Calificar:

8,4

201 votos

Sinopsis de LOS AIRES DIFICILES

Juan Olmedo y Sara Gómez son dos extraños que se instalan a principios de agosto en una urbanización de la costa gaditana dispuestos a reiniciar sus vidas. Ambos arrastran un pasado bien diferente en Madrid. Sara, hija de padres menesterosos, que vivió una «singular infancia de vida prestada» con su madrina en el barrio de Salamanca, sufre el estigma de quien lo tuvo todo y luego lo perdió. Juan Olmedo, por su parte, huye de una tragedia familiar y un amor secreto y torturante, que han estado a punto de arruinar su vida. Sin buscarlo, «abocados a convivir como los únicos supervivientes de un naufragio», intercambiarán confidencias, compartirán asistenta, Maribel, y el cuidado de los niños, y buscarán refugio en esta nueva familia, elegida no impuesta. Como el poniente y el levante, esos aires difíciles de la costa atlántica, sus existencias parecen agitarse al dictado de un destino inhóspito, pero ellos han decido encauzarlo con voluntad férrea a su propio favor.

25 reseñas sobre el libro LOS AIRES DIFICILES

Releo esta novela, de la que cuando empezaba en Alibrate hice una reseña, que ahora me parece muy corta y sobre todo muy pobre. Así que me pido una segunda oportunidad para explicar lo que ha sido esta historia para mí. Muchos libros he releído, a veces por falta de dinero para comprar uno nuevo, la mayoría por puro gusto. Llevo haciéndolo desde cría y por supuesto cuando vuelvo a leer un libro escojo ese que sé que me gusta y anticipo el placer de leerlo. Me vuelvo a encontrar con ese amigo que conozco, pero que me vuelve a sorprender, a enamorar y a entusiasmar. En mi reseña anterior me centré en la idea de que los protagonistas eran unos perdedores, al que la vida les ofrece otra oportunidad. Pero no, es mucho más, quizás porque en este momento de mi vida estoy apreciando y mucho, el valor de la amistad, eso es lo que veo en esta novela: Un canto a la amistad. Sara es una mujer, hija de republicanos, que fue niña juguete de una mujer de clase alta, de las de derechas de toda la vida, que no podía tener hijos y que la utilizó para no sentirse sola. Y sola ha terminado Sara. Juan Olmedo, enamorado desde siempre de Charo, la mujer de su hermano Damián, después de la muerte de Charo y Damián se hace cargo de su hija Tamara. Maribel, joven, separada, guapa y pobre, con su hijo Andrés a su cargo y un ex marido al que llaman Panrico, por eso, porque está muy rico. Y Alfonso, el hermano de Juan, al que este protege desde niño. Todos ellos acaban en una urbanización de la costa gaditana: Sara y Juan como vecinos, Maribel como su asistenta. Y entonces sopla el viento, los vientos, convertidos en personajes de esta historia, el viento de poniente, el viento de levante y como si fuera traída por ellos la mejor magia que tiene la vida: la de la amistad. La amistad que surge primero entre Sara, Andrés y Maribel. La amistad entre Tamara y Andrés, la niña rica y el niño pobre, pero que en el fondo son muy parecidos. La amistad entre Sara y Juan. Esa amistad que convierte a los amigos en familia. Y no, no me olvido de Nicanor, el chulo, el arrogante Nicanor, también a él le mueve la amistad que sentía por Damián. Os cuento una anécdota de ayer, en plena cena de fin de año con mi marido y 4 amigos, de esos de toda la vida, mi amiga Magda me dijo: “Como me está gustando el libro que me has dejado de Almudena Grandes (justamente este), que bien escribe esta mujer… uy perdón, que pena, escribía”. Y casi se me saltaron las lágrimas por un lado por la alegría de que una recomendación de un libro sea afortunada, pero por otro, por esa palabra “escribía”. Bueno, si corta fue mi primera reseña, ahora me estoy pasando. Si no habéis leído este pedazo de novela, leedla. De verdad, leedla.


Sin desconocer el talento que tiene esta autora - a quien lei por primera vez - para la escritura, la historia por momentos se me hizo algo larga. En esos pasajes la lectura se tornó un tanto densa, empalagosa (pero es solo un gusto personal de un simple aficionado a la lectura y escritura), con algunas palabras que, en mi opinión, podrían haberse evitado. En otros pasajes la historia me resultó absolutamente atrapante, con el ritmo adecuado para la situación que narraba, con las palabras justas para describir los sentimientos y psicología de los personajes y las características de los lugares en lo que ocurrían los sucesos. Me encantó, y destaco sobremanera, los saltos temporales que se alternan en la narración y que de manera imperceptible transportan al lector de un tiempo a otro, sin afectar en lo más mínimo ni la coherencia ni el ritmo de la narración. La historia en sí me gustó mucho, me parece que trata asuntos de gente corriente y eso siempre me genera atracción. En síntesis, me pareció un libro para recomendar, y su autora, una escritora para seguir leyendo (pese a la crítica menor que deslicé al inicio de esta reseña).


Me ha gustado todo lo que he leído de Almudena Grandes y este ha conseguido sorprenderme. La historia de unas personas que arrastran pasado difíciles, se encuentran y se sostienen entre si me ha gustado tanto como la forma de desgranar se a lo largo de las páginas. Los personajes tienen una enorme fuerza y me han llegado especialmente los dos niños, Tamara y Andrés. Sus vivencias contienen fuerza y dan voz a la infancia que con frecuencia se minimiza en nuestra sociedad como si ni sintieran ni parecieran. El estilo peca, a mi juicio, de ampuloso cuando en un arranque de abundancia de palabras se explica un sentimiento o situación con dos o tres descripciones o imágenes . Reconozco que en muchos de estos casos me he saltado algunas buscando la continuación de la historia .


Muy buena lectura. Con unos personajes con un gran bagaje experiencial, que su autora nos va desgranando poco a poco, haciéndonos entender los motivos personales que motivan sus relaciones. Libro sosegado, lento, lleno de humanidad, que nos hace disfrutar su lectura.


Es una novela que he disfrutado mucho, de lectura lenta. Habla de dos personas con un pasado complicado, lleno de pérdidas y melancolía que deciden huir a Cadiz y empezar de nuevo. Ambos verán su presente entrecruzado a través de la asistenta que comparten. Poco a poco la novela te cuenta como es su nuevo comienzo en Cádiz y cuales han sido los hechos de su pasado que les han llevado a ese punto. La introspección psicológica que hace de sus personajes es magnífica. Las historias dotadas de un gran realismo se entremezclan con maestría, dejándote siempre con ganas de conocer otro pedazo de su historia y manteniendo la tensión tanto de su vida pasada como de la actual. 100% recomendable, eso si, tómatelo con calma.


Juan Olmedo y Sara Gómez son dos extraños que se instalan a principios de agosto en una urbanización de la costa gaditana dispuestos a reiniciar sus vidas. Ambos arrastran un pasado bien diferente en Madrid. Sara, hija de padres menesterosos, que vivió una «singular infancia de vida prestada» con su madrina en el barrio de Salamanca, sufre el estigma de quien lo tuvo todo y luego lo perdió. Juan Olmedo, por su parte, huye de una tragedia familiar y un amor secreto y torturante, que han estado a punto de arruinar su vida. Sin buscarlo, «abocados a convivir como los únicos supervivientes de un naufragio», intercambiarán confidencias, compartirán asistenta, Maribel, y el cuidado de los niños, y buscarán refugio en esta nueva familia, elegida no impuesta.


Voy llegando a la mitad un poco más tal vez me apasiona la manera que tenía de escribir y de paso aprovechó para lamentar el fallecimiento de una escritora que tenía muchísimo para dar como autora. Pero no es menos cierto que el sentido tan poético de su escritura en algunos pasajes de esta novela la llevaron a algo de saturación. Ejemplo es muy común por solo dar un ejemplo diga ...según la dinámica del tiempo aquella mañana le quedaban solo treinta minutos para el medio dia.....bien podría decir .....eb aquella mañana dieron las once treinta.. de todos modos fue y seguirá siendo un referente de la literatura española creo que nunca será olvidada y sus libros jamás serán archivados en la biblioteca del olvido chau después comento el final ....... solo soy un lector más


Es una de las historias de Almudena Grandes, una de mis autoras preferidas, que mas me gustan. Todos los protagonistas son, en principio, unos perdedores, con un pasado muy díficil, pero el desarrollo de la historia los llena de luz y esperanza y el final es absolutamente perfecto.


MÁS LIBROS DEL AUTOR ALMUDENA GRANDES


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO LOS AIRES DIFICILES

Emboscadas en su envoltura lujosa, brillante, llegaron otras, la envidia, la nostalgia, la conciencia de su propia soledad, la tentación de sentir pena de sí mismo y la arrogancia imprescindible para prohibírsela.


Publicado porSylviabcn

Trataba de atrapar a la niña que fue en los niños que encontraba, para entender por fin qué sucedió, qué estaba pasando durante todos aquellos años en los que parecía que no pasaba nada,


Publicado porSylviabcn

Harta de tener siempre sueño, harta de estar siempre cansada, harta de tener que escoger entre comer y dormir, entre dormir y divertirse. Harta de estar harta.


Publicado porLuara10C

El levante había entrado por fin desde el Estrecho, para barrer la humedad, para templar el frío, para limpiar el aire como si quisiera darles la bienvenida, demostrar que se alegraba de volver a verlos por allí.


Publicado porSylviabcn

El levante azotaba su cara, desflecaba su pelo, bailaba dentro de su cabeza e inundaba sus pulmones con el ritmo necesario, regular, de una marea aérea y torrencial que afilaba el sentido del verbo respirar.


Publicado porCaiograziano