BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS

MALALA: MI HISTORIA / YO SOY MALALA

MALALA YOUSAFZAI

Calificar
8,5 120 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de MALALA: MI HISTORIA / YO SOY MALALA

La poderosa historia de Malala nos abre los ojos a otro mundo y nos impulsa a creer en la esperanza, la verdad, los milagros y la posibilidad de que una persona -una persona muy joven- puede inspirar el cambio en su comunidad y más allá. Malala Yousafzai sólo tenía diez años cuando los talibanes se apoderaron de su región. Decían que la música era pecado. Decían que las mujeres no debían ir al mercado. Decían que las niñas no debían ir al colegio. Malala creció en una pacífica región de Pakistán transformada por el terrorismo. Aprendió a defender sus convicciones y luchó por su derecho a la educación. El 9 de octubre de 2012 estuvo a punto de perder la vida por la causa: le dispararon a quemarropa en el autobús cuando volvía a casa del colegio. Nadie creía que fuera a sobrevivir. Se ha convertido en un símbolo inernacional de la protesta pacífica y es la nominada más joven de la historia para el Premio Nobel de la Paz. En esta nueva edición de sus memorias, que incluye numerosas fotos y otros materiales, escuchamos de primera mano la extraordinaria historia de una niña que, desde muy pequeña, sabía que quería cambiar el mundo... y lo hizo.

Año de publicación:2015

21 reseñas sobre el libro MALALA: MI HISTORIA / YO SOY MALALA

Este viernes 19 de junio, Malala informó que se había graduado en Oxford. “Es difícil expresar mi alegría y gratitud en este momento cuando completé mi licenciatura en Filosofía, Política y Economía en Oxford”, escribió. Motivado con esta noticia, releí el libro en que cuenta su vida y quise hacer esta reseña, que será como una carta para ella. Carta a Malala Primero, quiero agradecerte por todo lo que has hecho. Por bregar por tus derechos desde una aldea remota de Pakistán, para ser una persona realizada. Porque eres un ejemplo valioso de superación y has sobrevivido a un disparo en la cabeza, atacada por esos talibanes que querían asesinarte cuando ibas a la escuela, aquella que tenías prohibida. Por luchar por tu derecho a la educación, esa arma de construcción masiva para cambiar el mundo para bien. Por no renunciar a tus sueños. Por ser humilde y profesar ese tremendo amor a tu pueblo y el orgullo por tus raíces. Y porque con tu ejemplo, estás ayudando a construir una mejor humanidad. No hay odio en tu relato y dices que no te enseñaron a odiar. Y nos enseñas a respetar a los que sienten diferente que nosotros. Aquí aparece Ziauddin Yousafzai que es otro héroe enorme en tu historia. Un padre que lucha por su hija hasta dejarse la vida en una sociedad en que se privilegia a los hijos varones. Arriesgándolo todo, orgulloso de su única hija, es quien te enseña todo lo que sabes al inicio, el respeto, la importancia de la educación y el amor por la paz. Tu libro no es sólo una biografía. Cuando te llevaban al hospital para salvarte la vida, nos haces vivir momentos muy horribles a través de tu relato. Porque esto fue real. Eras una niña al borde de la muerte, en medio de la desesperación de la familia y de la gente que esperaba el milagro de que te salvaras. Con apenas diez años ya leías libros como Anna Karenina, las novelas de Jane Austen y todo lo que cayera en tu poder y te cuento que yo también hice lo mismo cuando niño. Malala, ya eres un símbolo de la lucha por los derechos humanos. Ya hiciste una contribución enorme y lo que hagas a partir de ahora es naturalmente cosa tuya. Si sigues adelante con tus causas enhorabuena. Pero también te mereces disfrutar de lo mejor. Dijiste el viernes pasado, luego de graduarte en Oxford que “No sé lo que está por venir. Por ahora, será Netflix, leer y dormir”. Disfruta, que nunca nadie lo puede merecer tanto. Malala, joven Premio Nobel de la Paz, con el libro de la vida tuya me has tocado el corazón.


Yo soy Malala, es una obra que entra a ser parte de mis lecturas favoritas, porque, aunque no es el tema principal hace alusión a ese ambiente que guerras y terrorismo que se viven en Pakistán, el machismo islámico, la violación de los derechos humanos, también nos da esperanzas, nos inspira a creer y luchar por nuestras ideas. En este libro puedo identificar que no solo en los países árabes la mujer sufre un trato desigual, pero me centraré en la historia de esta joven que de una manera extraordinariamente sencilla nos lleva de la mano para que conozcamos su vida y la de los niños de su país, realidad a la que no puede ser indiferente. El contexto político, religioso, social y cultural en el que vive; el pensamiento crítico y reflexivo que ha logrado desarrollar a tan corta edad la motiva a defender el derecho a la educación que tienen los niños, especialmente las niñas de ir a la escuela. Es un libro muy emotivo por la sensibilidad que encontré en cada una de las palabras de los personajes, especialmente las expresiones de Malala, porque han hecho eco mi ser, por la profundidad de sus ideas, disfruté de la descripción que hizo de su territorio. Es admirable su valentía, tenacidad y firmeza de sus convicciones, además, no es de sorprenderse puesto que el padre que tiene es un hombre excepcional que abrazo la defensa del derecho a la educación sin temer las consecuencias, fundando escuelas en lugares muy vulnerables en el Valle de Swat (Pakistán). Él le enseño a abrir sus alas para soñar y luchar por lo que ella cree, fue un gran ejemplo para ella. No menos importante el rol que juega su madre con su hospitalidad, generosidad también apoya la bandera que su esposa e hija defienden. Puedo concluir que la enseñanza de los padres marca la diferencia en la vida de los hijos. Te invito a que hagas esta lectura, no te va a defraudar. Entre tantas frases me quedo con estas... "Pero yo dije: «La educación es la educación. Debemos aprender todo y después elegir qué camino seguir». La educación no es oriental ni occidental, es humana". "Mi padre solía decir: «Yo protegeré tu libertad, Malala. Sigue tus sueños". "Ir al colegio, leer, hacer los deberes no era una forma de pasar el tiempo, era nuestro futuro". "Mi padre no tiene miedo y me apoya. Decía: «Eres una niña y tienes derecho a hablar".


~Un talibán dispara tres veces a quemarropa a tres niñas en un autobús y no mata a ninguna de ellas.~ El extraordinario periplo de Malala la ha llevado desde Swat, Pakistán hasta las Naciones Unidas en Nueva York. Emocionante, triste e inspiradora, es Malala y es su historia.


Reto @marenpergamino e @irandy2002 1, biografía, conseguido. Desde nuestro salón con TV e Internet parece cosa del pasado y nos quedan muy lejos las casas sin baño ni agua potable, pero existen y millones de personas sobreviven día a día en ellas. Esta es la biografía de una de ellas, de sexo femenino, con lo que eso supone en un país tomado por los talibanes. Una valiente niña, chica, mujer, que con la ayuda de su valiente familia, lucha contra las injusticias. Con miedo, pero con algo mucho más fuerte, los principios. Grita para que la educación sea un derecho para todos y todas. Un libro maravilloso escrito en primera persona que te hace abrir los ojos y darte cuenta de que no todos son iguales.


Conocía la historia de Malala por la televisión y noticias, pero la lectura de este libro me ha ilustrado sobre su vida. Narrado en primera persona, cuenta su historia desde la niñez hasta la adolescencia. Y me he quedado con ganas de saber más sobre su vida. Creo que hay otro libro anterior (Yo soy Malala) que quizá sea un poco más extenso. Si es así lo leeré también. He sentido miedo por Malala, por sus amigos, por su familia. He sentido indignación por lo terriblemente inhumana que nuestra especie puede llegar a ser. He llorado al pensar cómo es posible seguir adelante con tu vida, cuando a tu alrededor estallan las bombas y ves morir a tus amigos, por el simple hecho de no querer seguir una doctrina totalitaria y terrorífica que intenta terminar con las libertades en el país, especialmente de todas las mujeres y niñas. Pero sobre todo he sentido una gran admiración por el valor y fuerza de esta niña, que veía impotente cómo a las niñas y mujeres de su país se les arrebataban sus libertades y sus derechos, entre ellos el derecho a la educación, y decidió aportar su granito de arena, en lo que estuviese en su mano, para luchar por esos derechos. Parece increíble que con 10 años se pueda tener esa capacidad de lucha y ese valor para llegar a enfrentarse incluso a las amenazas de muerte por defender esos derechos. Malala, tuviste mucha suerte de tener una familia que te apoyase, que te sigue apoyando. En tu historia se nota que eres totalmente consciente de ello y que estás agradecida por haber tenido esa suerte. Sé que sigues luchando y te deseo tengas todo el valor y toda la suerte del mundo, que encuentres todos los apoyos que te mereces y consigas todos los logros que te propongas. No he puesto 5 estrellas al libro porque la historia se me ha quedado corta, pero la historia en sí, la historia de Malala, se merece todas las estrellas del universo.


Una biografía buena, la historia en lo personal me atrapó desde las primeras páginas, súper fácil de entender, de leer. Una mujer que da todo por la educación sin importarle nada a cambio, desconocía muchas cosas del medio oriente, puntualmente de Pakistán y este libro habla mucho sobre eso y aprendí muchas cosas que insisto, desconocía. Un muy buen libro y por supuesto recomendable.


Les dejo la reseña de la historia de una niña Pakistaní que alzó su vos... Cuando los talibanes tomaron el control del Valle de Swat en Pakistán, una niña llamada Malala Yousafzai se negó a ser silenciada y luchó por sus derechos y el de otras niñas a la educación.... El martes 9 de octubre de 2012, con solo 15 años de edad, estuvo a punto de morir por alzar su voz y exigir su derecho a estudiar, leer y a una educación..... Le dispararon en la cabeza cuando volvía de la escuela en un autobús, junto con ella también resultaron heridas dos de sus compañeras, solo fueron heridas menores, en cambio Malala llevo la peor parte y pocos pensaron que fuera a sobrevivir... Sin embargo, la milagrosa recuperación de Malala la llevo a un extraordinario viaje desde el valle al norte de Pakistán hasta Las Naciones Unidas.... A los 16 años se convirtió en un símbolo global de la protesta pacífica y es ganadora del Premio Nobel de la Paz... Malala, mi historia: es un 📖 que relata la historia de una familia desterrada por el terrorismo global, de la lucha por la educación de las niñas, de un padre que el mismo era propietario de una escuela y que apoyó a su hija y la alentó a escribir, a leer y a ir a la escuela, unos padres valientes que desearon y quisieron que su hija pueda tener esos derechos en una sociedad que privilegia a los hombres... Este libro nos hace creer en el poder de la voz de una persona, que puede cambiar el mundo 🌎 Es una historia Real sobre la lucha de las mujeres para lograr tener una educación e igualdad de derechos y todas las consecuencias y peligros que tuvo que pasar para conseguir su causa, en un pueblo dominado por talibanes. Es un 📖 fácil de leer 🤓, enseña muchísimo con respecto a otras culturas, es emotivo, profundo, motivacional y te deja una sensación de poder y necesidad de justicia que es necesaria recordar.... Los que no saben a cerca de su historia, o aún no leyeron este libro, se los recomiendo muchísimo ya que es la historia de una mujer brillante, excepcional, que vale la pena conocer, leer y escuchar.... Espero que les resulte tan maravilloso como a mi 📚📚📚📚📚📚📚📚📚📚📚📚📚📚📚 🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓🤓 📖📖📖📖📖📖📖📖📖📖📖📖📖📖📖


Valiente niña que lucha por lo que cree con toda su alma: LA EDUCACIÓN DE LAS NIÑAS (al igual que los niños.. Siento tristeza en cuanto a la situación general de la mujer en estos Países.. ¡Ojalá allá más MALALAS que cambien la historia!


Ver más reseñas

También se buscó en BIOGRAFÍAS Y MEMORIAS


Frases del libro MALALA: MI HISTORIA / YO SOY MALALA

Por la noche rezaba: «Dios, concédeme el lápiz de Sanju. No se lo diré a nadie.Simplemente déjamelo en mi armario. Lo usaré para hacer felices a todos».

Publicado por:

Teresa Aidee

Pueden impedir que vayamos a la escuela, pero no que sigamos aprendiendo», dije. Aquello sonaba esperanzador, pero en mi fuero interno estaba preocupad.

Publicado por:

Teresa Aidee

Yo leía mis libros, como Anna Karenina y las novelas de Jane Austen, y confiaba en las palabras de mi padre: «Malala es libre como un pájaro».

Publicado por:

Teresa Aidee

Cuando alguien te quita el bolígrafo, te das cuenta de lo importante que es la educación

Publicado por:

Teresa Aidee

Los talibanes eran enemigos de las bellas artes, la cultura y nuestra historia. Destruyeron todo lo que era antiguo y no trajeron nada nuevo.

Publicado por:

Teresa Aidee

LOS talibanes primero se llevaron nuestra música, después nuestros Budas, después nuestra historia.

Publicado por:

Teresa Aidee

Creíamos que hablar en inglés significaba que eras más inteligente. Por supuesto, equivocados. Con independencia de la lengua que escojas, lo que importa son las palabras que empleas para expresarte

Publicado por:

Teresa Aidee

La piedra del pashtún no cogeverdín en el agua», lo que significa que ni olvidamos ni perdonamos.

Publicado por:

Teresa Aidee

Mi padre me consolaba hablándome de los errores que nuestros héroes habían cometido de pequeños. Me contó que Mahatma Gandhi había dicho: «La libertad no vale la pena si no incluye la libertad de equivocarse».

Publicado por:

Teresa Aidee

«La que empezó fue Safina —protesté—. Me Robó el teléfono rosa que me compró Aba».Mi madre permaneció inconmovible. «Safina es más pequeña que tú y debería haberle enseñado lo correcto —dijo—. Deberías haber dado ejemplo».

Publicado por:

Teresa Aidee

Pero yo dije: «La educación es la educación. Debemos aprender todo y después elegir qué camino seguir». La educación no es oriental ni occidental, es humana.

Publicado por:

Teresa Aidee

Les enseñé mi uniforme, que no podía llevar, y les dije que tenía miedo de que si los talibanes me cogían yendo a la escuela, me arrojaran ácido a la cara, como habían hecho a las niñas en Afganistán.

Publicado por:

Teresa Aidee

A finales de 2008, los talibanes habían destruido cuatrocientas escuelas.

Publicado por:

Teresa Aidee

Mi padre no tiene miedo y me apoya. Decía: «Eres una niña y tienes derecho a hablar».

Publicado por:

Teresa Aidee

Enséñele, si puede, la maravilla de los libros... Pero dele también tiempo para pensar sobre el eterno misterio de los pájaros en el cielo, las abejas al sol y las flores en una ladera verde —dice—. Enséñele que es mucho más honorable fracasar que engañar».

Publicado por:

Teresa Aidee