Calificar:

7,5

22 votos

Sinopsis de LOS NIÑOS DE LEMÓNIZ

Mucho se ha hablado del terrorismo de ETA en las décadas de los 70 y 80, pero nunca se había escrito esta historia desde la mirada limpia e inocente de los niños cuyos padres estaban amenazados o fueron asesinados por la organización terrorista. La autora fue uno de esos niños que al igual que otros, vivió unos acontecimientos que ningún niño debería vivir jamás.  El testimonio novelado Los niños de Lemóniz es la suma de recuerdos recuperados. Habla de personas, emociones y situaciones, pero sobre todo habla de niños, de cómo ellos vivieron esa realidad, de cómo sus padres, ante situaciones límite, intentaban ocultar lo que estaba ocurriendo con el único objetivo de protegerlos. Niños que nunca fueron tenidos en cuenta, ni siquiera en las estadísticas. Y también habla de mujeres, de madres que, a pesar de su juventud, fueron extremadamente valientes, generosas, protectoras y luchadoras.

6 reseñas sobre el libro LOS NIÑOS DE LEMÓNIZ

Jon indigoras se despacho agusto con el periodista Luis del olmo en una llamada telefónica a su programa de radio. "Este tipo de declaraciones harán que te pasen cosas malas..." El motivo, mostrar su rechazo a la banda terrorista eta. Ellos,( la lista de periodistas sería interminable) al menos tuvieron dos cosas. Voz y arrestos ( cojones, en castellano antiguo) Los niños de lemoniz rompe el silencio de esa infancia que no pudo crecer con normalidad. Algo tan simple como bajar a jugar al parque era una actividad de riesgo que ellos ni asimilaban ni entendían. Rechazados por la cultura del miedo al que sometieron los asesinos y sus parlamentarios, y por padres que obligaban a sus hijos a darle la espalda, a no jugar con ellos en el recreo, a decir que su progenitor era malo. En esta ocasión, aunque cualquier excusa era buena en los años de plomo, el delito cometido fue que sus padres trabajaran en la construcción de la central nuclear de lemoiz. Ser señalado en un pequeño pueblo del país Vasco, como objetivo terrorista, no sólo conllevaba el miedo a las balas, era, sencillamente la destrucción social, bajar a los infiernos. Un ambiente opresivo que le tocó vivir, en especial, a los menos culpables, mientras teníamos que soportar frases tan célebres a modo de justificación " daños colaterales" pero que ostia con toda la mano abierta os daba. Estela baz ficciona una odisea real, donde lo único que modifica son los nombres de personajes. Los reales se pueden consultar tirando de hemeroteca, y hacerlo, me ha repercutido en incrementar el asco que siento por eta e insisto, sus parlamentarios ( si, otegui, por ti también) La novela esta escrita desde la perspectiva de una niña de 4 años, que crece bajo estas especiales circunstancias. Por tanto, la narración es tan parca en riqueza literaria, como dura, en su inocencia. Repetitiva en ocasiones, el texto navega entre luz y oscuridad hasta hacerse asfixiante y dejándote, pese o precisamente a su sencillez con un sentimiento sobre todo, de rabia. Quien por curiosidad quiera acercarse al libro, debo advertirle que su prosa, no es buena, verdura en un plato de carne, pero todo lo que nos cuenta la autora es dantesco. Lectura recomendable para conocer cómo vivieron aquellos años, los más inocentes, los más olvidados. Los niños. Los daños colaterales ( pero que miserables!! Luis del olmo pidió perdón a una madre por llamar hijos de puta a los etarras en directo. Yo no pediré perdón por dos, apuntes, por dos ejemplos de mi forma de pensar al respecto. El día 3 de junio de 2005 la sabia naturaleza hizo justicia con jon idigoras. Ley de vida. No hay prisa, Josu ternera, el infierno es paciente y te espera. Daños colaterales. PD. Si te ha gustado esta reseña o la de cualquier usuario y decides premiarla con un like debes hacerlo en el corazón grande donde reza: te ha gustado esta reseña? O ante la duda en los dos.


Con este libro tengo sentimientos encontrados ..por una parte me ha gustado pero por otra la trama es lenta y muy repetitiva ,aunque los capítulos son cortos y se lee rápidamente . Me llamo rápidamente la sipnosis del libro, un enfoque muy diferente,al que estamos acostumbrados . La protagonista es Ángela una niña de 4 años , que a través de sus vivencias nos cuenta cómo vivió aquella época tan dura. Libro muy emotivo, realmente llegas a empatizar con todos los personajes. Lo que más me ha gustado es el papel de las madres , como intentaban con todas su fuerzas que que no perdieran su inocencia . No comparar con Patria porque no tiene nada que ver .


La historia está bien para ponerse en la piel de los que vivieron la etapa del terrorismo, pero le falta un mejor narración.


Una historia muy dura, muy bien contada desde los ojos de los niños.


Desgraciadamente yo viví esa situación siendo niña. Me he sentido identificada en todo momento. Me ha encantado


No está mal. Las vivencias de los niños que sufrieron la zarpa de eta en su infancia y como lo vivieron contado por una adulta recordando su infancia. Hay cosas que se escapan pero esta bastante bien.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN