Sinopsis de LOS LLANOS

Una novela sutil que aborda el duelo de una ruptura. Un libro sobre el tiempo que pasa y sobre el llano en el que habita un hombre que cultiva una huerta y mira y recuerda y escribe. «En la ciudad se pierde la noción de las horas del día, del paso del tiempo. En el campo es imposible», empieza diciendo el narrador de esta historia, que a continuación va desgranando su día a día en una casa con una huerta donde se ha aislado de todo y de todos, tratando, acaso, de huir de sí mismo. El tiempo ahí casi se palpa, avanza sin premuras y permite sentir los detalles más minúsculos: los insectos, los ruidos, una hoja que cae, el olor de la tierra húmeda...Esta historia empieza en enero, y se nos cuenta en capítulos que abarcan varios meses. El protagonista establece vínculos mínimos con personas del entorno rural en el que se ha autoexiliado, recuerda su infancia –aquel italiano veterano de alguna guerra que se ahorcó al confundir las luces del pueblo con fogonazos de cañones; aquellas historias que contaba la abuela, acaso reales, acaso sacadas de alguna película...–, evoca su llegada a la ciudad como estudiante, el interés por la estructura de las historias que contamos, el empeño en desentrañar el secreto de su funcionamiento; y evoca su relación con Ciro y su ruptura con él, que lo ha traído hasta ahí.Esta novela sutil, elusiva y bellísima aborda el duelo de una ruptura, la soledad que activa todos los sentidos, la sabiduría secreta de los versos iluminadores de algunos poetas, la necesidad de contarnos historias... Este es un libro sobre el tiempo que pasa y sobre el llano en el que habita un hombre que cultiva una huerta y mira y recuerda y escribe.

22 reseñas sobre el libro LOS LLANOS

Al principio se nota la ansiedad, la desazón del protagonista. Por momentos se nota el tedio, la melancolía. Una prosa simple y directa, por momentos dirigida directo al corazón. Se palpa, a través de las palabras, el dolor del mismo protagonista, narrador en primera persona. La historia va y viene en el tiempo; desde el presente a un infancia feliz, del doloroso pasado reciente a una díficil juventud. Transcurre en la pampa argentina con su llanura, su inmensidad y su chatura interminable. Sus cielo despejado y sus atardeceres hermosos. Con su calor agobiante sin sombra. Con la implacable humedad fría de invierno. Con sus pueblos de ritmo lento y cancino. Se sucede entre el amor y el desamor, en el lento devenir de una huerta entre yuyos, brotes, éxitos y fracasos. En la frustración, fluir, desahogo y satisfacción que proporciona el acto de escribir. Historia sútil por momentos interesante, por momentos lenta y tediosa, tal como la vida que goza y padece el propio protagonista.


Novela simple y bella. En ella podemos recorrer un sin número de emociones a través del personaje principal. Un escritor que acaba de separarse de su pareja decide irse a vivir al campo y dedicarse a realizar una huerta donde poder encontrar el equilibrio emocional frente a tal reciente ruptura. Durante un año el personaje nada entre el pasado, el presente y el futuro. Hermosa, bella, simple, por momentos entretenida y por momentos melancólica. Muy recomendable.


Me cuesta escribir que no me gustó ni un poco esta novela tan halagada y reconocida. La terminé solamente para ver si en algun momento repuntaba pero ciertamente tendría que haberla abandonado antes. Me pareció una historia demasiado estancada, que pareciera no avanzar, donde los capitulos terminan siendo todos iguales. Hay frases y metáforas interesantes, eso sí. Pero son demasiaaaadas descripciones, casi diría que es pura descripción. Al principio está bien, pero con el correr de las páginas me desesperaba esperando que pase algo.


Esta es la tercera novela, sobre "rupturas y escapes" a un lugar solitario que me tocó leer este año (La buena suerte y Un amor), sin embargo el tema es fascinante, por ser un tema "universal" al ser humano como forma de reaccionar al las situaciones difíciles . En este caso es al campo dónde el protagonista siembra y cosecha su huerta mientras medita sobre su vida. Muy bien escrito y de gran placer de lectura. Recomendable. Adenda: al principio puede parecer aburrida por la sucesión de pequeños relatos rurales pero a medida que transcurre realmente da pena que termine la lectura.


En esta autoficcion, el protagonista huye de un desamor. Y elige irse a vivir al campo. Mientras viva allí, pasará su duelo cultivando su huerta. Esa es su manera de llenar su vacío, trabajando arduamente en una huerta. El libro va transcurriendo entre la descripción de la vida campestre, los recuerdos familiares, las anécdotas de familiares ancestrales (como la de su bisabuelo que también huye al campo, aunque se exilia de una Italia en guerra y no de un desamor.), su ruptura, y sobre todo en "el ancho tiempo vacio", "el tiempo del llano". Un libro que agrada la manera de contar que tiene el autor como transcurrir el periodo de duelo post separación. Nunca había leído nada de este autor y confieso que me gustó mucho su forma de escribir en breves párrafos haciendo que cada uno de ellos tenga la suficiente fuerza para dejar un mensaje claro y conciso. Un libro con muchas citas para remarcar! Un libro para releer siempre.


Preciosa. Preciosa novela! La tristeza, la pérdida y la soledad narradas con una melancólica belleza que envuelve y abraza. Sembrar, cultivar, cosechar. Abonar la tierra con esperanza y llenar el tiempo con nostalgia. Leer, evocar, extrañar. Escribir el amor, y sobre el amor, para que no se pierda. Anoté frases y párrafos memorables y lo disfruté suspirando de principio a fin. Recién comienza el año y ya siento que esta va a ser una de mis mejores lecturas del 2021!


Solo dos días habite en Los llanos de Federico Falco, me hubiera gustado que fueran muchos más, quedarme mirando el horizonte, el azul de la distancia como dice Rebecca Solnit en uno de sus ensayos; esa distancia y esa soledad tan propia de la pampa. Pero las páginas fluían con una cadencia que me transportaban a un estado como de meditación, no podía y no quería soltar el libro, necesitaba leerlo sabiendo que a ese ritmo el final pronto llegaría. Federico, el protagonista de la historia, escritor y cordobés como el propio Falco, necesita alejarse, recluirse en el campo, cansar el cuerpo , no pensar. “Tengo que dejar que el campo me llene y me enseñe. Tengo que aprender a mirar y a no tratar de imponerme.” Federico debe tratar de comprender y de aceptar el distanciamiento impuesto por la persona a quien ama. Necesita transitar su duelo en soledad. Descubrir quién es él en realidad, cual es su naturaleza . El campo no es un entorno desconocido por Federico, de chico ha pasado mucho tiempo en paisajes similares junto a sus abuelos. Retornar a la naturaleza es un volver a sus orígenes. Y es así como conocemos su historia, su terruño. Los días en el campo y el trabajo que se impuso para lograr que una huerta de sus frutos son arduos, agotadores. A modo de bitácora nos cuenta de cada planta, los cuidado que necesita, los desafíos a los que se debe enfrentar “Atarse a algo. A una huerta, un bosque, una planta. Atarse a algo que tenga raíz, anudarse para no perderse en el viento que sopla sobre la pampa y llama” Un libro muy emotivo, de una sensibilidad y sencillez como solo Falco puede lograr. Una historia con la cual empatice profundamente, será porque yo también decidí que mis raíces se arraigaran en el campo, alejarme de la ciudad para sentirme más conectada conmigo misma. Para encontrarme . Uno de los mejores libros que leí en el año. Necesitaba volver a Falco, ya había pasado demasiado tiempo que había terminado de leer sus libros de cuentos. Leer a Falco es como volver a casa.


Una catarsis en un entorno rural.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


EL PSICOANALISTA

JOHN KATZENBACH

Calificación General: 8,3Por leer

EL TUNEL

ERNESTO SABATO

Calificación General: 8,2Por leer

MÁS LIBROS DEL AUTOR FEDERICO FALCO


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO LOS LLANOS

No hay nadie más indeseable que aquel a quien se deja de desear"


Publicado porLoyds

Yo ahora solo quiero mirar el horizonte, la llanura, fijar los ojos en la distancia, que me inunde el campo, que me llene de cielo, para no pensar, para que lo que sucede en mí deje de existir todo el tiempo.


Publicado porMaxiQuino

La diferencia entre resignación y entrega. La diferencia entre aceptar y saber soltar. La diferencia entre ser silencioso y no tener nada para decir. La diferencia entre sabiduría y anestesia.


Publicado porMaxiQuino

Los sentimientos nunca son una palabra


Publicado porMaxiQuino