Calificar
9,0 4 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Dentro de la vasta obra teatral de Shakespeare, hemos seleccionado, para integrar este volumen, tres creaciones de gran significación, en las que están presentes todo el pesimismo y la grandeza excelsa del autor de Hamlet. En Mcbeth aparece deslumbrantemente reflejada la ambición del poder, en una tragedia alucinante de sobrehumana potencia. Otelo es el drama del amor atormentado por los celos, en donde surge uno de los más acabados prototipos de la perversidad creados por el gran autor inglés. Julio César está inspirado en sus lecturas de Suetonio y Plutarco, y nos estremece con el fin del fundador del Imperio Romano, en toda su estoica grandeza. El teatro de Shakespeare es de permanente vigencia, y su universo teatral no tiene quizá parangón, en la dramaturgia universal.

Año de publicación:1985

1 reseña sobre el libro MACBETH; OTELO; JULIO CESAR

Estas tres piezas tienen, esencialmente, dos puntos en común: La degradación ante la bajas pasiones, hasta el extremo del abuso del poder y la destacada participación de las mujeres en el destino de los hombres. En Macbeth, el texto de toda la obra carece de las florituras propias de Shakespeare, como una especie de aliteración conceptual de los yermos de Escocia. La ambición, potenciada por el anuncio de una brujas, desemboca en el crimen, el abuso y la ignominia. En Otelo, la insidiosa cizaña de Yago, exaltada por la envidia y el machismo, desemboca en la famosa excusa de Otelo: "... tardo en recelar, mas una vez celoso, déjome arrebatar por mi locura". En Julio César, senadores cofrades de una "causa", justificada en una dudosa tiranía, acometen el magnicidio que va revelando las ambiciones por el poder.