Calificar
8,4 88 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Narra la biografía de un personaje casi mítico y gran viajero renacentista del siglo XVI. En una época de crisis en la que dos grandes imperios pugnan por la supremacía en el Mediterráneo, Hasan, nacido en Granada poco antes de 1492 y más conocido como León el Africano, emprende una extraordinaria peregrinación que, guiada por su pasión de vivir, lo llevará a la misteriosa ciudad de Tombuctú, a los quince reinos negros situados entre el Níger y el Nilo, y a la deslumbrante Constantinopla. Finalmente, sus conocimientos y experiencias, donde se funden la cultura oriental y la occidental, el mundo cristiano y el del islam, serán puestos al servicio del papa León X y de Julio de Médicis.

Año de publicación:2010

7 reseñas sobre el libro LEON EL AFRICANO

LEÓN EL AFRICANO - Amin Maalouf Al-Hasan ibn Muhammad al-Wazzan, nace en Granada pocos años antes de la conquista de la misma por los Reyes Católicos, lo que le llevará a un exilio con su familia hacia Fez. Narrada de forma autobiográfica las palabras de Hassan son el eco de la memoria y de sus viajes por África, sus vivencias en Tombuctú, El Cairo o Constantinopla y finalmente Roma dónde pasará a ser Juan León de Medicis, "el Africano". En una época convulsa de guerras religiosas, y de luchas por el poder. Amin Maalouf publicó este libro en 1986 y ya daba trazas del magnífico escritor que se nos presentaba. Con pluma ágil y sólidamente sustentada en referencias históricas, construye una novela que te transporta al corazón de este granadino amante de la vida. Con valores como la amistad, y el amor de transfondo, las palabras dedicadas por León el Africano a su hijo buscando una nueva vida en Tunez son una verdadera declaración de intenciones de Maalouf: "Una vez más, hijo mío, me lleva este mar, testigo de mis erráticos pasos y que, ahora, te conduce hacia tu primer exilio. En Roma eras 《el hijo del Africano》, en África, serás 《el hijo del Rumí》. Estés donde estés, querrán hurgar en tu piel y en tus plegarias. ¡Guárdate de halagar sus instintos, hijo mío y guárdate de doblegarte a la muchedumbre! Musulmán, judío o cristiano, que te tomen como eres o que prescindan de ti. Cuando la mente de los hombres te parezca estrecha, piensa que la tierra de Dios es ancha y anchos Sus manos y Su corazón. No vaciles nunca en alejarte allende los mares, allende todas las fronteras, todas las patrias, todas las creencias ".


En una época de crisis en la que dos grandes imperios pugnan por la supremacía en el Mediterráneo, Hasan, nacido en Granada poco antes de 1492 y más conocido como León el Africano, emprende una extraordinaria peregrinación que, guiada por su pasión de vivir, lo llevará a la misteriosa ciudad de Tombuctú, a los quince reinos negros situados entre el Níger y el Nilo, y a la deslumbrante Constantinopla. Finalmente, sus conocimientos y experiencias, donde se funden la cultura oriental y la occidental, el mundo cristiano y el del islam, serán puestos al servicio del papa León X y de Julio de Médicis.


Para mi el mejor libro de este autor es Samarcanda pero he de reconocer que la aventura vital de Leon te atrapa desde el primer capítulo y es un libro que no te dejará indiferente.


“Soy hijo del camino, caravana es mi patria y mi vida la más inesperada travesía”. Así comienza esta novela histórica llena de aventuras que te atrapa desde el comienzo hasta el final. Buenísimo!


Enorme narrador Amin Maalouf. La lectura de León el Africano es vivir la aventura a la antigua, sin tregua, en una larguísima trayectoria vital envuelta en historia, entre choques de cultura y con un tremendo respeto por el distinto. Es un relato de las influencias que van tejiendo cualquier vida conforme se acumulan años. El pequeño Hasan granadino crece atravesando mundos enfrentados, abanderados por religiones que llevan la fe al borde del abismo, pero de los que aprovecha las redes de sensaciones que vibran en cada uno de esos escenarios. Oriente y Occidente aportan el exotismo y la crudeza que van conformando su espíritu hasta convertirse en León el Africano en pleno corazón de la curia vaticana.


Una lectura que te sumerge de principio a fin. Llena de exotismo, de aventuras y, sobretodo, de enseñanza.


Uno de mis libros favoritos


Más del autor AMIN MAALOUF


También se buscó en NOVELAS HISTÓRICAS Y NO FICCIÓN


Frases de LEON EL AFRICANO

Ante la adversidad, las mujeres doblan y los hombres quiebran.

Publicado por:

Nines65

Mis muñecas han sabido a veces de las caricias de la seda y a veces de las injurias de la Lana, del oro de los príncipes y de las cadenas de los esclavos. Mis dedos han levantado mil velos, mis labios han sonrojado a mil vírgenes, mis ojos han visto agonizar ciudades y...

Publicado por:

MANUEL CABEZAS VELASCO

Soy hijo del camino, caravana es mi patria y mi vida la más inesperada travesía.

Publicado por:

Nines65

Pero tuve que ver con mis propios ojos el corazón al desnudo del último sultán de Andalucía para sentirme obligado a reaccionar. ¡Dios muestra a quien quiere la senda recta y a los demás la vía de la perdición!

Publicado por:

Maave

Quizá sea menester que alguien se atreva a enseñarles a mirar la derrota frente a frente, a explicarles que, para levantarse, hay que admitir, primero, que se está caído.

Publicado por:

Nines65

La riqueza no se mide por las cosas que se poseen sino por aquellas de las que sabemos prescindir.

Publicado por:

Nines65

Le preguntaron un día a una beduina a cuál de sus hijos quería más. Ella contestó: al enfermo hasta que cure; al pequeño hasta que crezca; al viajero hasta que vuelva.

Publicado por:

Nines65

Si la muerte no fuera inevitable, el hombre habría perdido su vida entera evitándola. No habría arriesgado, ni intentado, ni emprendido, ni inventado, ni construido nada. La vida habría sido una perpetua convalecencia.

Publicado por:

Nines65

No te deseo que tengas inteligencia, pues tendrás que ponerla al servicio de los poderosos; te deseo que tengas suerte, para que la gente inteligente esté a tu servicio.

Publicado por:

Nines65

No eres culpable de nada, sin duda, Hasan, pero las apariencias te acusan. Y la justicia está en las apariencias, al menos en este mundo, al menos a ojos de la muchedumbre.

Publicado por:

Nines65

Nos animaban a que cuidáramos la caligrafía para poder copiar los libros más valiosos, pues así es, insistían, como se difunde la ciencia.

Publicado por:

Nines65

Tendréis los gobernantes que os merezcáis.

Publicado por:

Nines65

Una comunidad se desintegra en cuanto consiente en abandonar al más débil de sus miembros.

Publicado por:

Nines65

Hay mentiras de las que tienen más culpa los oídos que la boca.

Publicado por:

Sekhmet

Cuando eras niño, ¿no decías en voz alta verdades que los adultos ocultaban? Bueno, pues tú eras quien tenía razón en aquel momento. Tienes que volver a hallar en ti el tiempo de la ignorancia pues también era el tiempo del valor.

Publicado por:

Nines65