1. ALIBRATE
  2. CLÁSICOS UNIVERSALES
  3. LOS VIAJES DE GULLIVER

Calificar:

8,0

361 votos

Sinopsis de LOS VIAJES DE GULLIVER

Una sátira sobre la naturaleza humana y el subgénero literario de los "relatos de viajes". Los fantásticos viajes del cirujano y capitán de barco Lemuel Gulliver tras su naufragio en una isla perdida. Pronto Gulliver descubrirá que la isla está habitada por una increíble sociedad de seres humanos de tan solo seis pulgadas de estatura, los liliputienses, engreidos y vanidosos ciudadanos de Liliput. En un segundo viaje Gulliver descubre Brodbingnag, una tierra poblada por hombres gigantes, de gran capacidad práctica, pero incapaces de pensamientos abstractos. En su tercer viaje va a parar a la isla volante de Laputa, cuyos habitantes son científicos e intelectuales, ciertamente pedantes, obsesionados con su particular campo de investigación pero totalmente ignorantes del resto de la realidad.

37 reseñas sobre el libro LOS VIAJES DE GULLIVER

Este libro se compone inicialmente como una novela de viajes, sin embargo no posee una estructura de hechos fantásticos como otros libros de viajes que he leído. Quizá se debe a que la intención - creo yo - del autor no es brindar más énfasis a las aventuras, como a los pueblos y su crítica de la sociedad. Creo que lo que más destaca de este libro es precisamente eso, la crítica que llega a hacer el autor del poder militar, civil y político de la sociedad. Cada lugar donde naufraga el protagonista presenta una forma de vivir que constantemente es comparada con la sociedad humana, a tal punto que con cierta ironía identifica un pueblo ocupado solamente por caballos, donde los irracionales son los seres más parecidos a los humanos. La humanidad está perdida entre los vicios y la maldad, es lo que nos dice, a tal punto que el protagonista no quiere volver a saber nada de vivir con humanos, aunque sean su familia. Le he puesto 3.5 estrellas porque para mi gusto particular a esta historia le faltaron más elementos sorpresa y aventuras que permitan a lector engancharse desde el principio con la lectura.


Swift critica hábilmente su época, y la nuestra, con tino y una relevancia irónica e inmortal. Gulliver, en sus distintos viajes, recibe iluminación tal que, cuando es hora de regresar a la realidad, física si se quiere, le cuesta acostumbrarse a la frivolidad, inclemencia y rutinaria vida del humano o "Yahoo". Ahora le cuesta aceptar que es una Criatura vaga e informe, desterrada de la plenitud de la verdadera civilización. Para ello debe atravesar Liliput, donde es superior, o al menos eso cree, después a Brobdingnag, donde descubre que se siente ser indefenso, vulnerable y frágil, posteriormente conoce Laputa, una isla volante sin orden ni armonía, etc. En la última parte, conoce un mundo donde los humanos son las bestias y los animales los seres racionales y conmiseros que impulsan su vida con sobriedad y paz. Es muy buena obra, me entretuvo y me hizo meditar. Si viviera hoy, Swift sabría con certeza que su obra sigue vigente y es tan real como que vivimos siendo Yahoos.


Este libro, desde el principio hasta el final, es un grito de imaginación que lleva casi 300 años oyéndose. Algunas partes son más conocidas que otras, a muchos de nosotros nos han acompañado series y películas de los dos primeros viajes (Liliput y El país de los Gigantes), pero sinceramente de los otros viajes no tenía ni idea y me ha sorprendido gratamente. Mi personaje favorito es Glumdalclitch, esa pequeña gran niñera, que me ha llegado al corazón. No solamente nos narra las aventuras mientras nos ambienta unos mundos imaginarios cada cual más esperpéntico, sino que aprovecha para criticar la sociedad real de su época. Aunque la última parte es la que menos me ha gustado, porque me parece la más caótica, me alegro mucho de haberlo leído siendo adulta, porque sé que muchas cosas se me hubieran escapado y no lo habría disfrutado tanto. Un clásico que no pasa de moda, totalmente recomendable.


Movernos y vivir entre habitantes que miden como nuestro dedo gordo, gigantes que nos doblan en altura, científicos locos, personajes inmortales o caballos parlantes no es algo que entre en nuestros planes, pero que sí entró en la imaginación de Jonathan Swift cuando escribió Los viajes de Gulliver. De esta forma, nos movemos en el barco y en el bolsillo de Gulliver para conocer diversos reinos, cada cual con sus propias leyes, tradición, forma de gobierno, sociedad, economía y política. La obra no es buena solo por su condición de novela de viajes y aventuras, sino que vale oro también por su tono satírico, escondido en los diálogos, descripciones y pensamientos de Gulliver compartidos con los habitantes de los diversos reinos que visita, y que nos transmite a los lectores de forma cercana y familiar. Así, cuando Gulliver describe las costumbres, el gobierno y las leyes de los reinos que visita y cuando describe su país natal, escuchamos la voz de Jonathan Swift, susurrándonos así por lo bajito diversas críticas. En los susurros de Swift encontramos una gran crítica social y política del momento: no todo es tan bueno y desarrollado como parece, pues Liliput parece ir un paso por delante; aunque tampoco todo es tan malo, pues Brobdingnag parece inferior. Podemos hablar también de una crítica a los avances de la ciencia y la tecnología con las descripciones de los extraños y locos proyectos de los científicos en Laputa. Sin embargo, es en el país de los Houyhnhnms, cuando Gulliver es consciente de la verdadera degradación humana que Swift ha ido criticando a través de intensas reflexiones de la condición humana. Gulliver es el medio mediante el cual Swift crea una cómica y amena novela de aventuras y viajes, pero es también la voz mediante la cual expresa sus preocupaciones y sus opiniones críticas. Gulliver es, pues, a su vez, personaje y voz, es narración y crítica.


🟦⬜🟥 Obra que todos conocemos pero que su lectura nos depara alguna que otra sorpresa. Ya sé que originalmente no fue escrita en francés, pero puesto a elegir me he decantado por esta traducción. Tienen pinceladas profundamente filosófica, más de las esperadas.


Me cuesta un poco hacer esta reseña porque el libro no me atrapó como hubiera querido, mi parte racional le cuesta aunar una historia que dice ser basada en la vida real pero está llena de fantasía. Aunque debo expresar que disfruté las reflexiones escondidas, sobre todo la última parte. Considero que es un libro para aquellos que quieren experimentar distintos estilos de escritura y que disfruten al leer de todo un poco.


No le tenía mucha fe al libro, pero justo en la último viaje de Gulliver todo cobró sentido para mí. Se trata de una crítica al contexto sociocultural en el que el autor vive. Sin embargo, muchas de esas críticas pueden volver a aparecer en la sociedad actual. Personalmente lo quiero tomar de la siguiente forma (debido a mi gran interés por el ambiente): se nos dice que las otras especies, ajenas a la que pertenecemos, son igual de importantes que la nuestra. No importa lo pequeños o grandes que otras especies sean, tenemos mucho que aprender de ellos, y por eso debemos cuidarlos.


Si me preguntaban hace unos días por Los viajes de Gulliver, seguramente nombraría la región de Lilliput y hasta ahí llegaría mi conocimiento de la historia. El libro está dividida en cuatro viajes, separados entre sí por una breve estadía del protagonista con su familia. Entre los lugares a los que el azar lo lleva, se cuentan: el mencionado Lilliput; Brobdingnag , una región en la que Gulliver tendría el tamaño de los lilliputenses comparado con los lugareños; Laputa, una isla flotante; Balnibardi, donde visita una academia que trabaja en inventos fuera de toda lógica y aplicación práctica; Glubbdubdrib, la Isla de los hechiceros capaces de resucitar por un día personas ya fallecidas; Luggnagg, el reino de los inmortales; el país de los houyhnhnms, unos caballos sabios, dotados del más elevado raciocinio que comparten territorio con los yahoos, unos seres antropomórficos grotescos y repulsivos, a los ojos del narrador. La historia cuenta con todos los elementos para ser una gran novela de aventuras, pero yendo un poco más a fondo, se puede encontrar en cada lugar visitado cierta referencia a conductas humanas, sociales y políticas. Las comunidades que visita, enfrentan a Gulliver y al lector a cuestionamientos acerca del conocimiento, los derechos, la ley, y la maldad, entre otros tópicos medulares de la condición humana.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MATAR A UN RUISEÑOR

HARPER LEE

Calificación General: 8,6Por leer

ORGULLO Y PREJUICIO

JANE AUSTEN

Calificación General: 8,7Por leer

PATRIA

FERNANDO ARAMBURU

Calificación General: 8,8Por leer

MÁS LIBROS DEL AUTOR JONATHAN SWIFT


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CLÁSICOS UNIVERSALES


FRASES DEL LIBRO LOS VIAJES DE GULLIVER

¿Qué mortal hay que no se deje llevar por la predilección y parcialidad de su lugar de nacimiento?


Publicado porluciaoliver

Sin duda están en lo cierto los filósofos cuando nos dicen que nada es grande ni pequeño sino por comparación.


Publicado porNines65

Las naciones pobres están hambrientas, y las naciones ricas son soberbias. Y la soberbia y el hambre siempre estarán en discordia


Publicado porluciaoliver

Aunque más bien entiendo que esta condición brota de un mal muy frecuente en la humana naturaleza, que nos inclina a ser más curiosos y vanidosos por asuntos con los que apenas tenemos nada que ver, y para los que estamos menos capacitados


Publicado porluciaoliver

Dado que, a la larga, la razón siempre prevalece sobre la fuerza bruta


Publicado porluciaoliver

No podía entender cómo era posible que la ley, que pretende la protección de todos los hombres, pudiera ser la ruina de alguna persona.


Publicado porluciaoliver