Calificar
8,8 2.3k votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LOS PILARES DE LA TIERRA

La construcción de una catedral en Inglaterra en la Edad Media. Una época marcada por los conflictos religiosos, la hambruna y una guerra civil en la ciudad inglesa de Kingsbridge. Aquí se entrelazan las vidas de personales inolvidables como Tom, el albañil; Aliena, una dama noble; Philip, el prior; Ellen, la mujer que vive en el bosque, y Jack, un joven con un don especial para visionar nuevas maneras de construir y trabajar la piedra.

Año de publicación:1989

202 reseñas sobre el libro LOS PILARES DE LA TIERRA

Fascinante, abrumadora. Me parece impresionante su manera se escribir, su habilidad para no dejarse ni un detalle. He disfrutado este libro de múltiples formas, me he reido, me he enfadado, he amado y he odiado a la vez. Pero sin duda una de las cosas que más he disfrutado es sin duda lo que he aprendido sobre las formas de vivir y la sociedad de la época. El libro se basa en la construcción de una catedrial y una serie de desdichas que suceden de ella. Guerra civil, injusticias, luchas y sin duda empoderamiento femenino de una serie de mujeres a pesar de las inmensas dificicultades que de la época se derivan. Un libro tremendamente completo


Indescriptible. Increíble. Perfecto. Era uno de mis eternos pendientes ya que la longitud me hacía retrasar la lectura. Me arranqué y bendito día que lo cogí de la librería. Mi padre me avisó, te va a encantar... y qué razón tenía. ¡ Qué razón teníais los que me animásteis ! Digamos que el libro narra la construcción de una catedral como tema principal. Pero hay más historias colindantes a eso. Historias de familias, de amores, de desamores, de negocios, de guerras, de traiciones, de actos de bondad, de perdón, de esfuerzo. Cuando terminas el libro y recuerdas el principio, ves la evolución de los personajes, personajes trabajados tanto personalidad, forma de vida, historias que le suceden. Una guerra civil como un fondo que marca la trama en cada página. La evolución de los trabajos que desempeñaban... Es todo. Es un libro redondo. Lo recomiendo sin duda. Mi estreno con Follett ha sido maravilloso.


Una obra de arte. Confieso que formaba parte de mi lista de pendientes. Desde hacía mucho tiempo,... y que lo termine con mucha pena,... me resultó exquisita la redacción de Follet, su documentación, la trama de los personajes,... creo que sirvió de fuente de inspiración a autores patrios, como Ildefonso Falcones, que siendo maravillosos, no le llegaron a la altura,... sin duda, uno de mis favoritos y recomendables,...


Te transporta a la edad media, entre reyes, caballeros, condes y guerras. Te ilustra la arquitectura de la época tanto de catedrales como de viviendas en dicho tiempo. Un libro, extenso pero de lectura muy agradable y placentera. De la emoción y el entusiasmo por los pasajes desarrollados el tiempo te pasa considerablemente rápido. Es increíble como Ken Follett desarrolla el libro para que todos los personajes estén relacionados entre ellos y se encuentren con el paso del tiempo. El autor te relata cada detalle, de tal forma que te hace vivir y sentir cada momento. Adoptas la forma de vida del siglo Xll. Novela histórica con una mezcla de aventura, amor, drama, suspenso y venganza. ¿Quién hubiera pensado al leer la contratapa que él mismo te diga cómo comienza y cómo termina el libro?


Una montaña rusa de sensaciones, primera novela que leo de Follett y vaya que me a gustado. Su narrativa es como esas magestuosas obras arquitectónicas de las catedrales, llenas de muchos detalles. Me cautivó el crecimiento y desarrollo de los personajes. Una obra con tantas aristas y todas llevadas muy bien sin dejar nada sin concluir. Follett me llevo a esa Inglaterra del siglo XII y me mostró como se mueven los hilos dentro de esos pilares que movían a toda una sociedad. (monarquía, iglesia y pueblo), que a pesar de ser ficción no está lejos de la realidad. Si tenía alguna duda de leer la trilogía del siglo, ya no me queda la menor duda.


Una novela sublime que nos introduce en la Edad Media a través de uno de sus símbolos más conocidos, las catedrales . Pero la religión , las luchas de poder , la miseria, la moralidad también están presentes . Una novela llena de amor, odio, vénganza e incluso a veces satisfacción . Una auténtica obra de arte vamos!. El autor consigue que te imagines los personajes sin necesidad de cerrar los ojos, es un maestro en las descripciones . Éste libro no es un libro cualquiera, es algo excepcional. Es una lectura amena a pesar de sus más de 1000 páginas , entretenida , romántica , monumental, ágil , misteriosa... lo tiene todo vamos! Es un constante despliegue de caballeros, damas, pugnas feudales , proscritos , hambrunas , castillos y ciudades amuralladas .... los personajes dejan huella para siempre, los ves crecer a lo largo de las páginas , nos transmiten tanto! Son los héroes de la historia, y lo son por méritos propios , por tener fe en sus sentimientos, en una persona o en un ser superior. Cada uno de ellos, por distintos que sean sus escalas de valores, es fiel a su objetivo. Persisten, luchan, te emocionan ... En definitiva sr Follet, me encanta su forma de escribir, es una maravilla! Y sus libros , fantásticos !


Es una novela historica ambientada en Inglaterra de la edad media que cuenta como vivian y las costumbres.Engancha desde el minuto 1


Son de esos libros que te dejan huella. Normalmente cuando termino de leer un libro empiezo con otro al día siguiente , pero después de leer este voy a necesitar varios días sin leer para asimilar todo lo que he leído . Sublime, genial, impresionante, imprescindible ... me quedo sin adjetivos. Quien no La Haya leído que no dude en hacerlo .


Ver más reseñas

Más libros del autor KEN FOLLETT


También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases del libro LOS PILARES DE LA TIERRA

La chiquilla indefensa a la que había violado y arrojado de su casa hacía tantos años había vuelto para tomar venganza

Publicado por:

Sesma107

Se preguntaba si William Hamleigh no sería, de hecho, la mismisima encarnación del demonio. Había causado más daño de lo que era humanamente posible

Publicado por:

Sesma107

-Dicen que eres una fornicadora. -¿una fornicadora?- dijo Ellen en voz alta-. ¿Y qué me dices de ti? ¿Acaso esos monjes no saben que para fornicar se necesitan dos?

Publicado por:

Sesma107

Y ya pensaba en cosas mientras deambulaba por el bosque; por ejemplo, en cómo los edificios se mantenían en pie y en qué sentiría acariciando los senos de Aliena

Publicado por:

Sesma107

Sabía que jamás volvería a sentirse seguro. Ahora que ya sabía que era el hambre, el frío, el peligro y la desesperación, siempre tendrá miedo de ellos.

Publicado por:

Sesma107

Renunciar a la felicidad es como arrojar piedras preciosas al océano. Es mucho peor que cualquier pecado.

Publicado por:

Paco Garrido

Así se sentía él, como si le hubieran amputado una parte de su ser y no pudiera hacerse a la idea de que se había ido para siempre.

Publicado por:

Sesma107

Y cuanto más sencillas son las cosas, menos errores se cometen.

Publicado por:

Nines65

¿Por qué la gente habría de crear dificultades cuando ya había tantas en el mundo?

Publicado por:

Nines65

Sería repugnante tener un hijo de William Hamleigh. Y además, podría no ser suyo... Sino de su escudero. Nunca podría saberlo ¿cómo haría para querer a aquel bebé?. Cada vez que mo mirara le recordaría aquella noche espantosa

Publicado por:

Sesma107

Jack tuvo que contenerse para no echarse a reír. ¿De qué servía arrojar dinero a un pedazo de madera? Pero la gente había sido adoctrinada por la Iglesia hasta tal punto que su reacción automática ante algo sagrado era la de dar dinero.

Publicado por:

Nines65

Recuerda por favor que el orgullo excesivo es un pecado corriente, pero que un hombre puede, con la misma facilidad, frustrar la voluntad de Dios por una excesiva humildad.

Publicado por:

Nines65

Renunciar a la felicidad es como arrojar piedras preciosas al océano. Es mucho peor que cualquier pecado.

Publicado por:

Nines65

Tener fe en Dios no consistía en sentarse mano sobre mano. Significaba creer que uno podía lograr lo que se proponía, haciéndolo lo mejor que pudiera con honradez y energía.

Publicado por:

Nines65

Renunciar a la felicidad es como arrojar piedras preciosas al océano.

Publicado por:

Lilix