1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. LOS FUNERALES DE LA MAMA GRANDE

Calificar:

7,9

485 votos

Sinopsis de LOS FUNERALES DE LA MAMA GRANDE

Los funerales de la Mamá Grande es una colección de ocho cuentos del escritor colombiano Gabriel García Márquez. Estamos en Macondo y su región una vez más, entre personajes y episodios reconocibles, pero ahora caen pájaros muertos sobre el poblado, rompiendo mosquiteros y alambradas, un cura ve al diablo o afirma haber encontrado al judío errante, y visitar la tumba de un ser querido supone un riesgo impredecible. Y hay que enterrar a la Mamá Grande, soberana absoluta de este mundo, que falleció en olor de santidad a los noventa y dos años, tras haber conservado la virginidad durante toda su vida, y a cuyos funerales acude el presidente de la República y hasta el Sumo Pontífice en su góndola papal, pero también guajiros, contrabandistas, arroceros, prostitutas, hechiceros y bananeros llegados para la ocasión. «Ésta es, incrédulos del mundo entero, la verídica historia de la Mamá Grande, soberana absoluta del reino de Macondo, que vivió en función de dominio durante 92 años y murió en olor de santidad un martes de septiembre pasado, y a cuyos funerales vino en Sumo Pontífice.»

19 reseñas sobre el libro LOS FUNERALES DE LA MAMA GRANDE

“Fue dotada por la naturaleza para amamantar ella sola a toda su especie, pero agonizó virgen y sin hijos”. Así define García Márquez a la Mamá Grande. Terrateniente de 100.000 hectáreas donde cabían las seis poblaciones del distrito de Macondo, propietaria de un feudo enorme, símbolo del matriarcado, preclaro ejemplo de liderazgo, todo eso y mucho más era la Mamá Grande, a la que acompañamos en su fastuoso funeral. Pero en la conmoción planetaria por la muerte de la Mamá Grande, no nos podemos quedar detenidos. Porque hay siete cuentos más, esperando ser leídos y mostrarnos esas crónicas de un mundo en decadencia, pero también en transformación. Y que no deja de ser un mundo de exageraciones, de realismo mágico, de espacios míticos, con visos de feudalismo, resabios de guerras civiles con cuentas siempre pendientes, con la fe religiosa como mandante en las vidas de la gente de estos pueblos de García Márquez, en los que siempre hay calor. Historia e imaginación para una literatura viva que aún hoy podemos respirar, disfrutar y leer, merced de que hace 58 años, Gabo parió estos cuentos.


Luego de leer La hojarasca, me he animado a leer Los funerales de la mamá grande. Miro que en estas dos primeras entregas Gabo va conformando el universo macondiano que encontramos en su obra maestra Cien años de soledad. Los funerales de la mamá grande es el primer libro de cuentos del Nobel, donde se hace una selección de ocho relatos breves y él último de ellos es el que le da el nombre a este libro; la pluma mágica y maravillosamente realista que nos permite disfrutar el espléndido paisaje del pequeño y fantástico pueblo de Macondo donde María del Rosario Castañeda y Montero, conocida como la Mamá Grande, era dueña y soberana absoluta; el funeral de ella es el tema central que conmociona la vida social y política de Colombia. pero también visibiliza esta problemática en los demás cuentos haciendo uso de simbolismos, sarcasmos y exageraciones. Cuando empecé a leerlos me ocurrió algo especial que me gustó mucho y es que con algunos personajes y sucesos presentes en los cuentos tuve la sensación que ya los había leído antes, me agradó sentir esa proximidad con la obra de García Márquez.


Pura decadencia en estado puro. Excepto por la capacidad literaria de García Márquez. El funeral es el culmen de la misma. El obligado adiós, no a una vida , a una forma de vida que se canso de clamar atención y termina por ser devastada por el tiempo, que nada perdona. Dos vertientes, la grandeza de las letras la pequeñez y miseria de la vida, ambas en manos del hombre se convierten en trascendentes o simplemente se deterioran hasta agotarse. Desde Angeles, Judios errantes, Papas, mendigos, prostitutas, hacedores de flores, pájaros muertos. Hasta la soberana del mundo, que muere engrandecida pero intacta, desfilan para dar su último adiós o dejar su huella imborrable. Nos unimos a la tristeza,con ánimo de celebración, participamos de la vendimia mortuoria con espíritu festivo Usted elija. Esto es lo que García Marquez oferta ...y mucho más. Eterno e Imborrable .


Una serie de relatos al puro estilo de García Márquez, algunos cuentos me gustaron más que otros, sin embargo, su lectura hasta cierto punto me llenó de nostalgia por aquellas referencias al mundo Macondiano, sus escenarios y personajes hacen sentir la experiencia de presenciar la vida después de muchos años en Macondo. Me pareció entretenido, algunos detalles interesantes, muchas referencias a personajes de Cien años de Soledad y sobre todo, los personajes e historias de este libro están conectadas entre sí. Si necesitamos leer un texto que se rápido y corto este es una buena opción.


Este librito contiene 8 cuentos predecesores de la gran culminación de Macondo, "el pueblo donde no hay ladrones", donde el mal es un extranjero y no un conciudadano, donde la muerte vale más que la vida, donde llueven pájaros muertos, donde una madre busca desesperadamente ver el cuerpo de su hijo, un ladrón, donde un día de estos viene a tu casa el alcalde a amezarte con pegarte un tiro sino le extraes una muela podrida, donde una jaula no tiene paga, pero es mejor que la gente crea que sí la hubo, donde un sacerdote ve al diablo 3 veces y nadie le cree, donde una ciega ve más que los que tienen vista, donde una vieja virgen es madre de todo el pueblo, donde un cura da un discurso y no hay ningún espectador, salvo Judas, el errante. En fin, la genialidad de Gabo está impregnada en cada cuento. Es cierto, que muchos de estos cuentos quedan como irresueltos, pero disfruta el proceso, no el final. Esa es la cosa con Gabo, si esperas que termine con fuegos artificiales, te decepcionarás. Mejor disfruta el camino. Suerte.


El solo hecho de que los cuentos, que conforman esta obra, se desarrollan en Macondo es un preludio de lo fascinante que son los ocho relatos. Los funerales de María del Rosario Castañeda y Montero, la Mamá Grande, son el tema central de la obra. Una especie soberana absoluta del pueblo de Macondo. Esta novela corta tiene en su ADN a “Cien Años de Soledad”.


"En este pueblo no hay ladrones" fue el cuento que más me impactó. Describe un prejuicio humano universal: el mal siempre es algo foráneo.


Mis favoritos fueron en este pueblo no hay ladrones, un día después del sábado y los funerales de la mamá grande. Me encanto la mención que se hace de la leyenda del judío errante, se mencionan algunos personajes de Cien Años de soledad y a Macondo como ese lugar poblado por esa gran matrona que era la mamá grande.


MÁS LIBROS DEL AUTOR GABRIEL GARCIA MARQUEZ


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,7Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,4Por leer

FRASES DEL LIBRO LOS FUNERALES DE LA MAMA GRANDE

—Mina —dijo la ciega—. Si quieres ser feliz, no te confieses con extraños


Publicado porGonzalo Martin

En ese momento tuvo conciencia de su peso total: juntos el peso de su cuerpo, de sus culpas y de su edad


Publicado porGonzalo Martin

Pero la artritis le anquilosó en un chinchorro, y terminó por atender a sus pacientes sin visitarlos, por medio de suposiciones, correveidiles y recados


Publicado porGonzalo Martin

Si quieres ser feliz, no te confieses con extraños.


Publicado porRoger M

... y sus movimientos tenían esa suave eficacia de la gente acostumbrada a la realidad.


Publicado porGonzalo Martin

... la vida le había dado muchos motivos para estar alerta, pero ninguno para estar asustado.


Publicado porGonzalo Martin