Búsqueda avanzada de libros
Calificar
9,2 281 votos

Sinopsis

La biografía de un judío superviviente de los campos de exterminio, contada a través de su hijo Art, un dibujante de cómics que quiere dejar memoria de la aterradora persecución que sufrieron millones de personas en la Europa sometida por Hitler y de las consecuencias de este sufrimiento en la vida cotidiana de las generaciones posteriores. Apartándose de las formas de literatura creadas hasta la publicación de Maus, Art Spiegelman se aproxima al tema del Holocausto de un modo absolutamente renovador, y para ello relata la experiencia de su propia familia en forma de memoir gráfica, utilizando todos los recursos estilísticos y narrativos tradicionales de este género y, a la vez, inventando otros nuevos. La radicalidad narrativade esta obra marcó un antes y un después en el universo de la novela gráfica, y por ello Maus obtuvo el primer y único premio Pulitzer otorgado a un cómic.

Año de publicación:1980

39 reseñas sobre el libro MAUS

Artie Spiegelman empezó a publicar por entregas en la revista Raw, fundada por él mismo y su esposa, las historietas que conforman el cómic completo de Maus, a partir de 1980. En él, el autor nos cuenta la historia de sus padres supervivientes a los campos de concentración de Auschwitz y Auschwitz Birkeniau II. Son muchos los libros que se han escrito sobre el holocausto, desde el mítico "El niño con el pijama de rayas", hasta las nuevas novelas que nos cuentan de los supervivientes como Dita Kraus en "La bibliotecaria de Auschwitz". Son muchos los testimonios realmente desoladores que están saliendo a la luz. Pero este autor no pretende contar una historia más, cuenta la de sus padres, cómo recuerda su padre haberlo vivido y cómo afronta la vida tras esa supervivencia. Cómo esas experiencias vitales de sus padres y familiares le confirmaron a ser el tipo de persona que el autor fue y la forma en que él decidió expresar, en forma de cómic, todo lo acontecido. Con un formato completamente dinámico y jugando un poco con la personificación animal típica de las fábulas, con el ratón y el gato, los cerdos, lo perros, etc, es una de las mejores obras que he visto. Me enamoró y me hizo llorar, a la vez que dejando de lado la magnífica historia que cuenta, no deja de resultar realmente didáctica por los mapas que contiene y la explicación de la organización de los territorios, la guerra o los campos de concentración.


Brutal, refleja tan bien la situación que es imposible no encariñarte con los personajes y te mantiene en tensión todo el tiempo, pues aunque sabes como acaba no puedes más que mantener la esperanza de que algo bueno pase. Más allá de la cruda historia que se presenta en esta novela gráfica y las horribles e inhumanas cosas a las que los judíos tuvieron que enfrentarse, me quedaré con la historia de Vladek y Anja, la forma en la que a pesar de todo él siempre se esforzó para mantenerla segura y como fueron su mutua motivación para buscar la forma de seguir con vida. Creo que el autor tuvo mucho valor para retratar su relación con su padre y todos los tormentos y culpas con los que ha tenido que vivir. Esta fue mi primera lectura en inglés (era mucho más barata que en español) y me siento orgullosa porque fue una lectura muy fluida a pesar de que desde que salí de la escuela no lo practico mucho.


La obra maestra de Art Spielgeman es uno de los caballos de batalla contra los prejuicios y estigmas que aún campean sobre la novela gráfica y su valor literario. Su radicalización narrativa le valió el único premio Pulitzer otorgado a un cómic, la auténtica genialidad que la recorre resulta vital para considerarla como un vínculo de compromiso para la causa histórica de la devastación nazi. Recoge el testimonio de uno de los supervivientes de Auschwitz, contado a su hijo, en una manera de recuperar sus recuerdos del Holocausto y de un hombre que entró, sobrevivió, pero no salió igual. Spielgeman lo consigue sin distorsionar lo que esos horrores habían sido, ni con el extremismo de la idolatría o la propaganda. Un dibujo austero acorde a lo que se narra y con el recurso de los animales, ya utilizado por Orwell. MAUS es esencial.


Maus es una de esas historias que te dejan pensando en la brutalidad del ser humano. Todos conocemos el Holocausto y lo que hicieron los nazis a los judíos en los campos de concentración. Hoy puede ser un testimonio silencioso y solitario de lo que pasó allí, pero uno no puede dejar de pensar en las atrocidades que vivieron y sintieron millones de personas. Esta novela gráfica no deja de ser un testimonio más, uno de muchos que pudieron contarlo. El autor narra la historia de sus padres, una historia que lo marcó de por vida y que para poder superarla quiso contarla en una alegoría visual: la del gato y el ratón. Es una historia llena de matices que no solo se centra en el propio Vladek sino que su mujer también tendrá un papel principal e incluso el propio Art, ya que, esta historia es una historia dentro de otra, una metahistoria en la que el autor nos narra sus propias desgracias y su propia vida. Así sabremos que la relación con su padre está lejos de ser perfecta, o que la sombra del hermano mayor desaparecido siempre será una carga para él, o que sus transtornos psicológicos van más allá de una simple depresión, o que sus relaciones sentimentales no son tan estables como quisiera. Con todo esto se deja constancia de que Maus no es solo el Holocausto y el horror que vivieron los Spiegelman, Maus es mucho más. Es una historia que se centra en los sentimientos de las personas, en una historia personal muy dura llena de superación pero totalmente imperfecta. Una tragedia familiar que arrastra un peso insoportable en muchas ocasiones y lo arrasa todo, incluso a aquellos que no la vivieron pero que la ven como una sombra acechante.


Novela grafica con historia, en todos los sentidos, y de historia en mas de uno. Por un lado narra la historia de un superviviente del holocausto, el padre deSpegelman , quien paso de Polonia a Auschwitz y otros campos de concentracion , separado de su familia y solo vuelto a reunir al termino de la guerra , contado en tres tiempos, la vida de Vladek antes de la guerra, la vida de Vladek durante laguerra y la epoca actual ( en la cual se escribió la historia), y es la mas enternecedora pues recrea la relacion de padre hijo (del narrador y escritor respectivamente), Por otro lado la forma de publicación, primero como tira comica y por entregas en diferentes revistas,,su peso e importancia como texto de divulgacion y denuncia, y su premiacion con un Pullitzer( el primero a una novela gráfica), Mas aun la idea de presentar con animales antropomórficos, que segun el mismo autor surge de su trabajo como cartonista y de su aficion por los personajes de Tom y Jerry, norteamericanos, Una forma de literatura no tan novedos@ y con un peso específico , además de un publico específico ( constante) pero que representa literatura a considerar por todo adepto a la misma Trabajos similares, con peso y representativos serian tambien V de Venganza, Persepolis entre otras , y las tipicas de manga y su repercusion en todos los idiomas y naciones, Por otro lado, en mi experiencia esta tambien la de ficcion Cyberpunk, The Ghost in the Shell, Batman Avengers y algunas otras


<b>Reseña completa en el blog: <a href="https://lenguasucinta.blogspot.com/2019/04/maus-de-art-spiegelman.html">Lengua Sucinta</a></b>


La historia da comienzo cuando el autor le pide a su padre que le cuente su historia, porque quiere hacer un cómic sobre el Holocausto. De esa manera, Spiegelman (nos ponemos de pie...) no se limita a contar los hechos históricos que surgen del rela to de Vladek, sino que nos hace partícipes de todo el proceso creativo: Las reuniones con su padre, ya anciano y mañoso y cada una de las entrevistas a lo largo de las cuales va hilvanando sus recuerdos. Hay intimidad en el relato: no existen distancias hollywoodenses: Leer Maus era estar sentada allí con Vladek, con sus manías y sus “cosas de viejo” , con sus interrupciones y sus caprichos. Y por eso mismo esta historia ya conocida logró conmoverme como si la escuchase por primera vez en mi vida. La relación padre-hijo es tal vez lo mas rico de la novela, lo que insufla vida, realidad, actualidad y genera empatía. A pesar de ser conciente de lo mucho que sufrió el padre, y de que mucho de su forma de ser insoportable tiene que ver con cicatrices de la guerra, hay momentos en que Art no lo aguanta mas, y el lector lo entiende. Por otra parte, hay algo muy simpático y querible en ese viejito insoportable (que tranquilamente nos puede hacer acordar a alguno de nuestra familia). El relato es lo suficientemente complejo para involucrar otras cosas: el fantasma de la madre que se suicidó, y de quien no queda testimonio (por lo tanto, una suerte de “sombra” en la historia, un lugar oscuro que nos dice que nunca llegaremos a conocer la totalidad del horror), y los conflictos propios del autor, sus dudas acerca de escribir sobre un tema tan tremendo como el que quiere abordar. Hay mucho corazón en Maus. El autor se desnuda por completo, se entrega, da todo de si. Una obra inolvidable e imperdible. El año que lei MAUS, leí mucho. Muchísimo. Leí clásico como Henry James que me encanta, leí novedades editoriales, leí autores consagrados. Sin embargo, cuando llegó el momento del balance de fin de año, no dudé por un instante que el mejor libro del año había sido este. Con este y otros mas inicié mi viaje de conocimiento de las novelas gráficas. Un mundo nuevo y maravilloso. Lamento mucho que la mayoría de los argentinos sean tan prejuiciosos con el género al que la mayoría considera para niños, porque se pierden algunas obras geniales y (lo peor) se hace muy dificil conseguir novelas gráficas en mi país.


No sé cómo he podido pasar tantos años sin leerlo. Ha encendido mi interés por el cómic de adultos.


Ver más reseñas