Calificar:

6,7

3 votos

Sinopsis de LOS NOMBRES PROPIOS

¿Quién es Belaundia Fu? Es la mejor amiga de Marta a los siete años: la amiga invisible que, en esos momentos en que las cosas no salen como había planeado y ni siquiera la abuela es capaz de consolarla, se sienta con ella y espera hasta que se le pase. Belaundia Fu es la voz sensata, ideal e infalible que, cuando Marta tiene dieciséis años y pese a que prefiera no escucharlas, le dice las verdades a la cara: por ejemplo, que ese chico, Charlie, no le conviene. Pero cuando Marta ya ha cumplido veintidós, cuando ya se ha licenciado, cuando está empezando a tomar las decisiones que van a marcar el resto de su vida, ¿qué hace aún ahí Belaundia Fu? Ahí sigue porque es quien, desde siempre, le narra a Marta su propia historia. ¿Quién es Belaundia Fu?, nos preguntamos; y, sin embargo, la pregunta que verdaderamente importa es: ¿quién es Marta? Luminosa y emocionante, Los nombres propios es una indagación sobre la identidad y la relación que establecemos con el mundo que nos rodea. Dominada por una voz narrativa de una madurez excepcional, la primera novela de Marta Jiménez Serrano reflexiona acerca de cómo llegamos a convertirnos en quienes somos, sobre el hecho mismo de crecer y la manera en que lo hacemos: aprendiendo a nombrar aquello que nos importa.

2 reseñas sobre el libro LOS NOMBRES PROPIOS

Los nombres propios es un libro de esos que una vez terminando te dejan pensando sobre la vida. Me ha gustado como se desarrollan las distintas etapas de la vida . La infancia, la pérdida de la abuela, la adolescencia y la precaria vida laboral por la que Marta, la protagonista de esta historia debe pasar. La narración del libro es lo que le hace especial, pues nos lo va contando una niña imaginaria llamada Belaundia Fu, la cual aparece en la vida de Marta cuando tiene siete años y se queda con ella para siempre. Sin duda conmigo también se quedará cada vez que recuerde este fantástico libros. ❤️❤️❤️❤️


Es una novela de aprendizaje que nos narra la transición de la niñez a la vida adulta. Por tanto, sus cuatro capítulos van a cubrir una etapa definida de la vida de Marta, nuestra protagonista: infancia, adolescencia, juventud (universitaria) y madurez (incipiente). Opino que hay algo muy interesante de esta obra y es que está narrada, casi en su totalidad, en segunda persona. Esta voz narrativa es muy compleja porque tienes menos recursos para hacer llegar la información, debes tener mucho cuidado con los diálogos y debes casi prescindir de los pronombres. La obra cuenta con cuatro partes. Las tres primeras son narradas en la voz de una segunda persona, Belaundia Fu (amiga invisible de Marta desde su infancia y quien le va a llamar la atención en momentos decisivos); es un narrador externo, una especie de “ser” que lo sabe todo. Es un narrador omnisciente en segunda persona, y que no forma parte de la historia. Este gran bloque narra el crecimiento y el desarrollo de Marta. Pero una vez superada esta etapa, la protagonista se descubre a sí misma: qué es lo que quiere hacer, qué es lo que quiere ser, con quién quiere estar, etc. Es como elegir su destino. Esta última parte se llama Marta y es narrada en primera persona. Y creo que eso es un gran acierto en la novela, porque la clave en este tipo de relatos es usar a otro narrador que va a implicar otra dinámica. Y nos va a mantener entretenidos hasta el final. Me ha gustado mucho este relato porque es diferente a lo que he leído últimamente. Y, además, por el tipo de narración nos transmite una gran carga emocional. Hace que empaticemos con Marta y su entorno. Podemos apreciar descripciones con mucho detalle, tanto de la ambientación y la atmósfera. Lo cual va a producir mayor impacto sobre nuestras emociones. El personaje de la abuela de Marta es indiscutible. Me encanta. Creo que cuando los abuelos aparecen en una novela, tienen casi el mismo protagonismo que tienen en la vida. Son de un peso tremendo. La relación abuelo-nieto es una relación de complicidad maravillosa y, sobre todo, sin miedos porque ellos ya han sido padres y han superado esa etapa. Leí algunas entrevistas de la autora y el personaje de Marta, probablemente sea su alter ego que ella usa para dar una especie de mirada con lupa a su pasado. Además, maneja este tipo de narración tan complejo de manera muy eficiente. Esta obra nos aporta un relato muy tierno y muy real. Simple y sobresaliente a la vez. Mi impresión es que todos nos hemos sentido reflejados en Marta y en todas las demás versiones “martas” en algún minuto de nuestras vidas. Nos vamos a conmover y a entretener. Así que recomiendo su lectura. Hasta una nueva reseña. Chau.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA