Calificar:

8,4

34 votos

Sinopsis de LOS MEJORES CUENTOS

Pocos escritores han sabido observar mejor y conocer la naturaleza y la experiencia humanas que Antón Chéjov. El presente volumen, que incluye, entre otros, relatos tan conocidos e imborrables como «La señora del perrito», «El beso», «El profesor de lengua» o «Del amor», reúne una selección sumamente significativa y afinada de los cuentos de este maestro del género, en los que reconocemos rápidamente nuestras debilidades, nuestras reacciones, nuestras vacilaciones, los recónditos sentimientos, deseos y desilusiones que todos hemos podido experimentar o imaginar. Y es que leer a Chéjov es siempre como regresar a casa.

COMPRAR EN PAPEL

2 reseñas sobre el libro LOS MEJORES CUENTOS

Chejov logra a través de sus cuentos no solo logra dejar una semblanza que quede en el pensamiento del hombre, sino también de su alma.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ANTÓN CHÉJOV


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN CLÁSICOS UNIVERSALES


FRASES DEL LIBRO LOS MEJORES CUENTOS

Y ahora, cuando su cabeza empezaba a blanquear en canas, por primera vez en su vida se había enamorado realmente.


Publicado porAlejo..s

Kashtanka corría adelante y atrás sin encontrar a su amo. Y así oscureció. .. Caían unos enormes copos de esponjosa nieve que cubrían el suelo de las calles .., así se tornaba el aire y los objetos se mostraban más blancos cerrándole su campo visual...


Publicado porAlejo..s

Mi querido abuelo Konstantín Markárich: Te escribo esta carta. Te deseo una Feliz Navidad y que Dios nuestro Señor te conceda todo lo mejor. Yo ya no tengo padre ni madre y solo me quedas tú.


Publicado porAlejo..s

Maja creyó en aquella alegría y notó de repente con todo su ser que aquellos millares de rostros ponían los ojos en ella. Levantó el hocico zorruno y aulló de alegría.


Publicado porAlejo..s

Maja se llenó los ojos ... de chispas. La figura que veía allí, pánfila y de rostro blanco, olía a su amo y su voz le resultaba familiar: era la de su amo, pero a Maja por momentos le torturaban las dudas, y le entraban ganas de escaparse de la torpe figura y ponerse a ladrar.


Publicado porAlejo..s

Ella lo miraba con gran temor, un temor mezclado de amor y súplica; lo miraba con fijación, como si quisiese grabar sus rasgos con profundidad en la memoria.


Publicado porAlejo..s