel

El alma es un manantial que sólo se revela en lágrimas. Hasta que se llora de veras no se sabe si se tiene o no alma.

Publicado por:

BlancaMB