Sinopsis

Irene Wagner lleva una vida acomodada y sin preocupaciones junto a su marido y sus dos hijos. Sin embargo, tras ocho años de matrimonio, los bailes, el teatro, la ópera y otras actividades sociales se le antojan predecibles y anodinas. Así, más por fantas

Año de publicación:1925

6 reseñas sobre el libro MIEDO

Si has leído algún libro de Stefan Zweig tendrás una idea general de lo que será esta historia , al menos en cuanto al entorno, las costumbres sociales, la caracterización de los personajes, etc. De esta manera, el autor austriaco, tal y como nos tiene acostumbrados, nos sumerge en un mundo de alta burguesía para narrar una historia de pasiones, dudas, remordimientos, deseos y miedo. El tema argumental es el adulterio de Irene, una mujer perteneciente a la alta sociedad . Un comienzo que va directo al hecho, arroja al lector a un ritmo vibrante con toques de suspenso, a través de las cuales irá reconociendo la psiquis de la protagonista, de manera paulatina y al compás dictado por el ingenio narrador omnisciente de Zweig. Una esposa y madre que vive en la nebulosa egoísta y caprichosa de su posición social, arrastrada por la inercia de una vida de comodidades y convencionalismos, signo de los tiempos de indolencia de una Europa que habría de pagar muy cara su despreocupación. El año de su publicación 1920, es un ingrediente adicional porque social y moralmente a principios del siglo xx una mujer que cometía esas acciones era considerado un escandalo. El miedo que atenaza la existencia de Irene no es como podríamos pensar en un primer momento, el que surge ante la perspectiva de ser descubierto, de las represalias familiares, o la vergüenza de ser expulsada del exclusivo círculo social al que pertenece . El verdadero miedo que impide a Irene disipar la culpa y alimenta su turbación es el miedo a,,,otra cosa que puesto que la perspectiva de la redención implica adoptar la humildad del amor, que significa, a su vez, dar el paso definitivo, difícil de abandonar una vida frívola y superficial y comenzar otra nueva de marcada por la autenticidad y el compromiso absoluto con su familia. Con todo, el relato no solo mantiene el suspenso en torno a la resolución final del enredo, sino también con respecto a la verdadera alusión y significado del título, abriendo nuevos ángulos de comprensión conforme avanza el relato; y esta es, sin duda, la principal virtud que hace de esta pequeña novela una gran pieza literaria. Debo decir que cuando decidí leer este libro tuve que dejar un paradigma con respecto al Adulterio en el sentido ¿para que leer si se sabe ya lo que sucede?. Las primeras páginas parecían un libro más, hasta que casi sin darme cuenta estaba sumergido en Europa de los años 20, Zweig es un especialista en eso!!! El final es 100% Zweig, desconcertante, muy bueno!! Termina la novela y quedas pensando... Esta breve historia la leí junto a la persona que amo. Fue una experiencia indescriptible comentar, discutir, analizar las sociedad de aquel tiempo con la actual. Después del comentario general, estuvimos horas analizando el texto... Hacer lo que te apasiona y compartirlo con la persona que amas es un placer extravagante. Comparto mi experiencia no para presumir sino para motivar podemos hacer cosas nuevas, solo hay que innovar. Y si no tenes con quien compartir te aseguro que igualmente será una gran lectura. ⭐⭐⭐⭐⭐


La pluma de Stefen Zweig es tan sublime que cada vez que termino uno de sus libros necesito tomar una gran bocanada de aire, porque mientras leo me tiene siempre aguantando el aliento. Este libro, de manera majestuosa nos refleja el miedo, ese que se siente de saberse culpable de algo, pero va más allá, me llama mucho la atención como Zweig refleja el terror de esta mujer de perder lo que tiene, pero nunca, en ningún momento siente remordimientos, su miedo es cerval, visceral, terrible, espantoso, Zweig logra que uno pueda sentir empáticamente cada estremecimiento, ese nudo en el estómago que se sabe siente Irene cada vez que suena la puerta o el teléfono, uno puede sentir la mirada del marido, esa que tal vez no diga nada, pero que cuando hay una culpa presente, se ve en la miradas de otros la recriminación, dice Zweig en una frase “el miedo es peor que el castigo” y vaya que lo es. Es increíble como he llegado a sentir todo eso que Irene siente, sin embargo, no sentí por ella ninguna lástima, se merecía sentir ese miedo, se merecía esa angustia y no estoy tan segura de que mereciera ningún perdón, no tanto por su pecado si no por su falta de remordimiento. No puedo decir que me haya sorprendido el final, pero aun así esta tan bien construido, tan bien manejado, sin duda puedo leer a este autor y volverlo a leer y siempre conseguirá atraparme, siempre conseguirá que termine un libro sintiendo una enorme fascinación por su estilo, por su escritura, por su talento. Sin duda un libro que no deja indiferente, como casi siempre sucede cuando leo libros donde Zweig decide hablar de naturaleza humana, de pecados, de sentimientos. Todo mundo debería leer a Zweig, es toda una experiencia hacerlo.


La maestría de Zweig en todo su esplendor en ésta novela!. Maravilloso como puede plasmar en palabras los sentimientos y emociones de manera que a uno le parece no ya estar leyendo, sino viviendo en carne propia la historia. Maravillosa la capacidad para desmenuzar la complejidad emocional del personaje, en éste caso el de una mujer desde la infidelidad, como es capáz de captar esa escencia y mentalidad femenina (soy mujer y por eso lo digo). En una palabra: sublime.


Una mujer de clase media-alta se aburre y se echa un amante. Cuando la empiezan a chantajear, ve q su vida actual corre peligro y empieza apreciar todo lo q tiene y puede perder. Esperaba mucho mas, es un autor q ponen por las nubes y creo q me hice unas expectativas poco reales, quizás ese ha sido el problema de mi decepción.


El horror ante la traición que había cometido duró algunos días, pero luego su vanidad se encargó de transformarlo en algo distinto, en lo que podía pensar incluso con orgullo.


Novela muy bien conducida por Zweig (como casi siempre), donde el miedo de su protagonista se convierte en angustia para el lector. Es cierto que el final es un poco desconcertante, pero para los asiduos y conocedores de la obra de éste escritor no va a sorprenderlos.