COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de MARINA

Historia urbana de misterio sobrenatural, donde los protagonistas van y vienen detrás de rastros, lugares misteriosos, casonas deshabitadas y jardines abandonados, papeles anónimos, entrevistas y finalmente las confesiones de personajes secundarios. En la Barcelona de 1980 Óscar Drai sueña despierto, deslumbrado por los palacetes modernistas cercanos al internado en el que estudia. En una de sus escapadas conoce a Marina, que comparte con Óscar la aventura de adentrarse en un enigma doloroso del pasado de la ciudad. Un misterioso personaje de la posguerra se propuso el mayor desafío imaginable, pero su ambición lo arrastró por sendas siniestras cuyas consecuencias debe pagar alguien todavía hoy.

Año de publicación:1999

108 reseñas sobre el libro MARINA

«Quince años más tarde, la memoria de aquel día a vuelto a mi. He visto aquel muchacho vagando entre las brumas de la estación de Francia y el nombre de Marina se ha encendido de nuevo como una herida fresca. Todos tenemos un secreto encerrado bajo llave en el ático del alma. Éste es el mío.» Oscar Drai es un joven estudiante en un internado de Barcelona en la ciudad de Sarria. En sus momentos libres le gusta merodear por la ciudad, descubriendo palacetes ahora abandonados pero que en su momento irradiaban vida. En uno de sus paseos el destino lo guiará a Marina Blau, una joven de aproximadamente su edad y entre ellos crecera un vinculo de amistad donde Óscar pasara a formar parte de la vida de Marina, su padre, su entorno y a descubrir uno de los mayores secretos de una Barcelona turbia. Un día Óscar y Marina siguen a una mujer de negro que los llevara a un lugar de pesadillas y así conoceremos el pasado de Mijail Kolvenik y Eva Irinova. Entre ambas líneas temporales se irá tejiendo una historia donde sucumbe el suspense, drama y el misterio. Todo de la mano y bien entrelazados que te sumergirá en una historia un tanto escalofriante y trágica. Decidí leerlo por recomendación para cumplir un punto del reto, y también al leer ese pequeño fragmento de la sinopsis ¿como me resistiría? Desperto mi curiosidad por saber el secreto de nuestro protagonista. Y fue una estupenda lectura. La pluma de Zafón es deliciosa y compleja, el ambiente gótico que logra es exelente. Los personajes secundarios todos y cada uno de ellos es vital para descubrir uno de los grandes misterios del pasado. De este autor solo he leído La sombra del viento que me gusto bastante y Marina no fue diferente es una historia que me encanto. Es un libro corto y bello. Es inevitable encariñarse con Óscar, Marina, Germán. Cada uno muy distintos pero que se complementan muy bien que hace de la lectura y diálogos algo especiales. Un libro que volvería a leer mas adelante, su narración, descripciones, diálogos son cautivadores.


Oscar vive en un internado y en sus ratos libres escapa a explorar la Barcelona que lo rodea. El azar lo llevará hasta Marina, una joven que vive con su padre en un palacete que presenció tiempos mejores. Juntos descubren a una extraña mujer vestida de negro que deposita flores en una tumba sin nombre, en un cementerio olvidado. La seguirán y a partir de ahí se verán inmersos en una aventura trepidante, llena de descubrimientos impactantes y situaciones terroríficas. Marina es una de las novelas dignas de contar con largueza, algo imposible en una reseña. Hay muchos temas para comentar, situaciones inverosímiles, reminiscencias de otros libros. Los propios protagonistas parecen sacados de libros de Dickens, el ambiente es puro Poe, las aventuras que les acontecen son dignas de Stevenson, el album de fotografías que encuentran pudo ser en el que Ransom Riggs se inspiró para su novela de los niños peculiares, los monstruos y autómatas que los acosan dignos de la trilogía victoriana de Felix J. Palma… La misteriosa Barcelona que muestra Ruíz Zafón no es, definitivamente, la que yo conozco. En mis recuerdos Barcelona es bulliciosa, luminosa, moderna, en perenne construcción. Zafón la presenta oscura, decadente, silenciosa, envuelta en niebla y lluvia, como un personaje más, mudo pero omnipresente. Marina, un festival de lo oscuro, lo gótico, lo extravagante. Una delicia.


Nunca he sabido contextualizar una novela "juvenil", cuál es el elemento que la cataloga. Ya sea que sus protagonistas son adolescentes o niños, su orientación se adhiere únicamente hacia un público joven o que la prosa es sencilla. Sí, Zafón narra de forma sencilla, aunque también con estilo propio y muy atrayente, una historia de amor y amistad incrustada en un tiempo contemporáneo con tintes melancólicos, entre misterios y fantasía. Estupenda para públicos de 9 a 99 años. Hay buena carga de ficción, algo de terror y bastante magia en este relato de una Barcelona que ya no existe, pre-Olímpica, donde Sarría o Las Ramblas se ven envueltas en un halo ominoso dentro de una historia realmente atractiva, rocambolesca, pero un disfrute cada página, cada paso que damos cogidos de la mano de Marina y Óscar. Me encanta como escribe Carlos Ruiz Zafón, cada pocas páginas que vamos devorando nos paramos a releer una frase, apuntar una estrofa. Marina es amor a la literatura, amor a la aventura de la adolescencia y a una ciudad. Imposible no enamorarse de Marina, adentrarse en el misterio que esconde y sufrir con ella, y estremecerse con el pasado de esos personajes tan bien construidos, tanto como la conseguida ambientación que nos transporta a esos siniestros parajes. Un punto de inflexión y madurez de Zafón antes de su famosa tetralogía de El cementerio de los libros olvidados.


MARINA... Un libro que me ha hecho rendirme a sus pies. Tanto el libro como el escritor han sido toda una sorpresa. He amado de principio a fin la historia. Me envolvió de una manera inexplicable. Desde el capítulo uno no pude soltar el libro. Éste libro lo leí sin saber absolutamente nada, jamás leí la sinopsis y tampoco leí reseñas resientes, y creo que es lo mejor que me ha pasado. Ya que, con cada palabra, cada párrafo, cada capítulo fui descubriendo una historia magnífica y una Barcelona llena de añoranza. Por ello no me tomen a mal que no les cuente de que trata, pues considero que a Marina hay que ir con los ojos cerrados y el corazón bien abierto. Es mi primera vez leyendo a Carlos Ruiz Zafón y solo tengo agradecimiento y admiración para él. Sin duda leeré más de sus obras. Desde hoy soy un fiel lector de sus libros. No duden en darle una oportunidad a ésta gran historia, les robará un trocito de su alma, como lo ha hecho conmigo. Marina es un libro para saborear, para sentir, para releer, para recordar y para recomendar.


*MARINA* Ruiz Zafón, que embrujo, que hechizo, que encanto, luego de cerrar la tapa del libro, me dejas con la misma sensación de seguir leyéndote. Ya muchos conocen sobre este autor y la forma de como narra sus historias, pero no deja de seguir sorprendiéndome la manera tan peculiar de hacerlo y en las propias palabras del autor “quizá la más personal de todas sus obras”. Esta novela data de 1999, en una retrospectiva de más o menos una veintena de años en una Barcelona llena de avenidas, secretos, lluvias constantes, callejones y una niebla que te hacen viajar al pasado por su aspecto de cinco décadas atrás, donde el autor en sus relatos te teletransporta al mismo lugar donde ocurrieron los hechos. El joven Oscar, un chico singular, retraído, divertido y aventurero, viene a mostrarnos un mundo de fantasía, creado en su mente en las cuatro paredes de un internado donde este estudia. Dentro de la historia este chico visita un lugar extraño de donde extrae sin intención, un reloj con una grabación en la parte trasera. Conoce a Marina quien comparte con él la aventura de adentrarse en una serie de misterios y enigmas que han sido olvidados forzosamente, y enterrados en el pasado de la ciudad, un desafío de siniestras consecuencias que alguien deberá pagar. Lugares como el cementerio, el invernadero, el palacete de German, que hacen hilar toda la historia y al mismo tiempo entrecruzar dos historias, que se van relatando independientes… Óscar y Marina, y la de Mijail Kolvenik y Eva Irinova, ambos amores imposibles que terminan en un triste desenlace pero que se encuentran conectadas intrínsecamente. A pesar de quedar admirado por esta gran obra y recomendarla (Zafonista al fin), creo que las expectativas quedan un poco por debajo si has leído la saga del “Cementerio de los libros Olvidados”, y como es de Genero Juvenil, creo que más bien que está desarrollada para adultos, debido al lenguaje utilizado pero que, a pesar de esto, tengo que admitir que Zafón sabe manejar y dosificar sus enigmas.


La enfermedad y en especial la muerte, siempre han sido un desafío para el ser humano, donde el padecimiento o esa interminable incógnita sobre el más allá, logra fortalecer su espiritu hacia la aceptación y a la valentía desde su cara más humilde, o desdibujadamente desde su lado más oscuro. Oscar quien desde la ventana del internado donde estudia, se embelasa con una casa vecina a la cual ingresa por curiosidad sin ser invitado, y lejos de imaginarse que seria la primera de muchas visitas que vendrían por un buen tiempo,  establece una bella amistad con Germán y con Marina su hija, quienes son los propietarios del lugar. Los dos jóvenes resultan inmersos en una historia paralela, donde el protagonista es Mijail Kolvenik, quien ha dedicado parte de su vida en la empresa Velo- Granell, especializada en el diseño y fabricación de prótesis ( brazos, piernas, etc). Bueno...hasta ahí suena normal, pero con lo que no cuentan los protagonistas ni mucho menos los lectores, es que la presencia de este señor le da un giro inesperado al relato, tomando tintes lúgubres y hasta paranormales, que resultan involucrandonos en situaciones extrañas, eslabones que se van encadenando, gracias a la aparición de una serie de personajes que ayudan en gran parte del descenlace. La verdad sólo me queda por decir que nuevamente el señor Carlos Ruíz Zafón, en este su sexto libro que leo de el, me vuelve a enredar y me hace un personaje más de sus maravillosas historias. Su narración es tan precisa y sencilla, pero a la vez tan elaborada y completa, en cuanto a personajes y mini historias, dentro de una más amplia. Muy recomendado.


Zafón en Marina me habla entre lineas, me cuenta, me explica y yo, boquiabierta, sigo leyendo sin saber que responder, a veces, tengo un mal momento y le digo... ¡basta ya, esto no es serio! y él continúa, sin hacerme caso, sabiendo que me acabará por convencer. Y así es. Marina engancha desde el principio. Entre medias de la novela policíaca, fantástica y de terror nos vamos adentrando en una historia que cuesta ubicar en el tiempo en que se desarrolla. La vivimos desde la ciudad de Barcelona; El Barrio Gótico, El rabal y pasamos por las ramblas, en coche de caballos, con un misterioso cochero y una dama vestida de negro, caminamos hacia un cementerio, un invernadero y el teatro real, siempre bajo un halo de misterio, con descripciones decadentes y atractivas que hacen sentir que vives un sueño. Y todo esto para enviarnos un mensaje más que real o, por lo menos, yo lo entiendo así. Marina dice, "Siempre se recuerda lo que nunca sucedió, aquello que anhelamos con todo nuestro ser pero nunca llega" ¿Qué haríamos para conseguir mantener a nuestro lado a una persona a la que amamos? ¿El dolor de una pérdida podría llevarnos hasta la locura, hasta intentar " hacer el trabajo de Dios…" ? ¿Y, si así fuese, cuáles serían sus consecuencias, valdrían la pena? Mijail Kolvenik es una buena persona, capaz de dar lo poco que tiene sin pedir nada a cambio, sin embargo... No será hasta el final de la historia cuando Oscar lo llegará a comprender, y yo, con él. Un libro Maravilloso. Hacía tiempo que no leía a Carlos Ruiz Zafón, ahora que nos hemos vuelto a encontrar, se ha ido, pero, por suerte, su obra se queda para siempre.


Tal vez me este haciendo mayor y vea retazos de algunos clásicos donde no los hay. Marina me partio el alma, como annabel lee se la partio a poe. Marina en el pais de los horrores, viaja al centro de la nada con un principe, oscar que no lo es. Un cuento de misterio, con persoajes increibles, imposibles, miserables y tetricos. Zafón crea un almacen de los horrores, un teatro habitado por el fantasma de los titeres y unos tuneles llenos de hedor, trozos, miseria y muerte. Su lado mas gótico en plena efervescencia, mezclado con su prosa mas sutil y unos personajes muy bien trabajados. Para sus apenas 200 paginas, esta novela a ratos juvenil y adulta, esta llena de grandes y pequeños detalles. Para los que hemos leido la saga del cementerio de los libros olvidados, lógicamente, se nos queda corto, pero esta muy por encima de otros libros de misterio t terror juvenil.


Ver más reseñas

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro MARINA

La juventud es una novia caprichosa. No sabemos entenderla ni valorarla hasta que se va con otro o para no volver jamás...

Publicado por:

Vjóse

Podría pintar mil años y no cambiaría un ápice la barbarie, la ignorancia y la bestialidad de los hombres. La belleza es un soplo contra el viento de la realidad."

Publicado por:

Monte.

Nunca se enorgulleció de la fortuna que amasó. Solía decir que nadie merece tener un céntimo más de lo que estaba dispuesto a ofrecer a quienes lo necesitan más que él."

Publicado por:

Monte.

Nada mejor que leer acerca de los problemas de los demás para olvidar los propios.

Publicado por:

Ferbz Cabrera

El camino al infierno está hecho de buenas intenciones.

Publicado por:

Vjóse

La mezquindad de los hombres es una mecha en busca de llama.

Publicado por:

Ferbz Cabrera

La juventud es una novia caprichosa. No sabemos entenderla ni valorarla hasta que se va con otro para no volver jamás…

Publicado por:

Ferbz Cabrera

Siempre decía que los seres humanos dejaban pasar la existencia como si fueran a vivir para siempre y que ésa era su perdición.

Publicado por:

Ferbz Cabrera

Germán siempre creyó que fueron los horrores de la guerra los que mataron la fe y las ganas de vivir de su mentor.

Publicado por:

Vjóse

Nada mejor que leer acerca de los problemas de los demás para olvidarse de los propios .

El que no sabe a dónde va no llega a ninguna parte .

Si la gente pensara una cuarta parte de lo que habla, este mundo sería el paraíso.

Publicado por:

Ferbz Cabrera

Marina me dijo una vez que sólo recordamos lo que nunca sucedió. Pasaría una eternidad antes de que comprendiese aquellas palabras.

Publicado por:

Vjóse

Germán tomó el pincel y trató de deslizar un trazo sobre el lienzo. Los ojos se le llenaron de lágrimas y el pincel se le cayó de las manos. Germán Blau nunca volvió a pintar. La luz en su interior se había callado para siempre.

Publicado por:

Vjóse

En sus manos, la luz se transformaba en líneas maravillosas que iluminaban el lienzo y abrían puertas en el alma.

Publicado por:

Vjóse