Calificar
8,3 31 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LAS LANZAS COLORADAS

Las lanzas coloradas, novela de juventud de este escritor venezolano, puede considerarse un clásico porque es un modelo que innovó el arte de narrar hispanoamericano. Su temática no se limita al plano de la historia, sino que se adentra en una espiritualidad conflictiva.

Año de publicación:2007

5 reseñas sobre el libro LAS LANZAS COLORADAS

Una lectura obligada en las aulas de secundaria, al releerla me encontré con historia, rica historia venezolana, que nos llena el corazón de orgullo...


Esta novela es una "joyita" de la literatura venezolana, simplemente maravillosa para conocer los fragmentos de la historia de la lucha por la independencia.


Me gusto como esta escrito, es fácil de llevar y conoces parte de la historia de Venezuela al momento de la independencia. No me gusto que quedan muchos cabos sueltos


Maravilloso libro de Uslar Pietri. Sorpresivamente ameno. Fácil y rápido de leer, hasta poético en ocasiones sin caer en la melcocha de "Venezuela heroica". Ficción enmarcada en los primeros años de la lucha de independencia toca temas como el patriotismo (y en ocasiones falso patriotismo, o fácil patriotismo), el amor, el odio, las convicciones (y cuando fácil pueden dejar de serlo), y creo que hasta toca algún trastorno psiquiátrico en alguno de sus personajes. Describe además la sensación que es estar en medio de una batalla, lo impersonal que según el autor puede llegar a ser, haciendo en una ocasión el símil del mar que te arropa y te pasa por encima. Lo pase muy bien leyéndolo y lo recomiendo ampliamente.


Quizás una de las sorpresas con las que me he topado últimamente, ya que desconocía el tema de la novela. Un texto muy dinámico y crudo.


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LAS LANZAS COLORADAS

A mí, eso de la patria me suena lo mismo que eso del amor. Usted no ha visto por ahí, pues, esas gentes que se enamoran y andan suspiro y suspiro y no consiguen nada?. Pues lo mismo. La patria es un puro suspiro. No hay que enamorarse, sino barajustarle a la mujer.

Publicado por:

Sergio Ramon