Sinopsis de MUERTE ENTRE POETAS

Finalista Premio Planeta 2008.Un encuentro de prestigiosos poetas cambia radicalmente de registro al aparecer asesinado de una puñalada en el corazón uno de los participantes. Nacho Arán, poeta, meteorólogo y detective aficionado descubrirá que casi todos los asistentes tienen algo contra el muerto, y se dará cuenta de que la supuesta sofisticación de la cultura no sirve como vacuna contra el odio y el deseo de venganza...Obra ágil y sutil pero profunda, brillante y divertida.Una historia deliciosa que hace un guiño a las viejas novelas de Agatha Christie y a las guerras literarias de Pío Baroja.

2 reseñas sobre el libro MUERTE ENTRE POETAS

Este es un libro de misterio que obviamente no iguala a los canones como Agatha Christie. Pero es una historia que da giros inesperados. Además de que te va dando vueltas y te lleva por caminos que ni siquiera veías venir. Es una historia que se lee muy rápido, entretenida. De ficción 100% aunque en algunas partes te hace creer que no es así. Sin duda si quieres un libro de misterio que te sorprenda este será sin duda uno muy bueno.


No puedes poner Muerte en el título y Agatha Christie en la reseña y soltarnos la vida de un hombre aborrecible a través de las víctimas de sus maldades. No nos puedes presentar un club de los Baskerville y hacer del protagonista el paciente oidor. Al final la decepción. Tiene cosas muy buenas, el gran manejo de la lengua en todas sus facetas. Lo mejor es la guía de lecturas y autores de la literatura en general. El esfuerzo y la técnica merecía una mejor historia.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO MUERTE ENTRE POETAS

Ser niño es lo más difícil del mundo. No es fácil sobrevivir a la infancia, aunque uno salga de ella vivo


Publicado porJesskeyring

sintió un ciempiés de caramelo paseándose por su estómago cuando leyo su nombre


(aunque a él le daba en la nariz que llegaría un dia en que los analfabetos funcionales superarían abrumadoramente en número a las personas letradas, con o sin ayuda de los críticos literarios).


Prefería a los críticos que estimulaban a la lectura, no a los que alejaban a la gente de los libros recordandoles lo malos que eran. Ya habia pocos lectores, la cosa era no contribuir a que hubiese todavía menos


... la educación es, sobre todo, política, y quien instala a los suyos en la universidad está sembrando una determinada mentalidad política en la futuras clases dirigentes de un país


Publicado porJesskeyring

... siempre había tres cuatro infelices doctores, ajenos incluso a la facultad, dispuestos a presentarse y a pasar por el mal trago de ser -y, de paso, humillados- en un proceso de selección que solía premiar al postulante de casa aunque fuera el más inepto.


Publicado porJesskeyring