Calificar
7,8 164 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LAS PARTICULAS ELEMENTALES

La novela narra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento.

Año de publicación:1998

13 reseñas sobre el libro LAS PARTICULAS ELEMENTALES

Es difícil opinar de Michel Houellebecq en general, y en este caso en particular, más. No me encanto. Eso no quiere decir que no tenga partes interesantes y muy rescatables. No me convencieron las siguientes cosas: 1. Demasiadas descripciones sexuales que en mi opinión son para provocar y nada más. 2. También hay escenas de violencia y descripciones de crueldad extrema que me resultaron innecesarias. 3. Muchas páginas sobre ciencia que si bien a mi como médica me pueden resultar interesantes, creo que a muchos les resultará incomprensible o mínimo aburridas. 4. Lo mismo ocurre con la filosofía pero ya en menos medida y además es más razonable que se espere de un lector asiduo un mínimo de cultura con respecto a este tema. 5. Las historias me parecen exageradas, demasiado desastrosas y se las pone como ejemplo de lo que ocurrió con una generación, y si bien claro que existen personas así, no creo que ese sea el promedio, el ejemplo que representa a la mayoría. 6. No me resulto difícil de leer ni pesado, pero tampoco me pareció trascendental. Creo que algo de este autor hay que leer al menos para decir que no nos gusta. Este es el segundo libro que leo de el, y por ahora recomiendo antes que este “Ampliación del campo de batalla” que si en mi opinión describe situaciones más cotidianas con las que uno puede reconocerse y por ende reflexionar.


Es el primer libro que leo de este autor, que parece estar de moda en las librerías de mi país. Confieso que tenía muchas expectativas, y que por momentos me sentí un poco decepcionado. El libro en sí se lee fácil, pero algunos pasajes con descripciones sexuales me parecieron innecesarios (me recordaron a Bukowski) e inconexos luego con las conclusiones del libro. Otros pasajes contienen mucha información científica que me costó seguir. Al final no pude sacar una conclusión definitiva sobre si me gusta o no el autor. Voy a probar con otro libro suyo, quizá Ampliación del campo de batalla o La posibilidad de una isla. Escucho sugerencias


“El 1 de julio de 1998 caía en miércoles. Así que con toda lógica, aunque fuese poco habitual, Djerzinski organizó su copa de despedida un martes por la tarde. Entre las cubetas de congelación de embriones y un poco aplastado por su volumen, un refrigerador Brandt albergaba las botellas de champán; por lo general servía para conservar los productos químicos corrientes. Cuatro botellas para quince; era un poco justo. Por lo demás, todo era un poco justo; las motivaciones que los reunían eran superficiales; una palabra torpe, una mirada de reojo y el grupo corría el riesgo de dispersarse, de que cada cual saliera corriendo hacia su coche. Estaban en una habitación climatizada del sótano, embaldosada en blanco, decorada con un poster de lagos alemanes. Nadie había propuesto que hicieran fotos. Un joven investigador llegado a principios del año, un barbudo de aspecto estúpido, se eclipsó al cabo de unos minutos con la excusa de tener problemas de garaje. Un malestar cada vez más perceptible se extendió entre los invitados; las vacaciones llegarían pronto. Algunos iban a la casa familiar, otros hacían turismo verde. Las palabras cruzadas restallaban lentamente en el aire. Se separaron deprisa.” Esta novela narra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento. Michel Thomas (Saint-Pierre, isla de La Reunión, departamento de ultramar de Francia, 26 de febrero de 1956), conocido como Michel Houellebecq es un gran escritor y esencialmente es un gran provocador.


Me ha resultado controvertido y una lectura irregular. Me gusta como escribe, como profundiza en los temas... me han sobrado los pasajes donde se describe con carácter pornografico. No creo que ayuden a enriquecer el relato ni aporten nada al mismo.


Libro de difícil entrada y de muy buena salida: muy áspero al principio, demasiadas descripciones científicas, y complejo para cogerle el tono (apuntar que es primer libro que leo de este autor), pero algo me decía que siguiera leyendo. A partir de la mitad se centra más en los personajes y en la época que están viviendo,y el texto va subiendo de tono,en todos los sentidos,para terminar en una tercera parte final magistral, rozando el ensayo filosófico,y dándole sentido a todo el relato. Consigue Houellebecq mezclando ciencia con religión, sexo con abstinencia, lo racional con lo irracional, lo banal con lo esencial, la juventud con la vejez, que nos cuestionemos tantísimas cosas. Me dejó un desasosiego tremendo: "Y entonces uno deja de reírse. A fin de cuentas ya sólo quedan la soledad, el frío, y el silencio. A fin de cuentas, sólo queda la muerte"..... Ya estoy buscando otro libro de este autor, a ver si me confirma esta buena impresión.


Uno más del gran escritor que no se guarda nada por vergüenza como la mayoría de la sociedad sobre todo en lo referente al sexo ! Si


Un libro de difícil catalogación en cuanto a género, porque podemos considerarla a caballo entre la novela y el ensayo, que llega a notarse más en la última parte, incluso al final del libro, nos traslada al futuro, por lo tanto, también ciencia-ficción, cuando un nuevo hombre tecnológico sustituye a una humanidad ya en extinción. Muy bien escrito, una narración fresca y fluida, el libro se compone de tres partes, un prólogo y un epílogo y en la historia se alternan dos narradores, los hermanastros Bruno y Michel, los dos personajes protagonistas. Una obra compleja de un autor controvertido provocador y considerado como un “enfant terrible” de las letras francesas, ya que sus obras siempre tratan temas polémicos, en esta concretamente tratará la sexualidad compulsiva, la religión, las relaciones, el humor, la felicidad, la muerte pero todo con acidez y hasta con cinismo, aunque también podemos encontrar ciertas dosis de ternura como contrapunto a tantos momentos de desesperación. Personalmente, me ha resultado desolador, de gran dureza y desgarrador desde todos los puntos de vista y, además, una obra desde una visión totalmente masculina. Los protagonistas Michel y Bruno, los hermanos por parte de una madre hippie, a los que abandonó para trasladarse a California, son personajes sin compromiso emocional, incapaces de relacionarse con los demás o de sentir placer. Hijos de la generación del 98, que intentó cambiar el mundo por medio de la libertad sexual. Por un lado tenemos a Michel, un hombre de ciencia y convertido en un prestigioso investigador en biología molecular, pero que ha renunciado a la sexualidad. Y, en contraposición, tenemos a su hermano Bruno , un profesor de literatura que solo está preocupado por el sexo, la pornografía, y además es misógino y racista, no obstante, acabará finalmente viviendo una satisfactoria relación amorosa con una mujer que conocerá en lo que se llama “Espacio de lo Posible”, una especie de comunidad de vacaciones creada con el espíritu del 68 y la libertad sexual, sin embargo tras la muerte de esta mujer Bruno se internará voluntariamente en un sanatorio psiquiátrico. Personajes muy complejos, que intentan sobrevivir y nos muestran todas sus miserias, sus obsesiones, la frustración y la insatisfacción que acabará destruyéndolos, ya que son dos víctimas de la sociedad que se describe. Una crítica demoledora a la sociedad y con el que propugna la descomposición de la humanidad en un epílogo que cambia de punto de vista y nos traslada a un futuro, acabada ya la sociedad anterior por la evolución científica y tecnológica y será Hubczejak, un discípulo de Michel el que llevará su pensamiento hasta sus últimas consecuencias.Un libro que fue en Francia todo un fenómeno editorial, cuando se publicó pero también ha obtenido fuertes y durísimas críticas, sin embargo a pesar de que es una obra perturbadora creo que merece la pena ser leída.


Magistral!


Ver más reseñas

Más libros del autor MICHEL HOUELLEBECQ


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LAS PARTICULAS ELEMENTALES

Los hombres a veces mataban el aburrimiento jugando partidos de tenis, cosa que era un mal menor; pero a veces les parecía útil hacer avanzar la historia.

Publicado por:

simonlasserre

Algunos seres humanos se aferran con ferocidad a la vida, la abandonan, como decía Rousseau, de mala gana."

Publicado por:

GuilloHerrera