Sinopsis de ME LLAMO ROJO

Novela histórica policiaca, un viaje al terreno entre el arte, la religión, el amor, el sexo y el poder.. ¿Qué sucede cuando el Sultán turco encarga un libro ilustrado a la manera europea? En el Estambul de finales del siglo XVI, el Sultán encarga secretamente un gran libro que celebre su vida y su imperio. Los encargados de iluminar esa obra son los mejores artistas del momento, pero... deberán hacerlo al modo europeo. Cuando uno de esos miniaturistas desaparece y nacen las sospechas de asesinato, el maestro del taller deberá buscar ayuda. «Pamuk es uno de los grandes novelistas. Me llamo Rojo es de lejos su más majestuosa y sorprendente aportación a su guerra particular entre Oriente y Occidente.» New York Times Book Review

COMPRAR EN PAPEL

8 reseñas sobre el libro ME LLAMO ROJO

En "Me llamo Rojo" Pamuk desarrolla una novela policial, que comienza con el homicidio de un ilustrador. Hasta allí, todo normal, sin embargo es una concatenación de cuestiones exóticas que hacen de este libro una obra muy singular. Debemos agregar que la obra transcurre en la Turquía imperial del Siglo XVI, en el micro ambiente de los ilustradores y su relevancia dentro del mundo musulmán de esa época, con costumbres y normas absolutamente extrañas a nuestra cultura (por ejemplo un buen maestro ilustrador debía quedar ciego con el transcurso de los años por el uso que le daba a su vista, entonces si ello no sucedía naturalmente ellos mismos se pinchaban los ojos para quedar ciegos). El valor de la repetición y la no innovación como virtud y respeto al Islam era moneda corriente contra los occidentales que habían introducido conceptos "infames" como las perspectivas en las ilustraciones. Pero si todo esto no bastara para hacer un policial único, el mismo se desarrolla narrado cada capítulo por un personaje distinto, con visiones distintas, información y percepción según cada narrador. Ello hace que se llegue casi al final del libro sin indicios del homicida. El primer capítulo "Estoy muerto" está relatado por el cadáver del ilustrador asesinado. En el medio, hay una bellísima historia de amor entre el protagonista, devenido en pseudo detective llamado "Negro" y la bella "Seküre" (nota aparte, observará el lector el peculiar método utilizado por Seküre para darle una especie de "primeros auxilios" a Negro cuando este se debate entre la vida y la muerte, sobre todo la genialidad en el relato... no puedo contar más). Podemos decir que es un policial, que es una historia de amor, que es una novela histórica, riquísima en detalles de la sociedad islámica turca del Siglo XVI (donde incluye la descripción de cómo se administraba justicia, se manejaba el poder del Sultán). Todo ello con una narración impecable, rica en la trasmisión de sensaciones, estados de animo, escenarios (sin ser tedioso). Hay sexo, arte, religión, amor, poder, codicia, .... ¿se puede pedir más? Descrubrí en Orhan Pamuk un escritor excepcional!!! Recuperando reseñas que fueron a "comentarios" (creo que la primera me salió mejor.... )


Thriller policiaco, en la turquia antigua, un excelente estilo literario, un gran manejo de los tiempos, actores, su descripcion me hace imaginar oscuridad, noche, tinieblas misterio, todo elementos para este desarrollo policiaco, lo compare, toda proporcion guardada, con el nombre de la rosa de Humberto Ecco


No me gusta mucho el genero policíaco, pero este libro es distinto. Muy muy recomendable.


Esta novela está narrada en primera persona, con la peculiaridad de que cada capítulo cuenta con diferente narrador, es decir, cada uno de los personajes va contando la historia de la época de la decadencia del Imperio Turco en el siglo XVI, cuando el sultán solicita a sus ilustradores de confianza que a través de diversos lienzos le hagan un libro espectacular. Sin embargo la historia se ve ensombrecida por la traición y la envidia de un hombre que comete dos asesinatos y que al ser esclarecidos serán brutalmente vengados. Un libro sumamente interesante, muy bien documentado, con una bella prosa, aunque en partes un poco denso y creo que pudo haber sido más corto pero es una extraordinaria novela, larga y profunda, digna de leerse.


La forma en que desarrolla las conversaciones entre los ilustradores, utilizando el arte como medio para introducirnos en la cultura y pensamiento Islámico, me pareció maravillosa. De gran valor literario y cultural, creo que es un libro que “ayuda a entender”.


Esta novela está narrada en primera persona, con la peculiaridad de que cada capítulo cuenta con diferente narrador, es decir, cada uno de los personajes va contando la historia de la época de la decadencia del Imperio Turco en el siglo XVI, cuando el sultán solicita a sus ilustradores de confianza que a través de diversos lienzos le hagan un libro espectacular. Sin embargo la historia se ve ensombrecida por la traición y la envidia de un hombre que comete dos asesinatos y que al ser esclarecidos serán brutalmente vengados. Un libro sumamente interesante, muy bien documentado, con una bella prosa, aunque en partes un poco denso y creo que pudo haber sido más corto pero es una extraordinaria novela, larga y profunda, digna de leerse.


Pamuk logra generar un contexto histórico maravilloso sobre el Imperio Otomano, en el cual nos cuenta una ficción excepcional. El Maestro iluminador Maese Donoso ha sido asesinado. Los sospechosos: Mariposa, Cigüeña y Aceituna sus compañeros maestros ilustradores que han sido seleccionados por Tío, que a su vez a este, el sultán le ha encargado retratar un libro secreto de su reinado y sus hazañas a la antigua forma de los antiguos grandes maestros para regalar al Duque de Venecia pero se sospecha que el libro es blasfemo, porque el sultán quiere colocar un retrato suyo al estilo de los maestros francos, para demostrar que sus maestros son capaces de igualar e incluso superar a los pintores cristianos. Pero el Islam prohíbe la idolatría y nadie puede igualarse a Dios. De este modo, Pamuk nos empieza a narrar en la voz de cada uno de sus protagonistas, la historia entrelazada de amor, odio, religión, sexualidad y guerra. Con el lenguaje de cada uno de los protagonistas narrando su versión de los hechos, hace un juego magnífico que, si el lector es meticuloso, puede llegar a deducir al asesino antes de que la narración lo saque a la luz. Me encanta la forma que está escrito, y los pequeños relatos que crea para tocar distintos temas me parecen absolutamente deslumbrantes. La pluma de Pamuk tiene toda la libertad para relatar, sin ningún tipo de tapujo o vergüenza y eso es genial en un autor.


Esta novela está narrada en primera persona, con la peculiaridad de que cada capítulo cuenta con diferente narrador, es decir, cada uno de los personajes va contando la historia de la época de la decadencia del Imperio Turco en el siglo XVI, cuando el sultán solicita a sus ilustradores de confianza que a través de diversos lienzos le hagan un libro espectacular. Sin embargo la historia se ve ensombrecida por la traición y la envidia de un hombre que comete dos asesinatos y que al ser esclarecidos serán brutalmente vengados. Un libro sumamente interesante, muy bien documentado, con una bella prosa, aunque en partes un poco denso y creo que pudo haber sido más corto pero es una extraordinaria novela, larga y profunda, digna de leerse


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR ORHAN PAMUK


LA VIDA NUEVA

ORHAN PAMUK

Calificación General: 7,9Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO ME LLAMO ROJO

...había usado con todo descaro el estilo de la perspectiva en la última ilustración. En ella, como hacen los francos, las cosas estaban pintadas no según la importancia que tienen en la mente de Dios, sino tal y como la ven nuestros ojos. Aquello era un terrible pecado."


Publicado porphilosophico

Porque no hay mentira a la que no sea capaz de recurrir con tal de que la historia sea hermosa y nos la creamos.


Publicado porphilosophico