Calificar:

7,6

14 votos

Sinopsis de LOS CIGARROS DEL FARAON

Tintín viaja crucero con destino al extremo Oriente. A bordo conoce al extraño egiptólogo Filemón Ciclón quien viaja en busca de la tumba del faraón egipcio Kih-Oskh. Tintín le acompaña hasta la tumba y allí descubre los misteriosos cigarros, que esconden algo más que tabaco. Entonces es secuestrado y abandonado en el mar, pero se salva y desembarca en Arabia. Después de numerosas peripecias va a parar a la India, donde se aloja en casa del Maharajá de Rawhajpurtalah. Aparecen aquí personajes que luego encontraremos de nuevo: los inefables policías Hernández y Fernández, el malvado Rastatopoulos y el peculiar Oliveira de Salazar.

2 reseñas sobre el libro LOS CIGARROS DEL FARAON

Las aventuras de Tintín me acompañaron durante mi etapa escolar. Ahora sigo disfrutado de estos miticos comics pues guardo como un tesoro una colección que con paciencia completamos mi mujer y yo al poco de casarnos, y a la cual acudimos con asiduidad toda la familia. Asi que hablar de tintin es casi casi sagrado. En los cigarros del faraón no aparecen todos los personajes miticos de herge, pero si encontramos a hernandez y fernandez, los agentes que con su torpeza, siempre salvan a Tintín. También es la primera aparición, si la memoria no me falla del villano rastapopoulos, que pondrá en muchos aprietos a nuestro héroe, es mas de una aventura. Mencion aparte, milu, y sus dialogos perrunos donde Hergé nos ha sacado siempre alguna sonrisa. En este comic, se abre un viaje por el extremo oriente, donde, como no, por accidente, toparan nada menos que con traficantes. Con la suerte por bandera ( si algo tiene Tintín es suerte) tratará de escapar de sus persguidores una y otra vez, y resolver el caso. Lo conseguirá?


Cuarta entrega de Tintín, en la que se aprecia una mayor calidad y detalle en las viñetas que en las tres anteriores y que luego sería la tónica general. La historia está más trabajada y aparecen aquí personajes que se repetirán en lo sucesivo: Rastapopoulos, Oliveira da Figueira y los inclasificables Hernández (el del bigote hacia dentro) y Fernández (el del bigote hacia fuera). Tintín, en su línea, sabe hacer de todo, hasta pilotar aviones y hacer un picado para simular que le han alcanzado y que se va a estrellar. Vuelve a aparecer la expresión que tanto me gusta cuando quieren huir de una zona peligrosa: "No echemos raíces aquí, Milú". Yo sigo releyendo, en orden de su publicación, todos los libros que tantas satisfacciones me proporcionaron cuando fui más joven . Éste continúa con "El loto azul". Ya os contaré...


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN NOVELAS GRÁFICAS Y COMICS