Sinopsis de LE VISTE LA CARA A DIOS

Gabriela Cabezón Cámara sitúa a la Bella durmiente en un prostíbulo infecto de Buenos Aires y le da, con una poesía que roza lo imposible, su beso particular. Beya sólo puede dormir o morir a manos de los hombres que la someten a sus deseos más violentos. Beya reza y duerme y recibe sus dosis de dolor hasta que llega finalmente una solución radical.

2 reseñas sobre el libro LE VISTE LA CARA A DIOS

Relato de estremecedora violencia, desgarrador por donde se le mire y literalmente también.


16. Le viste la cara a dios de Gabriela Cabezón Cámara (2 de abril) Un relato brutal acerca de la trata de mujeres. Es un texto muy breve, pero con una gran fuerza que golpea. Es el primero que leo de la autora por recomendación de mi amiga Caro y me gustaría leer otros libros de ella porque me gustó mucho su estilo narrativo. El texto está escrito en segunda persona, así que la historia la sientes aún más cercana porque te lo está diciendo a ti, además lo leí en voz alta y fue también otra experiencia. La manera de expresar toda la miseria y la violencia es tan cruda, tan grotesco todo, pero al mismo tiempo sin caer en lo vulgar, yo creo que hay textos que necesitan esa dosis de lenguaje real de acuerdo al contexto y en este caso la autora lo logra completamente. A la protagonista la apodan, sus captores, ‘Beya durmiente’, y es como una reescritura de ese cuento popular, pero llevado a un escenario de la prostitución forzada, donde podemos leer las constantes violaciones y agresiones con descripciones gráficas que llegan a asquear y a hacer sentir verdadera repulsión. Este texto nos brinda una pequeña muestra de lo aterrador de eso mundo y nos muestra el ansia de libertad de quienes han sido capturadas, encerradas y obligadas a prostituirse y lo que tienen que llegar a hacer para tener unos minutos de respiro. Me gustó mucho el final, creo que fue bastante atinado darle el giro a la historia ya que, aunque sabemos que eso ocurre muy poco en la realidad, muy desgraciadamente, sí podemos imaginarnos mundos y finales mejores, sobre todo después de tanta desgracia leída.


MÁS LIBROS DEL AUTOR GABRIELA CABEZÓN CÁMARA


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA