Calificar
7,8 147 votos

Sinopsis

La novela narra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento.

Año de publicación:1998

10 reseñas sobre el libro LAS PARTICULAS ELEMENTALES

Es difícil opinar de Michel Houellebecq en general, y en este caso en particular, más. No me encanto. Eso no quiere decir que no tenga partes interesantes y muy rescatables. No me convencieron las siguientes cosas: 1. Demasiadas descripciones sexuales que en mi opinión son para provocar y nada más. 2. También hay escenas de violencia y descripciones de crueldad extrema que me resultaron innecesarias. 3. Muchas páginas sobre ciencia que si bien a mi como médica me pueden resultar interesantes, creo que a muchos les resultará incomprensible o mínimo aburridas. 4. Lo mismo ocurre con la filosofía pero ya en menos medida y además es más razonable que se espere de un lector asiduo un mínimo de cultura con respecto a este tema. 5. Las historias me parecen exageradas, demasiado desastrosas y se las pone como ejemplo de lo que ocurrió con una generación, y si bien claro que existen personas así, no creo que ese sea el promedio, el ejemplo que representa a la mayoría. 6. No me resulto difícil de leer ni pesado, pero tampoco me pareció trascendental. Creo que algo de este autor hay que leer al menos para decir que no nos gusta. Este es el segundo libro que leo de el, y por ahora recomiendo antes que este “Ampliación del campo de batalla” que si en mi opinión describe situaciones más cotidianas con las que uno puede reconocerse y por ende reflexionar.


Es el primer libro que leo de este autor, que parece estar de moda en las librerías de mi país. Confieso que tenía muchas expectativas, y que por momentos me sentí un poco decepcionado. El libro en sí se lee fácil, pero algunos pasajes con descripciones sexuales me parecieron innecesarios (me recordaron a Bukowski) e inconexos luego con las conclusiones del libro. Otros pasajes contienen mucha información científica que me costó seguir. Al final no pude sacar una conclusión definitiva sobre si me gusta o no el autor. Voy a probar con otro libro suyo, quizá Ampliación del campo de batalla o La posibilidad de una isla. Escucho sugerencias


“El 1 de julio de 1998 caía en miércoles. Así que con toda lógica, aunque fuese poco habitual, Djerzinski organizó su copa de despedida un martes por la tarde. Entre las cubetas de congelación de embriones y un poco aplastado por su volumen, un refrigerador Brandt albergaba las botellas de champán; por lo general servía para conservar los productos químicos corrientes. Cuatro botellas para quince; era un poco justo. Por lo demás, todo era un poco justo; las motivaciones que los reunían eran superficiales; una palabra torpe, una mirada de reojo y el grupo corría el riesgo de dispersarse, de que cada cual saliera corriendo hacia su coche. Estaban en una habitación climatizada del sótano, embaldosada en blanco, decorada con un poster de lagos alemanes. Nadie había propuesto que hicieran fotos. Un joven investigador llegado a principios del año, un barbudo de aspecto estúpido, se eclipsó al cabo de unos minutos con la excusa de tener problemas de garaje. Un malestar cada vez más perceptible se extendió entre los invitados; las vacaciones llegarían pronto. Algunos iban a la casa familiar, otros hacían turismo verde. Las palabras cruzadas restallaban lentamente en el aire. Se separaron deprisa.” Esta novela narra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento. Michel Thomas (Saint-Pierre, isla de La Reunión, departamento de ultramar de Francia, 26 de febrero de 1956), conocido como Michel Houellebecq es un gran escritor y esencialmente es un gran provocador.


Me ha resultado controvertido y una lectura irregular. Me gusta como escribe, como profundiza en los temas... me han sobrado los pasajes donde se describe con carácter pornografico. No creo que ayuden a enriquecer el relato ni aporten nada al mismo.


Uno más del gran escritor que no se guarda nada por vergüenza como la mayoría de la sociedad sobre todo en lo referente al sexo ! Si


Magistral!


Si bien tiene escenas muy explícitas difíciles de digerir, creo que no cae en la caricatura. Creo, asimismo, que es la forma que encontró el autor para destacar la importancia del amor y de hacerse cargo del otro, ya que coinciden hechos del libro con sus propias vivencias (fue criado por su abuela, tuvo internaciones psiquiátricas y sufrió abuso escolar, por ejemplo). Reivindicatorio, quizás?. En fin, me pareció un libro bueno, aunque me hizo doler un poco el alma.


El mejor libro de Houllebecq para mi. Personajes atrapantes con historias que no podes olvidar. El giro del Final es increíble. Hermoso libro.


Ver más reseñas