Calificar
8,5 6 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de MALA LECHE

¿Desde cuándo el sabor a frutilla se hace sin frutilla, el chocolate no tiene cacao y los cereales del desayuno tienen de todo menos cereal? ¿De dónde salen los colores de las aguas saborizadas? ¿Cómo se perfuman las papas fritas? ¿Quién inventa los aditivos de nombres impronunciables y quién controla que sean seguros? ¿Lo son? ¿Por qué se habla del azúcar como el nuevo tabaco? ¿Cuán turbia puede ser la historia detrás de cada vaso de leche? ¿Comeríamos todo lo que comemos si pudiéramos responder estas preguntas? Con bebés y niños como clientes predilectos, las grandes marcas parecen decididas a hacer de la comida una experiencia perfecta: práctica, rica hasta lo adictivo y libre de cualquier sospecha. Para lograrlo, cuentan con un arsenal imbatible de aromatizantes, colorantes, texturizantes, vitaminas agregadas, packagings rutilantes y miles de millones de dólares invertidos en publicidad. Todo parece diseñado para nuestra comodidad. Pero el precio que pagamos por comer sin saber es muy alto: la dieta actual se convirtió en el obstáculo más grande que deben sortear un niño para llegar sano a la adultez y un adulto a la vejez. La Organización Mundial de la Salud ya advierte sobre esta tragedia. Sin embargo, hay una industria que, a pesar de las evidencias, no parece dispuesta a dar un solo paso atrás. ¿Qué hacer entonces? En un viaje que

Año de publicación:2018

2 reseñas sobre el libro MALA LECHE

Soy de Argentina y crecí al lado de la principal empresa lechera de nuestro país (a dos cuadras de esa que es serena). Haya en los lejanos 90' la empresa regalaba leches y derivados de estos productos a los del barrio, además que muchos hombres de la zona trabajaban ahí, por lo tanto mi relación con los lácteos es una muy estrecha. Y aunque mañana por medio despertaba oliendo a leche cortada o dulce de leche rancio, jamás me queje hasta el día que no fui aprendiendo sobre el traje y maneje de esta industria. PERO, ¿qué tiene que ver con el libro? No sé, quería hacerlo saber. Soledad Berrutti hace una investigación impresionante, donde detona los cimientos sobre algo tan arraigado como es la alimentación. Desde la industria láctea, los agregados tan insanos para nuestros cuerpos que vienen en decenas de otros alimentos. El como está industria parece actuar más como una mafia y hace jugadas por debajo o mofandose de las leyes endebles que rigen nuestro país. Creo que aquella persona que se lance a la impresionante investigación (con hechos científicos verídicos), no podrá NO hacer cambios en su vida, en su dieta. Ojalá... Si crees que esto es un libro para volverte vegano, no es así. La misma autora es una consumidora conciente, osea, sabe de dónde viene y que tiene lo que consume. Si nos enseñaran hacer esto desde pequeñes, seguramente en el futuro muchas enfermedades se verían drásticamente reducidas.


Soledad Barruti aclara acerca de este libro en una entrevista de que no es una nutricionista, solo una madre preocupada por la alimentación de sus hijos y de su familia. Este libro reune investigaciones que Soledad realizó en distintas instituciones, corporaciones y laboratorios de alimentos, colocando al conocimiento del lector los peligros del azucar, los alimentos ultraprocesados y toda la industria que domina a gobiernos enteros con planes y estrategias "saludables" para niños en etapa de crecimiento. Una documentación historica,testimonios y entrevistas que enriquecen el contenido del libro que más que un libro se convierte en un manual de buena alimentación indispensable en nuestra biblioteca.


También se buscó en SALUD Y DEPORTES