1. ALIBRATE
  2. BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS
  3. MEMORIAS DE UNA JOVEN FORMAL

Calificar:

8,4

48 votos

Sinopsis de MEMORIAS DE UNA JOVEN FORMAL

Primera parte de una autobiografía de Simone de Beauvoir, la búsqueda de una conciencia que se examina a si misma imponiéndose un rigor implacable. La autora va trazando las primeras etapas de un aprendizaje: existir sin concesiones a falsos ideales o autoengaños. Este primer tomo se cierra con un gran encuentro: recién ingresada en la Sorbona, Simeone de Beauvoir traba amistad con alguien a quien acaba de conocer: Jean Paul Sastre, que dice. «A partir de ahora la tomo entre mis manos». Historia de una conciencia que se revela en la libertad y en la «necesidad aplastante», la autobiografía de Simone de Beauvoir es ante todo la búsqueda de una existencia, es decir, en el tiempo como actualidad concreta, en la suma de ambigüedades y contradicciones de lo que podría llamarse «la opacidad de la empresa de vivir», que la literatura transforma en transparencia, pues nadie se comprende a sí mismo sino a través de los demás».

3 reseñas sobre el libro MEMORIAS DE UNA JOVEN FORMAL

Empece a leer esta autobiografía de Simone de Beauvoir a los 25 años. Me lo regalo mi madre y reconozco que lo comence con cierto prejuicio. No sabía mucho de la autora realmente, y sin embargo para mí era la mujer “feminista” que toleró todas las infidelidades de Sartre y probablemente por ser su mujer había sido tan publicada. En mi mente era una especie de Frida Kahlo de la filosofía, pobre mente, que prejuicios y en que error me encontraba. Esta novela me sorprendió muchísimo, narra la infancia de Simone hasta su ingreso a la facultad donde conocerá a Sartre. Esta muy bien escrito, es sumamente interesante y muy sorprendente sobre todo conocer cómo fue criada en el seno de una familia católica y burguesa. Al finalizar este libro no conseguía su continuación (la autobiografía cuenta de 4 novelas). Como puede no estar en stock un libro como este en argentina? Tuve la suerte de encontrarlo por casualidad en Uruguay en uno de esos expositores cilíndricos que van girando y entre las ediciones de bolsillo estaba otra joya, La Plenitud de la Vida. Muy fácil de leer, hoy más vigente que nunca, luego de leer gran parte de la obra de Beauvoir no entiendo como puede ser que Margaret Atwood este supuestamente siendo considerada para un Nobel mientras que Simone de Beauvoir creo no fue siquiera tomada en cuenta.


Es interesante conocer cómo fue desarrollando su pensamiento y cómo fue fortaleciendo sus creencias a los 15 años cuestionó su religión, este libro lo escribió hace 62 años. Como me hubiera gustado leerlo a los 12 años donde siempre solía escuchar “ eso no pueden hacer los niñas por que para eso están las niños “, ( claro que yo me declaraba en rebeldía bajo el apoyo de mi madre), Hubiera podido citar a Simone...en mis momentos más rebeldes...!


Es maravilloso cómo explora su vida y sus emociones, desde su infancia como fervorosa creyente, pasando por su adolescencia en la que comienza derribar lo aprendido, hasta su adultez en la que definitivamente elige quién quiere ser y qué esperar de su vida. Sin duda, una mujer única que sentó un precedente en la historia.


MÁS LIBROS DEL AUTOR SIMONE DE BEAUVOIR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


FRASES DEL LIBRO MEMORIAS DE UNA JOVEN FORMAL

Hay varias cosas que detesto del amor.


Publicado porJUAN PEDRO PABLO

...me decía mientras hubiera libros mi felicidad estaba garantizada.


Publicado porHdelC

Había caído en una trampa; la burguesía me había convencido de que sus intereses se confundían con los de la humanidad; yo creía poder alcanzar de acuerdo con ella las verdades valederas para todos: en cuanto me acercaba se erguia contra mi.


Publicado porEbast

La triste esclavitud de los adultos me asustaba; nada imprevisto les ocurría; soportaban entre suspiros una existencia donde todo estaba decidido de antemano sin que nunca nadie decidiera nada.


Publicado porEbast

« No descubrí la negra magia de las palabras hasta que me mordieron en el corazón. »


Publicado porEvelin Trinidad

Me dio, sin embargo, indicaciones preciosas sobre la manera en que había que mirar un cuadro de Picasso; me azoraba porque podía identificar un Braque o un Matisse sin ver la firma ...me parecía brujería.


Publicado porHdelC