1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. LOS DISPAROS DEL CAZADOR

Calificar:

8,2

19 votos

Sinopsis de LOS DISPAROS DEL CAZADOR

Un hombre llega al final de su vida. Pasa los últimos días en la casa en la que nunca quiso vivir y que está, sin embargo, cargada de recuerdos. Cuenta tan sólo con la compañía de un criado cuya inquietante fidelidad le lleva a una permanente sospecha acerca de las razones de sus propios actos y del sentido de su existencia. Desde ese último recodo del camino busca construir el rompecabezas de su pasado. Recuerda sus modestos inicios, su ascenso económico y social en el Madrid de lainmediata posguerra, sus amantes y amigos. En algún lugar del trayecto se le perdió el alma y se le desvaneció el amor. Ahora intuye una culpabilidad difusa sobre la que se ha ido levantando la voracidad de los inocentes: su mujer –ausente y vacía: un caparazón–, sus hijos –cultos y progresistas–, su nieto. En Los disparos del cazador, Chirbes vuelve al espacio moral de sus anteriores novelas. Nos habla en un tono tenso de una generación que se reclama «inocente», pero que se ha construido sobre los cimientos que pusieron las «manos sucias» de otros. Una generación en la que la rebeldía ha sido una forma de estética, la cultura un maquillaje de las corrupciones de cada día y el gusto artístico una frontera para subrayar las diferencias. En esta historia, que atrapa desde las primeras líneas, todo está cuidadosamente hilado, sutilmente insinuado, en un riguroso ejercicio de tono y de economía literaria, y pesa tanto lo que se silencia como lo que se cuenta. En resumen, la construcción de un testamento del que nadie quiere sentirse heredero.

7 reseñas sobre el libro LOS DISPAROS DEL CAZADOR

Muchos de los que somos lectores asiduos, conocemos y tememos la poco feliz experiencia del BLOQUEO LECTOR. La sensación de apatía, la imposibilidad de disfrutar de los libros y/o de terminarlos, nos frustran y nos deprimen. Yo creo, firmemente, que no solo no hay bloqueo que dure cien años, sino que en realidad no hay bloqueo que no pueda ser neutralizado🥳. Quieren seguir leyendo? Encuentren el libro adecuado💃 Este tranquilamente podría ser uno de ellos, porque en menos de 150 páginas encierra múltiples cualidades. En primer lugar es muy sentido y está divinamente escrito. Rafael Chirbes sabe lo que hace. Además tiene la virtud de poder contarte todo una vida en pocas páginas. Eso ayuda mucho 😃. La corta extensión y la estructura de capítulos cortos, es algo primordial para combatir un bloqueo: en esos casos, necesitamos satisfacción inmediata y sensación de cierre. Leer a un tipo que puede relatar una historia amena y pasional sin necesidad de comprometerte por cientos de páginas, te llena. Y te llena rápidamente. Por si eso fuera poco, te da una sensacion cercana e intima de la España de posguerra. En este libro, un hombre mayor que se encuentra en las puertas de la muerte, osa mirar hacia atrás y recordar toda su vida. Y no hay nada más atrapante que la confesión de un tipo que no tiene nada que perder: llegó la hora de la verdad. Se está muriendo, así que, para que guardar las apariencias? No lo hace. Lo cuenta todo. Lo bueno y lo malo, lo que lo enorgullece y lo que lo humilla, las victorias y todas sus derrotas. Y tiene unas cuantas. De hecho, creo que lo que mas me gusta de este libro es la rotunda imperfección de este hombre que para triunfar en la vida y ascender socialmente, estuvo dispuesto a todo. Me gusta la gente que admite su oscuridad. Tienen el dejo exquisito que te da la honestidad brutal. Ya lo saben. No hay excusas. No pueden leer? Patrañas. Siempre se puede. Prueben con Chirbes❤.


Carlos pasa el final de su vida en soledad, acompañado únicamente por su mayordomo, en la que fuera su casa familiar en Madrid. Y los recuerdos de toda una vida acuden a su mente. Aunque la historia que nos cuenta se centra en los años de posguerra, esta historia es diferente a las que yo había leído hasta ahora de esa época. Nos habla de un grupo muy concreto de personas que en esos años proliferaron en España, personas que aunque habían vivido en un ambiente de pobreza, fueron oportunistas y decididos y supieron hacer fortuna sin importarles mucho el cómo. De la forma de vida de una sociedad en la que a las familias de alcurnia se unían estos recién llegados que, aunque tenían dinero, no siempre eran bienvenidos y eran, en muchas ocasiones, tildados como “zafios”. Una muy buena crítica de una España de doble moral, que exaltaba la virtud de la familia, con la esposa y los hijos por una parte, mientras por otra se forjaban en muchas ocasiones vidas paralelas que nada tenían que ver con lo que predicaban. Personalmente, he conocido en mi vida a unos cuantos “Carlos”. Evidentemente no en esa época, sino bastantes años después, pero seguían siendo fácilmente identificables. Ellos, y en muchos casos sus herederos. Un libro corto al que no le falta de nada. Con él he descubierto a este autor, que me ha maravillado. Escribe muy pero que muy bien.


Desde la vejez y una muerte cercana nuestro protagonista se abre en canal y saca a relucir todas sus proezas y miserias,ya sin nada que perder.Va hilando todo su pasado,del cual está obsesionado,quizás por no haber sido una persona integra y haber descubierto en el diario de su hijo lo que realmente pensaban de el,podría decirse que busca un perdón que lo haga sentir mejor,aún sabiendo de las fechorías realizadas a lo largo de los años. Muy interesante las reflexiones sobre la muerte, la soledad y lo efímera que es la vida. Una excelente novela,amena y cercana.La historia de toda una vida resumida en pocas palabras.


“Adiós muchachos, compañeros de mi vida, barra querida de aquellos tiempos, me toca a mí hoy emprender la retirada, debo alejarme de mi buena muchachada”. Al protagonista como en el recordado tango de Carlitos Gardel ya le toca emprender la retirada, y acuden a su mente recuerdos de otros tiempos. Pero no hay muchachada, ni barra querida de la cual despedirse. Carlos Ciscar, recluido en su casa de Madrid, aquella que nunca quiso y sólo con la compañía de un sirviente, rememora en solitario y escribe por la noche su diario de vida. Con el cuerpo y el alma envejecidos, el vigor de otros tiempos se ha ido y hoy día en su reemplazo campea la insignificancia y la soledad. Una lección de cómo contar una historia con equilibrio y profundidad en pocas páginas. Al final del camino de una vida llega la hora de los balances, la memoria trae los ecos del pasado y los recuerdos de los dolores y alegrías que ya fueron. Con maestría Chirbes describe una biografía al completo de un hombre que llegó a ser poderoso. Pero ahora el invulnerable de ayer, es todo fragilidad. Y entonces las confesiones afloran. Aquellas traiciones de ida y vuelta. Lo comido y lo bailado aunque haya sido a costa de lo más sagrado. Emergen esos dolores que la vida ha puesto en el camino y que nunca terminan, porque las heridas no acaban de cicatrizar. Gratísima sorpresa encontrarse con la pluma de este autor, que además estampa con trazos certeros, el fondo de esa España de la posguerra con la doble moral imperante en algunos sectores sociales. Novela corta muy bien escrita que se disfruta, pero al final te deja pensando…Sí que puedes en la vida llegar a tener tu propio coto de caza. Pero la pregunta es ¿Qué tipo de presas te agenciaste? ¿Tus trofeos te dieron felicidad o sólo reconocimiento pasajero? A la hora del recuento final ¿Lograste atesorar alguna presa para llevar por siempre en el corazón?... La culpa es de Chirbes. Como que no quiere la cosa, deja la escopeta frente a tus ojos para que recuerdes.


Carlos hombre viejo ya, pasa balance de su vida. Su vida adulta coincide con la posguerra. En una Madrid en donde todo vale para progresar si uno tiene padrino y pocos escrúpulos. Me pareció un retrato crudo y veraz de la que  fue la generación de mis padres con sus certezas y contradicciones. La ruptura con la generación anterior de la vieja España, pero también con el mundo de sus hijos y nietos al que no se adapta y desprecia. Y así vive la soledad, la dependencia, la decrepitud , el no tener ya lugar en un mundo del que  saldrá sin pena ni gloria.


Es una novela muy corta, un soliloquio bien escrito. La atmósfera del relato me parece triste. La relación del protagonista con las mujeres no me gusta.


Narrada en primera persona por Carlos Císcar, un constructor que prosperó durante la posguerra gracias a una serie de negocios turbios, junto a su amigo Ort, que carecía de estilo por exceso, la novela reconstruye la historia familiar y social del narrador hasta llegar a la España democrática. Viejo, solo y retirado de la vida pública, Carlos trata de reconciliarse a través de su cuaderno con la memoria de un pasado lleno de conflictos y adulterios (con Elena, con Isabel). Las miserias del narrador sirven de vehículo para que el lector conozca la mentalidad de una época y un lugar, el Madrid de mediados de siglo, en un fascinante juego de diarios cruzados entre los personajes principales de la novela.El desmembramiento e hipocresía familiar, donde todos fingen quererse cuando en realidad mantienen una relación quizás por conveniencia social o quizás económica. Eva, su mujer que le fue infiel con su médico, que la trataba del cáncer que acabó con su vida, del distanciamiento de su hijo Manuel y de la muerte de su hija Julia. Un modo de vida para distanciarse del pasado de sus padres, derrotados en la guerra que mantenían el rencor permanente y que no aceptaron la vida que había tomado su hijo, y de sus suegros (Vicente Romeu y Carmen), que no le aceptaban y que después tuvo que comprarle sus negocios para mantenerlos a flote económicamente. El único que confió en él fue el hijo de ambos, Manuel Romeu, posteriormente su cuñado, (Es necesaria la poesía, porque te hace vivir por encima, en el espacio puro en que crecen los sueños y las ideas; le decía). Y en cambio ahora se ve sólo acompañado tan solo de Ramón, un hombre fiel que le asiste y atiende en todo momento.Una obra muy buena, pero como ya había leído Crematorio y En la orilla, creo que no está a su altura, aunque lo más brillante es poder recorrer toda una vida en una novela tan corta y con un lenguaje tan preciso y sencillo. Nada queda al azar en su prosa, a veces sexual, a veces angustiada, pero que no nos deja indiferente a nadie.


MÁS LIBROS DEL AUTOR RAFAEL CHIRBES


LA BUENA LETRA

RAFAEL CHIRBES

Calificación General: 8,7Por leer

CREMATORIO

RAFAEL CHIRBES

Calificación General: 7,9Por leer

EN LA ORILLA

RAFAEL CHIRBES

Calificación General: 7,4Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO LOS DISPAROS DEL CAZADOR

Uno se pasa la primera mitad de la vida vistiéndose, y la segunda desnudándose


Publicado porSakillu

Uno se ensucia para evitarles a los hijos que tengan que hacerlo, y ellos estudian idiomas, escuchan música (...) y pasan sus vacaciones en cualquier país exótico; y entonces empieza a dolerte esa inocencia que has cultivado, porque es la que los está alejando de ti.


Publicado porPigasus