1. ALIBRATE
  2. NOVELA ROMÁNTICA
  3. LOS PUENTES DE MADISON COUNTY

Calificar:

8,5

295 votos

Sinopsis de LOS PUENTES DE MADISON COUNTY

Cerca de los puentes de Madison County están esparcidas las cenizas de dos seres que se trataron durante tres días y se amaron hasta la muerte: Francesca Johnson y Robert Kincaid. El destino los unión cuando ambos habían rebasado los cuarenta. Ella, casada y con dos hijos, llevando una plácida existencia;él,un fotógrafo de vida nómada, tan libre y generoso como para respètar sin más las decisiones ajenas. Entre ellos nació un amor corto como una tarde de otoño pero tan produndo como las raíces de un árbol que hubieran cavado hondo en la tierra, y así nos lo cuenta Robert James Waller a la vez que nos devuelve el gusto de saber que la pasión no tiene edad.

48 reseñas sobre el libro LOS PUENTES DE MADISON COUNTY

Robert Kincaid, fotógrafo, viaja a la ciudad de Madison county, para fotografiar los puentes para una revista. En esta ciudad conoce a Francesca y al verse, instantáneamente, se produce un flash y se enamoran perdidamente. Lamentablemente, ella se encuentra casada y tiene hijos. Este es el punto de partida de esta historia y nos narran los días que pasaron juntos. Como todos sabrán yo no leo libros románticos y este será el primero y el último....espero.... Nunca he llorado tanto con un libro como con este, lloré a mares, desconsoladamente. Al principio me costó un poco entender las posturas de sus protagonistas pero poniéndome en el lugar de ellos entiendo el porque se sus decisiones. Si hubiera leído este libro a mis 20 no los hubiera comprendido, para mí el amor era lo primero, pero por supuesto hay diferentes tipos de amor y vínculos. Una historia bella y lo digo yo que odio la literatura romántica, que me destruyó el corazón y me lo dejo hecho pedacitos. Y por supuesto lo más triste de esta historia, es que es una historia real, él era un fotógrafo de la national geographic, cuando ella fallece su hija descubre las cartas que se mantuvieron a lo largo de los años y decide contar la historia de ambos. Por supuesto tampoco veo películas románticas y está no la he visto y no la veré nunca, me quedaré con el recuerdo de un bello libro.


Cien páginas. Cuatro días. Un hombre. Una mujer y toda una vida amándose desesperadamente. Los puentes de Madison es el relato sentido y pasional de dos seres destinados a pertenecerse, reconocerse y perderse el uno en el otro. Un hombre solitario que la busca. Una mujer casada que sin querer lo encuentra. Una historia triste y conmovedora que se te mete bajo la piel casi para hacerte daño. Si bien el estilo narrativo de Waller no me quitó el sueño, sí lo hizo la fuerza del amor que cuenta. Un amor de esos que rompen corazones, quiebran vidas y astillan almas. Un romance que estremece, que quema, que duele y definitivamente un romance de esos que no se olvidan. Nunca. Yo quería suspirar, quería sonreír, quería ser feliz y enamorarme como una loca. Waller me demostró que todo no se puede en la vida (me iré a llorar un rato más).


Los puentes de Madison: un novelón. Un debe y un haber que, simplemente, me alegro de haber vivido. Para empezar, una confesión que no creo que me honre demasiado. He tardado más de 20 años en terminar de leer este libro. Me da la impresión de que acabo de batir un récord. Un mal récord, dicho sea de paso. Lo cierto que no he estado muy fino en esta historia de amor y odio que yo mismo me había montado. Los puentes contra mí y yo contra los puentes de Madison. Total ¿Para qué? Al primer round me había soltado un directo de izquierda y ya estaba grogui sobre la lona. El arbitro no se ha molestado ni en contar hasta 10. Recapitulo: Tengo la novela desde unas navidades ya muy lejanas. Fue un regalo de reyes. Ya ni recuerdo quien fue el que la puso bajo el árbol. Lo cierto es que ahora debería darme igual. A quien lo hiciera en su día, mi agradecimiento más sincero. Aunque han pasado muchos años, es un hecho que la persona que me lo regaló me conocía mucho mejor yo ¿Pudo ser la buena de mi madre? Después volveré sobre este tema. Para continuar, otra confesión que nos sé si me empuja o básicamente, me pone en mi por una vez en mi sitio. Y es que hacía ya muchos años que no lloraba leyendo un libro. Y eso que esta novela solo me ha rozado. Si me llega a dar de frente me hubiera aplastado como a un viejo sentimiento. De esos que uno nunca olvida. Es increíble la fuerza que pueden desplegar un montón de frases cuando se hacen las dueñas e inundan de palabras todo lo que te rodea en tan solo un par de segundos. Me rindo. Para finalizar, otra confesión en forma de regalo envenenado. Parafraseando a Lionel García y reconociendo de antemano con cierta pena después de haberlo escucharlo cantar más de mil veces, que es un hecho que las musas no me susurran al oído con la misma dulzura que lo hacen a este mexicano loco, claudico y suscribo cada palabra de sus versos. Cada uno que lo encaje como mejor pueda:[tg1] “Para empezar… Haces que este mundo sea un mejor lugar…. Cuando hablas llenas todo de verdad…. Y haces que me olvide de la soledad…” “Para empezar… Nunca quise envejecer con nadie más… Y no sé qué va a pasarme si te vas Solo sé que quiero estar en donde estas…”. No sé, me ha parecido que estas líneas de sangre y hielo reflejaban demasiado bien el estado de mi corazón agrietado. Cuando después de un profundo suspiro he conseguido ponerle el punto final a esta historia de desamor que duraba ya demasiado tiempo me he sentido un poquito mejor. Y eso es precisamente lo que debe hacer contigo un buen libro. Después he podido comprobar que mi corazón ha cambiado el ritmo de sus latidos, esta vez se ha soltado la melena y lo ha hecho a su libre albedrio. Y eso amigos, no está mal, nada mal. Y por una vez en mi vida, simplemente, me he dejado llevar. Es otra manera de flotar. Solo me quedaba una cosa por hacer. —Hola, mamá —Hola, hijo. Hace ya más de una semana que no me llamas. Que poco quieres a tu madre. Tengo que reconocer que tiene razón. La llamo muy poco. Pero a todos nos suele pasar. Solemos dar por sentado el amor cuando es incondicional. —¿Me lo regalaste tú? —Si te regale yo ¿El qué? —Los puentes, mamá, los de Madison. —De eso hace ya muchos años, hijo. —¿Fuiste tú? —Servidora. —Gracias, mamá. —De nada, hijo. Y es que al final, nadie te va a conocer mejor que te conoce una madre. Esta reseña se la dedico a todos mis compañeros de alibrate. Lo hago de todo corazón y con el firme propósito de seguir leyéndoos ¡Larga vida a los legionarios de la palaba!


Imposible leer este libro sin imaginarse a los maravillosos Clint Eastwood en la piel de Robert Kinkaid y a Meryl Streep en la de Francesca Johnson... Los puentes de Madison es más que una bonita e intensa historia de amor que nació de repente, fue vivida durante cuatro días y añorada durante el resto de la vida de sus protagonistas. Robert, un fotógrafo solitario, con algo de talento para la música... el último cowboy que llega a la vida de Francesca, una muchacha italiana que se casó con un soldado para huir de una Italia devastada por la guerra. Sus almas se encuentran por casualidad gracias a la magia de un viejo puente de madera derruido, y desde ese mismo instante se amaron, más allá de la razón y de la moral. Atrapados con el mismo ímpetu por la pasión, el sentido de responsabilidad, la culpa y el deseo de vivir algo que ambos desconocían. "-No lo sé, Robert, en cierta extraña forma tú me posees. Yo no deseaba que me poseyeran, no lo necesitaba, y sé que tú no te lo propusiste, pero eso es lo que ha sucedido. Ya no estoy sentada a tu lado, aquí, sobre la hierba. Me tienes dentro de ti, como una prisionera voluntaria" Por supuesto, este fin de semana, volveré a ver la película! 😍


Una pequeña delicia "tramposa" en poco más de 100 páginas. Una historia de amor -casi increíble-que despunta por lo mismo que La Tregua de Benedetti, por la suavidad con la que comienza, un rayo de esperanza inesperada en unas vidas grises, y entonces ... No se puede contar mucho más sin destripar la trama. A los que no lo han leído pero han visto la magnífica película, no tengo nada nuevo que decirles. Quiero aclarar lo de "tramposa". La trampa es el recurso de la infelicidad, usado por muchos escritores, para hacer trascendente un momento, una relación o una vida. Este recurso me fastidia sobremanera. Obviamente, la vida no es siempre de color de rosa, pero pasadas las penurias, obligaciones y tragedias ¿qué les cuesta darles un final esperanzador y dichoso? ¡Bastantes dramas tenemos ya a a diario! Claro que con esta " trampa" consiguen convertir una historia de amor corriente, con poca trascendencia (aunque bien escrita, eso sí) en LA HISTORIA... sí , la que te amargó la tarde, la semana o el mes pero que ya se hizo eterna.


Lloré, sí, esta historia me hizo derramar lágrimas como un niño. Mientras leía pensaba en todos aquellos que han pasado y están pasando por ello. De vivir en la fría oscuridad de la rutina, de una realidad que no se quiere y que de un momento a otro una chispa surge de repente y su luz lo invade todo y su ardor consume la carne y el alma. Y hace que cuatro días sean como cuatro millones de años, que dos desconocidos se crucen en la intersección del destino para amarse intensamente y luego caer desde las alturas del éxtasis al duro suelo de aquella realidad. De combatir con las entrañas si huir hacia aquella luz plena o quedarse y vivir cada día en un simple recuerdo, en el pensamiento de lo que podría haber sido. Una historia que conmemora el gran amor y que en sus páginas nos invita a luchar, a no ser cobardes, a vivir, a amar. Porque la vida sigue su camino y marcha hacia un horizonte sin retorno. O aprovechamos este amanecer que se nos presenta o nos sumergimos en la envolvente sombra del dolor. Que cada uno que lea esta historia saboree esa intensidad que nos hace degustar la vida.


Excelente libro de lectura compartida con marenpergamino. Aunque me haya puesto tortugas y caracoles hasta en la sopa. Estos protagonistas desentierran sentimientos que creían olvidados en ellos mismos, de repente llega esa persona y desbarata su fortaleza tan perfecta y segura de la vida cotidiana dejándose llevar por sus instinto. La perfecta descripción de los protagonistas en cada movimiento, en miradas, de su reacción a todas las situaciones, todo muy bien analizado y con una descripción detallada te hace revivir lo que llevamos dentro y necesitamos sacar. Volveria a leer todas esas partes del libro sin dudar. Lo peor, es que hay un poco de relleno con historias místicas que me han despistado, breves pero que para mi gusto sobran. Recomiendo el libro a quienes les apetezca revivir sus sentimientos y si alguna vez lo llegaron a expresar de la misma intensidad


Había visto varias veces la película, por lo que iba postergando la lectura del libro, pensando incluso que para qué leerlo si ya conocía la historia. Pero estaba equivocada. Porque si bien es cierto que no es lo mismo si conoces qué va a pasar, esta historia de amor ha vuelto a atraparme y mis lágrimas han vuelto a desbordarse. Una historia de amor que nuestros protagonistas viven en apenas cuatro días, pero que les acompañará por siempre, hasta el fin de sus días. Una historia de amor entre un solitario fotógrafo y la esposa de un granjero, madre de dos hijos, con una vida monótona de la que no espera nada especial. Pero lo especial aparece, y tendrá que luchar entre sus sentimientos y su responsabilidad, tendrá que hacer la elección más difícil de su vida. Una historia de amor que he vivido con ellos de principio a FIN. Sí, FIN con mayúsculas, porque la última parte del libro y su final me ha gustado mucho, me ha emocionado, me ha conmovido, y me ha arrancado lágrimas que no suelo derramar ante situaciones reales en mi vida ¡la magia de los libros consigue estas cosas! Yo no soy lectora de novela romántica, pero creo que ésta es algo diferente. No es una novela romántica, es una novela que cuenta una gran historia de amor.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR ROBERT JAMES WALLER


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELA ROMÁNTICA


FRASES DEL LIBRO LOS PUENTES DE MADISON COUNTY

El análisis destruye los conjuntos. Algunas cosas, las cosas mágicas, han sido hechas para permanecer enteras. Si uno las observa por partes, desaparecen.


Publicado porAndrea Milano

Las cosas cambian. Siempre lo hacen, es una de las leyes de la naturaleza. La mayoría de las personas le tienen miedo al cambio, pero si lo ves como algo con lo que siempre puedes contar, se vuelve reconfortante."


Publicado porMonteAquino

Las palabras provocan sensaciones fisicas, no solamente transmiten significado."


Publicado pormarenpergamino

Los viejos sueños eran sueños buenos; no se realizaron, pero me alegro de haberlos tenido


Publicado porJuulia

Levantó la mirada hacia ella. _Dios mío_ dijo con suavidad. Todos los sentimientos, todas las búsquedas y las reflexiones, toda una vida de sentir, buscar y reflexionar se le juntaron en ese momento. Y se enamoró.❤"


Publicado pormarenpergamino

Ahora sé que estuve yendo hacia ti y tú hacia mí desde hace largo tiempo."


Publicado pormarenpergamino