Calificar:

7,8

50 votos

Sinopsis de LAS ROSAS DE MAYO

En una antigua iglesia ha aparecido una joven con el cuello cercenado y el cuerpo rodeado de hermosas flores. Un retorcido ritual de violencia, belleza y castidad que el asesino cumple cada invierno con escalofriante puntualidad. La hermana de Priya fue una de esas víctimas y, desde entonces, ella y su madre viven condenadas a cambiar de ciudad constantemente: cuando se mudan a un nuevo lugar con la esperanza de poder empezar de cero, la llegada de un misterioso arreglo floral aparece como un mal presagio, recordándoles que la muerte las acecha y que Priya podría ser la siguiente víctima. Tras resolver el caso de El Jardín de las Mariposas, los detectives del FBI saben que deben emprender una desesperada carrera contra reloj para descubrir al asesino antes de que sea demasiado tarde y, aunque en ello Priya arriesgue su propia vida, es la única oportunidad para conseguirlo.

COMPRAR EN PAPEL

16 reseñas sobre el libro LAS ROSAS DE MAYO

El arma más peligrosa del mundo es la mente humana, misma que no deja de ser una herramienta maravillosa con la que se puede crear pero, también se suele destruir. Al no encontrar equilibrio y viéndose influenciada por factores externos erróneos, produce pensamientos inesperados y aberrantes, esto nos lo demuestró Dot Hutchison en El jardín de las mariposas y lo hace una vez más en Las rosas de mayo. Una historia en la que se pueden experimentar sensaciones como miedo, impotencia, frustración enojo, pero sobre todo en la que se da a conocer también la determinación que se necesita para afrontar lo inevitable. Me gustó la conexión que se marcó entre los personajes del primer libro y éste y la forma en que se fue llevanda a cabo la narrativa. Disfrute muchísimo de inicio a fin este viaje. Lo recomiendo.


Es una gran continuación al Jardín de las Mariposas que nos deja conocer un poco más de Edison y si historia, me encanto cada trama y cada giro que daba


Eras una de las cosas terribles y enfermas de este mundo, Joshua, pero ya no más. Mi nombre es Priya Sravasti, y no soy víctima de nadie.


El libro me gustó aunque creo que le faltó más misterio, sin embargo disfrute mucho de la lectura.


Un psicopata siempre tendrá en la mente que sus actos son correctos, que su propósito es puro e incluso sensato, una obsesión fusionada con este hecho puede genera una de los más ruines asesinatos en serie, dando un toque dramático para que se sepa que su propósito es necesario y que nadie debe interferir. Este libro nos relata justamente eso una obsesión que a los ojos de mucho podría ser una colección más como la del Jardinero y sus mariposas, cada uno tiene la forma de mostrar hechos perturbadores, pero que encajan a la perfección una historia con la otra. Pero también nos dice que así tarde mucho, al final la verdad se sabe, las heridas siempre dejaran cicatrices, sin embargo un poco de paz, la justicia no siempre viene de las formas que lo esperamos, a veces está tiene que ser tomada por quien le corresponde aunque no sea legal, no por venganza, por justicia. Creí que este libro no me sorprenderia, pero la verdad creo me dejo con ganas de mas, de saber que sigue, que sucederá.


El primer definitivamente es superior. Pero este tiene trama interesante.


¡Mucho mejor que el Jardín de las Mariposas! La verdad es que al principio me costó un poco engancharme, pero después ha sido un no parar de leer, sobre todo hacia el final. No podía despegar mis ojos de sus páginas queriendo descubrir al asesino. En ningún momento he sospechado de él, ha sido toda una sorpresa. Es del estilo de la novela anterior, aunque ésta es menos espeluznante y retorcida. En esta historia conoceréis a Priya (protagonista), Deshani (madre de Priya), Eddison, Vic y Ramírez (inspectores del FBI), Inara y Bliss (chicas de el Jardín de las Mariposas), Gunny, Corgi, Happy, Landon, etc. (amigos del ajedrez), etc. Si habéis leído la novela anterior (El Jardín de las Mariposas) enseguida reconoceréis al equipo del FBI, con sus costumbres y manías y tendréis la oportunidad de conocer más a fondo a Inara, la Mariposa. La trama es un poco aburrida al inicio, con un ritmo bastante lento y pausado, pero en unas cuantas páginas da un buen giro que la hace muy adictiva, sobre todo hacia el final. No se trata de un thriller lleno de intriga y tensión, pero cuenta con el suspense necesario para manteneros pegados al sillón hasta llegar al final de la historia. La ambientación se sitúa en Huntington (Colorado), en lugares como la casa de Priya y Deshani, el pabellón de ajedrez, el supermercado, el Starbucks, la capilla de Shiloh, etc. P.D.: No he podido dejar de pensar en las galletas Oreo durante toda la novela. A los que la habéis leído, ¿os ha pasado lo mismo? ♥ Puntuación ♥ ★ ★ ★ ★ ★/5 Si habéis leído «El Jardín de las Mariposas» no os lo podéis perder. Es muchísimo mejor.


Es muy épico cuando Priya enfrenta sola al asesino, de alguna manera, me deja zozobra ese empeño de la escritora al amor por la venganza en mano propia. En los 3 libros mataron al asesino y de alguna manera, estos libros te atrapan en el suspenso, el morbo, el amor y el odio.


MÁS LIBROS DEL AUTOR DOT HUTCHISON


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN TERROR, POLICIAL Y SUSPENSO


FRASES DEL LIBRO LAS ROSAS DE MAYO

No puedo esperar que una corte me diga que se hizo justicia, cuando la justicia no puede regresarle la vida a nadie


Publicado porKathyrodriguez

Andamos por la vida con nuestras cicatrices, y a veces el dolor es tan real como el recuerdo


Publicado porKathyrodriguez

nada hace necesaria su presencia en el funeral de una chica que se quitó la vida porque las costuras por donde se rompió la primera vez eran demasiado frágiles para soportar una segunda


Publicado porKathyrodriguez

tenemos permitido ser felices. Yo sigo trabajando en eso, pero ¿mientras tanto? Es nuestro derecho estar rotas. No tenemos que avergonzarnos por eso


Publicado porKathyrodriguez

No deberíamos tener que componernos si no queremos. No deberíamos tener que ser fuertes o valientes o tener esperanza ni ninguna mierda de esas


Publicado porKathyrodriguez

Las cicatrices se desvanecen —dice en voz baja—. No desaparecen. Esto no está bien. Vivimos con los recuerdos; ¿por qué tenemos que vivir también con las cicatrices?


Publicado porKathyrodriguez