COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Cuando en 1889 Emilia Pardo Bazán publica «Morriña», la autora gozaba ya de acreditada fama y popularidad tanto por su ficciones narrativas como por su labor de crítica literaria que le había llevado a divulgar entre el público español la novela europea del momento. «Morriña» se adscribe a una estética realista que doña Emilia cultiva de forma sostenida en toda su trayectoria novelística. El sencillo argumento de la novela, una historia casi doméstica que bascula entre tres personajes, doña Aurora, su hijo Rogelio y Esclavitud, la nueva doncella de la casa, no está sin embargo exento de cierta complejidad en el proceso interior y de conducta que sufren sus personajes, provocado por las relaciones que se establecen entre ellos. Desentrañar su significado último será tarea de nuestra competencia lectora.

Año de publicación:2007

2 reseñas sobre el libro MORRIÑA

Esclavitud entra a servir en una casa, acendosa y trabajadora verá desmoronarse si vida cuando se enamora del hijo de su señora que al darse cuenta de la situación cambia su actitud hacia ella alejándola. Todo ello la conducirá a un final inevitable que muchos disfrazarán de "morriña".


Emilia Pardo Bazán (La Coruña, 1851 - Madrid, 1921) fue una escritora con gran preocupación por "la cuestión femenina". Además, su origen gallego y posterior vida en Madrid hacen que sus descripciones sean al mismo tiempo, análisis social de la realidad. En esta obra hay tres personajes principales: una madre (Aurora) y su hijo Rogelio, a cuya casa llega una nueva doncella llamada Esclavitud. La historia se basa fundamentalmente en las relaciones entre estos personajes. Voy a irme por otros derroteros para no destripar la trama. La trama transcurre en Madrid aunque los personajes son de origen gallego. Durante la obra salen a relucir las relaciones que se establecían en aquél tiempo entre el servicio y la señora de la casa, es decir, entre clases. También, a raíz del contexto, se aborda la realidad migratoria en las grandes ciudades, así como las formas que tenían las personas para aplacar su morriña, con reuniones o tertulas entre personas procedentes de un mismo lugar. De hecho, parece ser que la palabra morriña tiene una clara connotación gallega. En uno de los pies de página, si no recuerdo mal, se comenta que una traducción literal de la palabra al francés, en su origen, hacía referencia al actual "mal de país" o estado de nostalgia que forma parte de lo que hoy en ciencias sociales se llama duelo migratorio. ¡Qué rico y sabio es el castellano! La historia puede enganchar o no, pero si escoges una buena edición, como la de Cátedra, puede leerse fácilmente. Algo tiene que gustarte leer en castellano de otros tiempos. En ese aspecto a mí me ha encantado. Además, el personaje de Rogelio gusta de hablar de forma rimbombante para hacer gracias. También es muy útil la información de los pies de página para obtener detalles del pasado de Madrid o del uso de galleguismos. Es interesante descubrir, por ejemplo, que en la calle San Bernardo de Madrid estuvo la Universidad Central. He de reconocer, sin embargo, que cuando llevas medio libro los pies de página saturan un poco y no apetece seguir leyéndolos continuamente. Así pues, es una buena forma de aprender historia y de ver cómo afectaba a las personas el contexto histórico de la época. Tiene un toque humorístico por las críticas a Madrid y a Galicia que la autora pone en boca de sus personajes. De hecho, recuerdo que en algún momento de la historia, en una de las tertulias entre "compatriotas" (el sentido autonómico aparece muy arraigado) alguien comenta que la gente de Galicia es tan peculiar que allí no se ven gitanos. Así que no se muerde la lengua la autora, a la vez que destaca que pese a todo la morriña por la tierra existe. Lo mejor: se supone que es una obra menor de la autora pero se aprende muchísimo con ella.


Más del autor EMILIA PARDO BAZÁN


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA