Calificar:

7,4

144 votos

Sinopsis de MI PAIS INVENTADO

Una prosa de Isabel Allende, sus recuerdos íntimos y de la visión de su Chile natal. Según confiesa la propia autora, su voluntad era armar la idea que tenía de su país como si se tratara de un gran rompecabezas formado por hombres, mujeres y paisajes. Así, rememorará la casa de la infancia, poblada de mascotas semisalvajes y de fantasmas, de vida en permanente estado de ebullición, donde destaca sobre todas la figura de su abuelo. Más tarde vendrá el abandono del país y la aparición de la nostalgia, tema central de la obra. En su conjunto se trata de un libro ameno, lleno de amor y de humor que reconstruye, desde la evocación, la vida, la felicidad añorada y los espacios más queridos de esta excelente autora chilena.

6 reseñas sobre el libro MI PAIS INVENTADO

Este libro de 200 pags. es una biografía de Isabel Allende en su peculiar estilo. Como peregrina eterna hasta que llegó a California en la década del 80, su identidad se compone de nostalgia e imaginación. Como chilena aplaudo su excelente retrato de nuestra idiosincracia y si bien se escribió a principios del este milenio y hemos cambiado bastante...en escencia somos los mismos. "Por el momento California es mi hogar y Chile es el territorio de mi nostalgia. Mi corazón no está dividido sino que ha crecido"


"En el lento ejercicio de la escritura he lidiado con mis demonios y obsesiones, he explorado los rincones de la memoria, he rescatado historias y personajes del olvido, me he robado las vidas ajenas y con toda esa materia prima he construido un sitio que llamo mi patria. De ahí soy." Isabel Allende Cuando leemos un determinado libro, establecemos una relación invisible entre lectores en la que, por un tiempo indefinido, compartimos a la distancia similares sentimientos. Mi país inventado, uno de los libros de Isabel, que según mi opinión y la de muchos, la autora se muestra de manera muy transparente, ya despojada del temor a la censura y las represalias.


En este libro de memorias Isabel Allende nos va dibujando ese país imaginario que vive en su mente, y donde habita cada escenario y personaje de sus novelas, que no es otro que su Chile natal, sus gentes, familia, amigos. Durante toda la obra Isabel describe su patria con amor, pero sin dejar de lado la lealtad y cariño hacia la tierra donde echó raices definitivas, California. Un lujo leer en 164 páginas, la inspiración de Isabel para sus novelas. Un gusto siempre leer su prosa cercana y cálida, y el lenguaje colorido y realista que caracterizan a Isabel Allende.


Un nieto que observa las arrugas en la cara de su abuela y acaba dándole "todavía" tres años más de vida y una pregunta en una conferencia sobre lo que la nostalgia ha influido en la literatura de la escritura chilena a lo largo de su carrera literaria son los motores que propulsan esta pequeña-gran obra. Isabel Allende decidió escribir este ensayo por dos motivos bien diferenciados pero con bastante fondo común en definitiva. A través de la inteligencia y el sentido del humor de los que siempre hace gala la escritora viva que más libros (de todo tipo) vende en el mundo, la sobrina de Salvador Allende reflexiona en voz alta sobre el pasado y el presente, tanto personal como de su patria chilena, desde su más tierna infancia hasta el presente (de 2003), pasando por los sucesos más importantes de su vida, siempre ligados a los grandes acontecimientos acaecidos en su país. Su amor por Chile, la melancolía por la pérdida del país que ella había vivido años atrás, la conciencia de haber sido peregrina y forastera en todas partes y la nostalgia que de todo ello fue naciendo a través de los años hacen de este ensayo también una crónica de la historia reciente - y no tanto - de ese país de esencias longitudinales, tal y como ella llama a su patria (algo que, a su vez, toma del gran maestro Pablo Neruda). La ausencia de dicho lugar provoca, tal y como reconoce la propia autora, que ese país que ella conoció se vaya transformando en su mente, resultando una nueva patria que será real y fantástica a la vez. En efecto, Chile aparece como una tierra preciosa, estoica y hospitalaria dominada por el racismo y el machismo. Con gran maestría, Allende vuelca todos sus sentimientos y recuerdos - reales o no - para enlazar dos historias, la de su país y la propia, con un tono intimista y poético que dará como resultado una obra que debe ser leída sí o sí: por quienes quieran saber más sobre la historia reciente del país, por aquellos enamorados de la literatura de la autora que estén ávidos de conocer aspectos de su vida personal y hasta por aquellos que deseen sentir el placer de leer una narrativa poética tan repleta de giros humorísticos y poéticos. Hacer una reseña sobre una obra de tan variados contenidos y pensamientos me resulta algo complicado. Desde luego, no estamos ante una novela que tiene una trama determinada sino ante una gran cantidad de recuerdos, sentimientos y divagaciones varias que no me permite definirla mucho mejor de lo que acabo de hacerlo. Simplemente, para terminar, he decidido extraer tres frases que creo definen bastante bien lo que llevó a la autora chilena a escribir "Mi país inventado": - La escritura es un intento de comprender las circunstancias propias y aclarar la confusión de la existencia, inquietudes que no atormentan a la gente normal, sólo a los inconformistas crónicos, muchos de los cuales terminan convertidos en escritores después de haber fracasado en otros oficios. Esta teoría me quitó un peso de encima: no soy un monstruo, hay otros como yo. - Así es la nostalgia: un lento baile circular. Los recuerdos no se organizan cronológicamente, son como el humo, tan cambiantes y efímeros, que si no se escriben desaparecen en el olvido. - Soy escritora porque nací con buen oído para las historias y tuve la suerte de contar con una familia excéntrica y un destino de peregrina errante. El oficio de la literatura me ha definido: palabra a palabra he creado la persona que soy y el país inventado donde vivo. La afirmación de que de no ser por el golpe de estado auspiciado por la CIA contra su tío en 1973 jamás se habría dedicado a la escritura me ha llamado poderosamente la atención. Como se suele decir: "no hay mal que por bien no venga".


Me lo pasé genial leyendo un libro que describe muy bien a la sociedad chilena. Muy entretenido


Compré este libro en mí viaje a Chile, me ayudó mucho a comprender una sociedad que me parecía tan distante a la mia. Isabel Allende hace un recorrido por su vida y su país tan querido logrando transmitir un poco de su cariño al lector. Un libro hecho de nostalgias que forman parte de la identidad de un pueblo. Recomendable para conocer Chile.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR ISABEL ALLENDE


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO MI PAIS INVENTADO

La memoria está condicionada por la emoción; recordamos más y mejor los eventos que nos conmueven, como la alegría de un nacimiento, el placer de una noche de amor, el dolor de una muerte cercana, el trauma de una herida.


Publicado porNines65

"Tanto me he incorporado a la cultura californiana, que practico meditación y voy a terapia, aunque siempre hago trampa: durante la meditación invento cuentos para no aburrirme y en terapia invento otros para no aburrir al psicólogo"


Publicado porFiura

"Soy escritora porque nací con buen oído para las historias y tuve la suerte de contar con una familia excéntrica y un destino de peregrina errante. El oficio de la literatura me ha definido: palabra a palabra he creado la persona que soy y el país inventado donde vivo".


Publicado porFiura

"California es mi hogar y Chile es el territorio de mi nostalgia. No crea Ud. todo lo que digo,tiendo a exagerar y, tal como lo advertí al principio, no puedo ser objetiva cuando de Chile se trata"


Publicado porFiura

Así es la nostalgia: un lento baile circular. Los recuerdos no se organizan cronológicamente, son como el humo, tan cambiantes y efímeros, que si no se escriben desaparecen en el olvido.


Publicado porNines65

"Miguel y yo nos divorciamos amigablemente. Tan aliviados nos sentimos con esta decisión, que al despedirnos nos hicimos reverencias japonesas por varios minutos".


Publicado porFiura