Calificar
7,5 2 votos

Sinopsis

Pocas escritoras están tan asociadas a Londres como Virginia Woolf, que supo convertir la ciudad del Támesis en uno más de sus personajes. En este libro se reúnen seis piezas que la autora de La Sra. Dalloway escribió en 1931 para la revista Good Housekeeping sobre distintos aspectos de la vida, la arquitectura, las gentes y la historia de Londres. El primer artículo, titulado «Retrato de una londinense», secreía perdido hasta hace poco tiempo. Finalmente se encontró en una biblioteca y ahora la serie se publica completa por primera vez. En esta pequeña joya, Virginia Woolf traza, como si del cuaderno de apuntes de un pintor se tratara, el retrato de su Londres: la bruma de los muelles, la marea humana que fluye por Oxford Street, las casas de grandes escritores, los pináculos góticos de abadías y catedrales o el esplendor de la Cámara de los Comunes. Iluminados con fotografías de la época, estos textos se convierten en deliciosos paseos por una de las grandes capitales de la literatura occidental. La opinión del editor: A veces, bastan pocas líneas para descubrir un mundo. Este es el caso de Londres, un homenaje de Virginia Woolf a la ciudad que más amaba y una oportunidad para Lumen de volver a ofrecer un título de la gran autora a nuestro público.

Año de publicación:2013

1 reseñas sobre el libro LONDRES

“El rasgo más encantador de Londres residía en que siempre proporcionaba algo nuevo que contemplar y de que hablar”. En esta obra, Virginia Woolf narra con impecable precisión detalles de la vida cotidiana en una ciudad que ha experimentando tantos cambios políticos, económicos y sociales a partir del siglo XX. Son seis relatos sencillos que se leen muy rápido pero que dejan la sensación de estar viendo a Londres tal como ella la describe. Fiel representante del modernismo inglés, no podía faltar su crítica social. Así que si bien se deja asombrar por las maravillas y los esplendores que Londres ofrece, también menciona lo efímero de su opulencia, la fugacidad y la indiferencia de la multitud que camina sus calles, y la miseria que se deja ver cuando uno camina hacia los suburbios. Mis preferidos: “El oleaje de Oxford Street” y “Abadías y catedrales”.