1. ALIBRATE
  2. LITERATURA JUVENIL
  3. MESTIZA (COVENANT #1)

Calificar:

8,4

51 votos

Sinopsis de MESTIZA (COVENANT #1)

¿Serías capaz de matar a quien amas? Los Hematoi provienen de la unión entre dioses y mortales; y los hijos de dos Hematois de sangre pura tienen poderes divinos. En cambio, los hijos de Hematois y mortales, no. Los mestizos solo tienen dos opciones: entrenar para ser centinelas, cazando y matando Daimons, o convertirse en sirvientes en las casas de los puros. Alexandria prefiere arriesgar su vida luchando antes que limpiar retretes, aunque de todas formas, puede que termine en los barrios bajos. Hay reglas muy estrictas que los estudiantes del Covenant deben seguir. Álex tiene problemas con todas, pero especialmente con la regla número 1: «Las relaciones entre pura sangre y mestizos están prohibidas». Por desgracia, Álex se siente atraída por Aiden, un pura sangre irresistible. Aunque enamorarse de Aiden no es su mayor problema; mantenerse viva hasta su graduación en el Covenant y llegar a ser centinela sí lo es. Si no cumple con su deber, se enfrentará a un futuro peor que la muerte o la esclavitud: se convertirá en un Daimon y Aiden será su cazador. Y eso, no es nada bueno.

8 reseñas sobre el libro MESTIZA (COVENANT #1)

Aquí empieza la historia de Álex, una mestiza que después de tres años fuera regresa al Covenant, una escuela donde desea continuar su preparación para convertirse en Centinela, se lleva una gran sorpresa cuando descubre que su tío es el nuevo decano y su padrastro es el patriarca del consejo de puros, ninguno quiere que continúe sus estudios. Por los años que lleva sin entrenar su tío cree que no está preparada para retomar sus clases, quiere que se vaya con su padrastro pero eso no es lo que ella desea, con ayuda de unos centinelas puros que la apoyan logra hacer un trato con su tío, entrenara todo el verano para ponerse al nivel de sus compañeros, si no lo hace deberá irse. Aiden además de ser su entrenador es alguien que le gusta desde antes de que se fuera, el problema, él es un puro, si hay una regla importante en el Covenant es que un puro y una mestiza no pueden estar juntos. El libro no me atrapó hasta casi al final, cuando ya empieza a tener más emoción, se revelan ciertas cosas que le den un gran giro a la trama y me impidió soltarlo hasta terminarlo. La pluma de la autora es ligera por lo que se avanza bastante rápido con la historia. Una de las cosas que me daba miedo del libro era lo que decían de la protagonista, que en ocasiones llegaba a ser un poco desesperante, no quería que eso pasara porque todos los libros están narrados por ella y eso podría ocasionar que abandonara la saga. Para mi sorpresa no fue así Álex me cae bastante bien, es impulsiva, rebelde y si, en ocasiones actúa imprudentemente pero no es tonta o eso me parecío a mi, también es divertida y le da mucha vida a la historia. Con Aiden aún no me termino de decidir, como lo veo todo desde la perspectiva de Álex me cuesta verlo más allá de la perfección con la que ella lo ve. Hay otro personaje que me llamó la atención pero aún no sale mucho, esperaré a ver cómo se desarrolla en los próximos libros, eso si los encuentros con Álex pasaban de lo divertido a lo intenso en cuestión de segundos. Esos capítulos fueron de lo más entretenidos. En cuanto al cliché del amor prohibido es uno de los que más me gustan, la manera en que se maneja aquí me llama demasiado la atención por la diferencia tan marcada de razas que hay entre los puros y los mestizos, a tal grado que los mestizos que no pueden pelear contra los daimons son drogados y marcados como trabajadores de limpieza. Ese también es el castigo que obtiene un mestizo al querer estar con puro. Lo de los daimons me sigue llamando la atención parece una buena trama, más con los giros que se dan al final, fue lo que me motivó a seguir leyendo la saga, ya que lo principal por lo que quería leerla el tema de los dioses aún no aparece mucho, espero que se desarrollé mejor para no abandonarla.


Este libro me hizo sentir demasiados flashbacks de la saga «Vampire Academy», en serio, muchas cosas eran TAN iguales, que me sorprende que la Jenni y Richelle Mead no piensen igual. Tenemos un amor prohibido, una narradora fuerte y luchadora, a la que le ponen de tutor a aquel hombre que es su amor prohibido. Junto con muuuchas cosas que se me hicieron parecidas a varias combinaciones de los libros de la saga «Vampire Academy». En fin, «Mestiza» inicia en el mismo momento (o por lo menos unas horas después) en que terminó «Daimon». Este mundo creado por la autora se concentra en la mitología griega, más que todo, en los hijos de los semidioses con humanos, los cuales llevan el nombre de «Hematoi», pero coloquialmente les dicen «puros», estos pueden controlar algún elemento, ya sea agua, aire, tierra o fuego; también tenemos a los hijos de esos Hematoi con mortales, los cuales son los «mestizos», no pueden controlar ningún poder, pero sí llegan a heredar la belleza de los puros, su fuerza y rapidez; y claramente hay mortales, que no saben nada sobre este mundo y son completamente ignorantes acerca de todo. Los puros gobiernan en ese mundo, sin cabida para que haya algún mestizo en el puesto, pues ellos solo tienen dos opciones: servidumbre, o volverse Guardias o Centinelas. Los guardias son quienes cuidan a los puros de los «Daimon», mientras que los Centinelas van a cazar a los Daimon, aunque también trabajan protegiendo a otros. Los Daimon, son una raza de antiguos puros que llegaron a probar el éter (algo que se encuentra en la sangre de los puros, en mucha cantidad, y en los mestizos, pero con muy poca cantidad), lo cual los vuelve adictos y solo piensan en matar para volver a probar éter. Los puros no pueden ver a través del velo de los Daimon, para ellos lucen como los que eran antes, no obstante, los mestizos sí ven a través de él, y solo pueden observar un rostro con huecos oscuros como ojos y dientes muy afilados. Además, está completamente prohibido una relación de cualquier manera entre puros y mestizos, amistades sí hay, pero son raras de observar. El castigo solo se lo llevaría el mestizo, obligándolo a la servidumbre por el resto de su vida. Pero también existe otra raza, el «Apollyon», un mestizo capaz de controlar los cinco elementos (además de los cuatro elementos siempre conocidos, pueden controlar el akasha). De este solo existe uno por cada generación, y si hay dos... Bueno, solo una vez se pudo ver eso en toda la historia, y digamos que no salió muy bien. En fin, esta historia se centra en Álex, nuestra protagonista, una mestiza de diecisiete años que estuvo fuera del Covenant (donde van puros y mestizos a estudiar y entrenar) durante tres años, por lo que se atrasó muchísimo. Luego de varios sucesos, ella vuelve y tiene tres meses para demostrar que puede estar al nivel de los demás, siendo su entrenador Aiden, un puro Centinela por el que Álex tiene un crush muy prohibido. Y bueno, hay revelaciones, romance, acción y mucho más, con la pluma ligera, rápida y divertida que caracteriza a Jennifer L. Armentrout. Me gustó, me lo leí súper rápido y me hizo comenzar directamente con el segundo.


Ella es la típica chica guapa que no se cree guapa ni fuerte... Pero que lo es. Además piensa que todos la odian o que le tienen miedo, se victimiza un poco ella sola. Y como ya he leído muchos libros de este estilo sabemos que la prota va a ser importante en su mundo de puros y mestizos y que tendrá que sufrir un poco para encontrar la redención en el futuro. La historia es entretenida y lo que más me ha gustado han sido las conversaciones entre Alex y Aiden, porque son bastante irónicas y tontas y acaban siendo graciosas.


Es de mis sagas preferidas y realmente no entiendo porque tiene tan poco reconocimiento. La protagonista me parece una chica súper fuerte y es de mis personajes femeninos favoritos. Una historia de mitología griega que recomiendo al 100%


Personalmente, Jennifer simplificó con palabras una historia cargada de fantasía con ciencia ficción y un romance que se extenderá hacia el final de la saga. Los personajes fueron especialmente creados y facilitan mucho el entendimiento de la narrativa. Además de que me encantó la saga diferí con el final. No obstante Jennifer sigue siendo de mis autoras favoritas; acabé su saga en dos días.


La historia te engancha, pero no me volvió loca.


En fin, el libro en sí está bien, Jennifer L. Armentrout es una de mis autoras favoritas, sin embargo me recordó tanto la relación de los protagonistas a la relación entre Rose y Dimitri en Vampire Academy (que además me acababa de terminar) que no me emocionó lo suficiente como para seguirla.


Jennifer Lamentablemente esta vez disiento con la gran mayoría de los comentarios... yo apenas terminé el libro. Si me he autonombrado como la presidente del club "odiamos a Rose Hathaway" ahora sólo me queda ampliar el nombre del club. La similitud con Vampire Academy es enorme, y la personalidad inmadura y pesada de la protagonista también —pero a diferencia de VA— Rachel Mead ha mantenido cierta lógica argumental que aquí veo mucho más pobre. Amo la literatura fantástica, pero me molestan los libros que subrayan clishés de este tipo: la chica ruda que no es tan ruda, virgen pero sexy, víctima de todo lo que pueda pasarle para volver victimizarse y etc., etc., etc... PERDÓN, PERDÓN, PERDÓN, pero es un libro que definitivamente no recomendaría.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MATAR A UN RUISEÑOR

HARPER LEE

Calificación General: 8,6Por leer

ORGULLO Y PREJUICIO

JANE AUSTEN

Calificación General: 8,7Por leer

PATRIA

FERNANDO ARAMBURU

Calificación General: 8,8Por leer

MÁS LIBROS DEL AUTOR JENNIFER L. ARMENTROUT


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA JUVENIL