Calificar
7,8 12 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

¿Por qué el grito repentino de una desconocida y la vista de su cuerpo ensangrentado han turbado tanto a Anne Desbaresdes, que es joven y rica, y no tiene otro afecto que el de su hijo ? ¿Por qué vuelve insistentemente al café del puerto, anodino escenario del crimen ? ¿Por qué interroga a un desconocido, testigo él también del asesinato ? El vino que bebe lentamente es el pretexto que lleva a ir siempre más adelante en su investigación y a hablar ella misma siempre más. En realidad, ¿qué busca ? ¿El deseo que mató a la otra y del que ella carece ? ¿La misma muerte en manos del desconcido que la desea, él sí, sin reparo alguno ? En esas lánguidas tardes de estío, inundadas por la cálida luz del sol poniente y los olores agridulces del mar y las magnolias. Anne Desbaresdes se acerca paulatinamente a la clave del enigma.

Año de publicación:1985

1 reseña sobre el libro MODERATO CANTABILE

La leí porque un artículo sobre su autora, establecía una conexión con "El hombre sentado en el pasillo". En efecto, pareciera que la escena de la mujer muerta en brazos de su amante y asesino, le genera a ella, a Anne la protagonista, tal impacto, que durante la noche sueña con ello y completa la historia que no pudo ver. Yo me inventé la hipótesis que el sueño de Anne, es el relato de "el hombre sentado.." Anne Desabaresdes es una mujer hastiada del encierrro que vive en su mansión y de repente este crimen pasional la impulsa a cuestionar las motivaciones de los amantes y ello la llevará a entablar una relación con un extraño, que conoce en el bar. Siendo ella casada, la situación le supone miradas desaprobatorias, llenas de sospecha y malicia, pero ella corre el riesgo y busca respuestas en Chauvin, el extraño del bar. Y las conversaciones toman de repente un giro ambiguo, parece que hablaran de sí y no de los amantes trágicos. La seducción, la tensión sexual, diría crece, pero finalmente, ellos toman caminos diferentes. Ella parece tender puentes,pese a lo complicado de su situación, sin embargo, es él quien se niega a correr el riesgo.


Más del autor MARGUERITE DURAS


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA