Sinopsis de MATATE, AMOR

Matate, amor es un thriller campestre. Todo ocurre en la casa con salida al bosque donde habita un ciervo y una familia, ella + él + el bebé, tres, aunque más bien dos contra una, ella, que los espía con un arma blanca en la mano o con una escopeta en desuso que todavía no ha dicho su última palabra. El contacto con lo salvaje de la naturaleza que rodea a la protagonista y de los vecinos a los que acecha, pero también del desbordamiento de su deseo, de su oscura ansia e incluso de la pulsión de implorar a su marido: matate, se convierten en los elementos nucleares de esta arriesgada, contundente y honesta novela. «Un jadeo de bestia acorralada por la jauría recorre desde el principio hasta el fin este relato oscuro y radiante. Estas páginas incandescentes son un llamado antiguo: lo bestial al rescate de lo humano. Este es un libro vivo, joven, desgarrado, de una hermosura salvaje, que se lee con esa misma respiración entrecortada con la que ha sido escrito» (Alicia Dujovne Ortiz).

COMPRAR EN PAPEL

12 reseñas sobre el libro MATATE, AMOR

Este libro es raro...muy raro... pero sobre todo es desagradable.✋ No digo que sea malo, para nada, pero genera incomodidad y malestar desde la primera página hasta la última. En ningún momento leer es placentero, porque " Matate amor' es el relato virulento y opresivo de una persona podrida por dentro. La protagonista es una ama de casa joven, casada y con un bebé que se siente totalmente insatisfecha. Sus pensamientos y su mente se entrelazan y se convierten en una masa deforme acechada por los demonios de la desidia, la dejadez y la muerte. Esta mujer se ahoga ...Y esto se siente, porque la gran virtud de Ariana Harwicz es su forma de escribir. El lenguaje es totalmente visceral y primitivo, y Ariana prácticamente vomita este grito desesperado. La cuestión es que cuando uno grita no siempre es racional: hay un cierto abuso de metáforas y figuras retóricas que sumado a que esta mujer está totalmente loca hacen del relato algo ininteligible. Uno nunca sabe realmente lo que pasa. Puede vislumbrarlo y deducirlo pero no leerlo directamente. Hay que saber nadar en las aguas putrefactas de su mente enferma. Esto produce perplejidad. A mi no me desagrada sentirme perpleja, aunque en su justa medida. Este libro se excede. Llega un punto en el que uno se cansa y quiere saber que está sucediendo concretamente y qué es parte de su locura. Hay un tema: muchas veces estos libros que implican una crítica hacia el rol que la sociedad suele imponernos a las mujeres, terminan siendo leídos casi en automático, sobre todo por las posturas feministas extremas. Apoyar la libertad de una mujer no puede acartonarnos y debemos poder reconocer los fallos. Este libro en particular exagera y parece ser escrito por una mujer que nunca tuvo hijos. La Protagonista se queja de absolutamente todo y se ahoga constantemente en un vaso de agua. Por ejemplo: en un momento se desespera porque quiere ir al baño y está sola con el bebé. Gente...yo tuve mellizos y nunca me cague encima. Los bebes duermen...hija, aguanta hasta la siesta y empezá a usar la cabeza. Ser madre debe ser optativo, pero no creamos ahora que la maternidad es una carcel para la mujer. Mas allá de esto, el libro te despierta. Eso sí, a los cachetazos. ⚠️SI TE GUSTÓ MI RESEÑA, TE PIDO POR FAVOR QUE DES LIKE AL CORAZON ❤ QUE ESTA DENTRO DE UN CIRCULO⭕ Y QUE SE VUELVE CELESTE💙 AL APRETARLO. SI PODES, MEJOR EN LOS DOS❤💙. GRACIAS😀


Absolutamente representativa la portada respecto a la historia. En una novela plagada de metáforas, la metáfora de la portada , una mujer minusválida arrastrándose por, el campo, en la desesperada esperanza de alcanzar las aparentemente lejanas habitaciones, un espacio corto para cualquiera pero un bizarro triunfo para ella. Aunque en la novela va más, mucho más allá, por la actitud aparentemente irracional, por las acciones aparentemente excesivas. Por la ternura que despierta el ciervo, y la idílica relación padre, madre, hijo, campo , libertad. Tras esto se oculta al acecho la pérdida de la cordura, o la simple ruptura de los parámetros sociales. manifestada en frases tan contundentes, como el preferir ensuciarse en la ropa que cargar con el hijo al baño. Adriana Horowicz me tenso con “ Degenerado “ ahora consigue conmoverme y descolocarme a un tiempo con esta novela. Aunque el orden cronológico es inverso, haberlas leído en esa secuencia, me deja asombrado, con un sabor de boca que no se si saboreo o repudio...


Este libro es áspero, violento, sucio, lo más parecido a un vómito. Está escrito desde las tripas y asfixia, incomoda, y no sólo por el estilo, la radicalidad y la crudeza con las que plantea temas como la frustración tras la maternidad, o los conflictos de pareja, también escuecen. Me ha resultado excesivo en todos los sentidos, tan extremo que me ha costado bastante avanzar en la lectura. Es una novela corta, pero se me ha hecho larga, sinceramente. No es un mal libro, es una propuesta rara aunque no deja de ser interesante. Pero no es un texto que me haya entusiasmado, la verdad.


Elegí este libro porque me llamó la atención el título. No conocía a la autora.  El relato está escrito en primera persona, con un tono pesimista que tiñe todo el universo que construye desde el inicio.  El pensamiento de la protagonista  revela una percepción de los acontecimientos que no se condice con los actos que realiza. Hay dos realidades: la interna y la externa. El rol de la mujer en sus deberes de esposa y madre son cuestionados por la narradora. Hay un deseo constante de destruir todo, y de matar. Ella está como atrapada en su propio cuerpo.  Me pregunto ¿cuántas mujeres hay como ella, que reprimen todos esos sentimientos negativos y logran cumplir de forma admirable con su deber de mujeres, esposas y madres según las exigencias de la sociedad? Y cuántas que no…  Es un discurso demente, desordenado, sin lógica; hasta me animo a decir, sin coherencia en algunos pasajes en los que no me queda bien en claro qué pasa. Supongo que es el efecto buscado.  No sé por qué lo seguí leyendo hasta el final. Supongo que esperaba que llegue la tragedia: que se mueran o se maten los personajes; o ver quién mata a quién, pero que se termine la horrible agonía de esta familia.  El matrimonio en este relato es como una cárcel demencial para el alma. Y tengo una gran duda: no sé si me gusta el libro, aún no lo sé. Lo que sí, deja un sabor amargo. Pero alguien tenía que decir todas estas cosas con la crudeza de Harwicz.


SPOILER ALERT Mmm estoy entre la duda de si lo que leí es realmente ficción o realidad. La maternidad en sentido negativo, impuesta, cuando no buscas ni deseas tener un hijo pero ahí estas esperando y cuando nace el infierno de toda la depresión post parto se desata. Me dejó una sensación muy extraña, como si leyera el relato se una persona psicótica, alguien con esquizofrenia. La tristeza de pensar que hay mujeres que deben sentirse así o peor me dejó la sensación de estar frente al desamor más doloroso.


Seré muy honesta y en realidad lo diré con muy pocas palabras. ¿Que acabo de escuchar? La verdad escogí este libro porque era muy corto y pensé que lo escucharía muy rápido y no… me tarde muchisimo y se me hizo muy pesado, la verdad es que no conecte nada con los personajes, siento que la historia es muy plana no hay nada, si acaso lo más emocionante es el final, pero en realidad no es mucho, deja más dudas que respuestas y a pesar de que la premisa es interesante al igual que la historia en general… siento que no fue bien llevada. Veo que mi opinión es una opinión impopular, por lo que quiero pensar que este libro no funciona en un formato de audiolibro y en realidad es mejor en físico, puede ser, pero definitivamente no quiero comprobarlo, pasa como una lectura “X” dentro de mi año.


Este es uno de esos libros, que más que un ejercicio de escritura, es un exorcismo literario. Fresca en su estilo y con un profundo análisis de la maternidad, el matrimonio y la locura. No apta para personas que buscan solo entretenerse. Futuras madres abstenerse. Excelente.


Matate, amor – Ariana Harwicz << Quiero ir al baño desde que terminó el almuerzo pero es imposible hacer otra cosa que ser madre. Y Dale con el llanto, llora, llora, llora, me va a trastornar. Soy madre, listo. Me arrepiento, pero ni siquiera lo puedo decir >> Arina Harwicz nos introduce en la propuesta “Matate, amor” que ya con ese breve título captó toda nuestra atención, despliega de manera audaz, honesta, por momentos sofocante la historia de una mujer con su bebé recién nacido y su marido viviendo en el campo, retrata el purperio una vez nacido su bebé, lo hace en carne viva a flor de piel, sin tapujos, poniendo de manfiesto el lado B de la maternidad, alejada de los adornos que la sociedad le impone a la mujer. Es una novela corta pero no para leer de un tirón, capítulos de dos o tres páginas que el lector deberá atravesar confrontándose a su propia idelogía, y a lo que pueda tolerar en el transcurso de la lectura.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ARIANA HARWICZ


LA DEBIL MENTAL

ARIANA HARWICZ

Calificación General: 7,5Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


FRASES DEL LIBRO MATATE, AMOR

Pienso en los efectos paliativos que podría tener sobre mi vida escribir o tirarme de una ventana"


Publicado pormarenpergamino

Somos parte de esas parejas que mecanizan la palabra AMOR hasta cuando se detestan; AMOR, no quiero volver a verte..."


Publicado pormarenpergamino

Yo le dije en el primer mes de noviazgo DATE POR MUERTO.( 😃)


Publicado pormarenpergamino

Con una mano preparo la comida, con la otra me apuñalo


Publicado pormiplumainconsciente