Sinopsis de LAS PRIMAS

Historia de iniciación, década de 1940, despliega el mundo tortuoso de una familia disfuncional de clase media baja de la ciudad de La Plata. A mitad de camino entre la autobiografía delirante y el ejercicio impúdico de la etnografía íntima. Las primas es una novela única y original, con una prosa que pone en peligro todas las convenciones del lenguaje literario. A ustedes, tan cultos, les sonará aquello que decía Tolstoi de que sólo las familias desgraciadas tienen historia; pues bien, la familia de esta novela, aunque no lo parezca, es una familia feliz y normal. Todos sufren algún retraso mental o físico pero, si miramos bien, eso pasa hasta en las mejores y más reales familias. Y una, la narradora y protagonista, tiene algunos problemas con el lenguaje que resuelve consultando el diccionario. A sus hermanas y primas, con mayores desarreglos, les pasa lo que nos pasa a todos: que si nos descuidamos nos hacen daño, que si nos enamoramos nos hacen daño, que si odiamos nos hacemos daño, que si nos morimos nos olvidan, que si nos lo creemos nos estafan. Y una nos lo va contando en clave un tanto optimista: arrieritos somos y en el camino nos encontraremos, quien la hace la paga, quien bien te quiere te hará llorar, quien ríe último ríe mejor. Hay violaciones, embarazos no deseados, separaciones violentas, mortales sexos orales, asesinatos. En resumen: una novela idealista e ideal.

33 reseñas sobre el libro LAS PRIMAS

Las primas, de Aurora Venturini Nos encontramos con Yuna, una niña a través de la novela crece a la vez que nos cuenta su historia de vida, su familia y diversas situaciones que le hacen madurar y comprender no solo las relaciones familiares, sino su papel en el mundo. Pues resulta que Yuna tiene dislalia, una condición del lenguaje oral que hace que se dificulte la articulación de las palabras y la expresión verbal en general, motivo por el cual, al escribirnos sus ideas en la novela lo hace de forma corrida sin pausas, aunque hace un gran esfuerzo por dar claridad a sus opiniones por lo que hace uso del diccionario y otros recursos, de tal forma que a través del tiempo su escritura va mejorando, lo mismo que su madurez física y emocional. Dado que a Yuna se le dificulta tanto el lenguaje, ha encontrado una magnifica forma de expresarse, el dibujo y la pintura. Gracias al profesor, va mejorando su arte con gran claridad y brillantes lo cual hace que destaque y mejore su condición. De esta forma conocemos a su familia, llena de prejuicios ante las condiciones de aparente discapacidad o dificultades de aprendizaje que muchos de sus miembros presentan. Nos presenta las relaciones familiares, los miedos, los abusos, las tradiciones y las esperanzas que en ella se representan. Es una novela de denuncia ante los prejuicios y la ignorancia ante personas que aún con una dificultad son capaces de surgir, de aprender, de vivir y de amar. Yuna nos lleva a su mundo: “Yo solo vivía para sentarme y pintar y el mundo circundante desaparecía dejándome en una preciosa isla de tonalidades” y unirnos a su conclusión “de que es mejor entenderse con una misma”. Leído en 2021 PD: Si te ha gustado esta reseña o la de cualquier de nuestros compañeros y decides premiarla con un like debes hacerlo en el corazón grande 💙 donde dice: ¿te ha gustado esta reseña? O por si acaso a los corazones. Muchas Gracias!!


¿Cómo conectar con un libro el cual en gran parte de sus páginas, nos encontramos con un mínimo uso de signos de puntuación, y donde la narradora tiene que hacer algunas pausas (literal ella misma lo menciona "descanso"), e inclusive ofrece disculpas al lector por su poca fluidez al escribir? Yuna quien escribe y nos cuenta su propia historia, es una chica que sufre de dislalia, cierta dificultad a nivel de lenguaje, y encuentra en la pintura la mejor manera de comunicar y exteriorizar sus pensamientos, lo cual le ayuda también como escape de su cruda realidad. Con una familia disfuncional...el padre ausente, una madre rígida y poco comprensiva, una hermana con una especie de parálisis cerebral, una tía loca...bueno y unos cuantos parientes más, quienes lejos de ayudar al desarrollo cognitivo y emocional de la chica, despiertan en ella la necesidad de poder ser diferente y destacarse en lo que le gusta. La autora nos hace creer que realmente es Yuna quien escribe el libro, evidenciando sus limitaciones, enseñando una conmovedora y dolorosa historia, y regalandonos una protagonista entrañable, ingenua en cosas que para muchos pueden ser obvias, pero a la vez dura y tajante con su criterio. Una chica que a pesar de todo su entorno familiar caótico, encuentra cada vez más razones para marcar la diferencia, donde las limitaciones no tienen cabida. Los señalamientos ante las limitaciones físicas o cognitivas, la sexualidad a temprana edad, entre otros temas que dejan espina, hacen de este libro una muy buena y diferente lectura.


Me parece realmente asombroso que esta autora haya escrito su mejor obra literaria siendo octogenaria. "Las primas" es a priori un culebrón terrible plagado de monstruos y de tragedias que sin embargo se lee con placer por un buscado distanciamiento narrativo a pesar del maravilloso uso de la primera persona, pero es más bien una historia de superación en un contexto infernal. Progreso al que asistimos incluso de un modo directo y participativo como lectores observando cómo va mejorando la narradora en el uso de la puntuación de su texto y el enriquecimiento progresivo del vocabulario. La novela está escrita con un oficio tremendo, muy lograda formalmente. Novela cortita, fácil de leer y pese a estar habitada toda ella por monstruos humanos resulta agradable. Un complemento ideal a otra gran novela de Cristina Morales «Lectura fácil».


Yuna, la protagonista de esta historia, nos cuenta en primera persona las experiencias vividas en su adolescencia hasta conseguir el reconocimiento social, progresar y crecer como persona. Su vida desde el nacimiento se verá envuelta en incontables dificultades. Rodeada de una familia disfuncional, con un padre ausente, una madre distante y una genética que predispone tanto a su hermana como a sus primas a una serie de discapacidades, deberá luchar por superar su dislalia y demostrar su valía en la pintura como artista exitosa. La autora utiliza la falta de puntuación en la narración, la alusión al uso del diccionario o al cansancio que le supone escribir, como recurso literario para hacer evidentes las dificultades de expresión y léxico con las que se encuentra Yuna para comunicarse. Un recurso que funciona muy bien, que hace que este libro sea muy especial y que impacte al inicio. A la vez que veamos su mejoría a medida que vamos avanzando en la lectura y podamos entender mejor a la protagonista. El lenguaje es directo, seco, cortante e irónico. Yuna nos habla sin filtros, expresa sus sentimientos con crueldad y rudeza, pero sin drama. Nos habla sin tapujos del despertar de la sexualidad y de las experiencias que percibe a su alrededor envueltas de violencia y fatalidad. Los abusos, las violaciones, la prostitución, el aborto y el asesinato formarán parte de ese entorno del que ella deseará apartarse. El desapego, la falta de afecto y la traición la acompañaran hasta su madurez y la expresión a través del arte será su única vía de escape, su forma para comunicarse y su canal para limpiar tanta negatividad acumulada. Una narrativa diferente, original e ingeniosa que a la autora le supuso el reconocimiento como escritora a la edad de 85 años y en su escritura plasmó trazos de sus propias experiencias vitales.


Solo puedo decir bravo por Aurora Venturini,me quito el sombrero y me inclino ante usted Vaya disfrute de lectura,con una originalidad y narrativa espectacular,cómo maneja el lenguaje.Como es capaz de utilizar una crudeza tan brutal con los toques de humor negro. Dejaros sorprender por esta joya de novela tan triste,diferente y divertida que jamás os dejará indiferente.


Nos encontramos en la ciudad de La Plata (Argentina) en la década del 40. Yuna López, quien se da a conocer en el mundo de las artes como Yuna Riglos, para sonar más chic, es una joven con problemas del habla que escribe todo lo que le pasa y en ese proceso, nos va contando sobre su vida, su familia, sus miedos, sus progresos y sus secretos. Una madre, maestra jubilada, un padre ausente, una hermana minusválida, un profesor de Arte que la "descubre" y dos primas: Carina y Petra, ambas con historias duras a cuestas. Una novela muy bien narrada aunque la misma Yuna se preocupa en aclarar que debido a su problema, le cuesta la puntuación del texto. Conmovedora, ágil, a veces tragicómica, pero sobre todo, una historia de superación personal y relaciones que van más allá de la sangre.


Impresionante novela de Aurora Venturini. No tengo palabras, ni la capacidad (sin ser injusto por mis limitaciones literarias) de describir la "voz potente" de la autora. Si puedo decir que sus personajes son completamente Libres de todo prejuicio y de una audacia incalculable. Además de un sentido del humor perfecto. De lo considerado "más bajo e incomprensible de la sociedad" aparece un diamante puro que nos deslumbra y sorprende. Recomendable.


Mi primera vez con Aurora Venturini, lo vi en sus perfiles desde hace unos dias, el titulo y la portada no me fueron indiferentes, mucho menos sus reseñas Negro-Blanco, unos la amaron y otros no tanto, yo la amé. Con un prólogo de la argentina Mariana Enríquez quien fue pre jurado del premio pagina/12 a novela, con el seudónimo de Beatriz Portinari. Aurora presenta este libro en el ocaso de su vida, Venturini dijo, “Estos jurados si son honestos” Creo que lo que más me gustó de la obra fue adentrarme en la biografía de nuestra escritora, para poder entender esta maravillosa prosa salvaje, ambientada en los años 40, donde todo lo íntimo era tabú, donde los padres sólo corregían con golpes ( punteros) donde no había diálogo, y una carencia de amor total y verdadero, Los hijos crecían y aprendían de la intimidad de la vida por lo que les contaban los que ya habían vivido y padecido, y tenían experiencias muchas veces nefastas. Esta historia feroz y sarcástica con estilo torrencial , ajeno a lo políticamente correcto llena de secretos como en toda familia, la leí y disfrute. Acá viene mi heroína YUNA a contarnos la vida de su desgraciada familia. Ella es disléxica, en esa época lo consideraba casi un retardo mental, como no se podía expresar verbalmente con rapidez, pues se le iba la idea, comienza a contarnos la historia escrita sin signos de puntuación por que así la desarrollaba ella en su mente. Descansaba y seguía, una genia completa. Fue criada por el diccionario, para enriquecer su vocabulario, no tenía a quien preguntarle nada ya que su familia estaba sumida en sus pesares. Fue orientada por sus primas en todo lo que concierne a los hombres. Digo que es mi heroína por qué logra salir de esa familia nefasta que solo le restaba, que arrastraba pesares. Pudo plasmar su horror, sus vivencias en la pintura, fue su manera de escape y a la vez su sustento. Venció sus demonios, sus monstruos, fue consciente siempre de lo que tenía y de lo que carecía, con muchas frases fantásticas que no me dejaron indiferente, solté mil carcajadas con él humor negro honesto y transparente de nuestra protagonista.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


MÁS LIBROS DEL AUTOR AURORA VENTURINI


LAS AMIGAS

AURORA VENTURINI

Calificación General: 7,0Por leer

TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


LA HIJA DEL ESTE

CLARA USON

Calificación General: 8,6Por leer

RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

FRASES DEL LIBRO LAS PRIMAS

llevo dentro de mí tantas sombras que cuando me agobian las expulso encima de mis pinturas


Publicado porNuryta

a medida que yo crecía en capacidad de conocimiento sumaba a esta la capacidad de curiosidad y de sentimiento


Publicado porNuryta

Yo solo vivía para sentarme y pintar y el mundo circundante desaparecía dejándome en una preciosa isla de tonalidades


Publicado porNuryta

he llegado a la conclusión de que es mejor entenderse con una misma


Publicado porNuryta

Traviesamente y abocinando el aliento de mi boca entre las dos manos calenté el lugar donde estaba pegado el capullo y noté que al rato se abrió y salió un gusanito rosado como un bebé y yo dejé de alentar y el gusanito cayó muerto de frío engañado por mi maldad.


Publicado porOscarMaif

Yo pensé que la mayoría de los que estábamos ahí no teníamos razón para festejar cumpleaños y que debiéramos festejar defunciones ya que obligados a vivir ocupábamos un lugar en el espacio que acaso le hiciera falta a uno nacido normal.


Publicado porOscarMaif