Calificar
8,3 484 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE

Una brillante sátira que juega con el miedo más profundo del ser humano, el de perder la vida. En un país cuyo nombre no será mencionado se produce algo nunca visto desde el principio del mundo: la muerte decide suspender su trabajo letal, la gente deja de morir. La eurofia colectiva se desata, pero muy pronto dará paso a la desesperación y al caos. Sobran los motivos. Si es cierto que las personas ya no mueren, eso no significa que el tiempo haya parado. el destino de los humanos será una vejez eterna. Se buscarán maneras de forzar a la muerte a matar aunque no lo quiera, se corromperán las conciencias en los "acuerdos de caballeros" explícitos o tácitos entre el poder político, las mafias y las familias, los ancianos serán detestados ppor haberse convertido en estorbos irremovibles. Hasta el día en que la muerte decide volver...

Año de publicación:2005

60 reseñas sobre el libro LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE

En este libro, Saramago nos hace reflexionar acerca de lo que sucedería si la muerte dejara, de un día para otro, de "hacer su trabajo". Lo que parece un motivo de gran alegría, termina con el tiempo, generando innumerables problemas y un caos en la sociedad, no preparada para la inmortalidad a la que se enfrenta. La novela tiene 2 partes bien definidas. La primera nos presenta el planteo antes mencionado, el que encontré muy original y creativo, pero llega un momento en el que, al igual a lo que me pasó con otros libros del autor, se torna repetitivo y un tanto cansador (de hecho estuve a punto de abandonarlo). En la segunda parte, la muerte vuelve a ejecutar su trabajo habitual, pero de una manera más humana, a tal punto que decide vivir unos días como tal. Los diálogos en esta parte son geniales y la historia te vuelve a enganchar hasta el final. Puedo afirmar que es una novela muy filosófica, repleta de ironías (a las que nos tiene acostumbrados el autor) y que nos hace reflexionar sobre la vida y la imprescindible finitud de la misma. La recomiendo sin lugar a dudas.


Una historia curiosa sobre un tema que a muchos nos hace volar la imaginación desde tiempos inmemoriales, ¿cómo es la la.muerte? ¿Como se representa en algo abstracto que le de forma y conviencia? ¿Que pasaría si todos fuéramos inmortales dentro de nuestra perspectiva humana tan caótica y banal?, Me aporta una cuestión más amplia de lo que el.hecho de dejar de morir plantearía a la sociedad donde el vivir para siempre es tan anhelado pero al mismo tiempo insoportable de llevar el peso de una vida inmortal. Puedo decir que me ha gustado la manera tan hilarante de describir una sociedad donde el no morir puede acarrear el caos desde lo más básico como poner a prueba el amor a los familiares que ya ko pueden depender de si mismos y como se puede a poner a prueba los valores fundamentales de la caridad, el cariño y el amor al ver a los moribundos como meras cargas de las que se espera poder deshacerse. Y aunque me gusto.mucho la segunda parte, siento que la historia le faltó, me queda debiendo más en el desarrollo de esta parte de la narración, muy rápido y sin mucha lógica pudiendo abarcar una mayor profundidad con la.finalidad de finalizar como.lo.hizo, que me encantó el final, si, pero le faltó un poco mas ampliar estan parte del cuento.


Leí las 10 reseñas que ya fueron publicadas sobre este libro y todas son muy positivas. Lo que sigue es la primera reseña “no positiva” de Las intermitencias de la muerte. Creo que no me gustó porque ya había leído Ensayo sobre la ceguera, y me pareció una repetición del planteo “qué pasaría si…” En Ensayo sobre la ceguera, de pronto toda la población de una ciudad se queda ciega. Y Saramago relata magistralmente un escenario en el que los hombres sacan lo peor (y lo mejor) de sí para sobrevivir. Unos diez años después de escribir esta obra maestra en la que el autor plantea qué pasaría si de pronto todos se quedaran ciegos, el mismo autor plantea qué pasaría si de pronto nadie se muere. Las intermitencias de la muerte me aburrió, o me desilusionó. Y me hizo pensar en "El inmortal", un cuento increíble de Borges (incluido en El aleph), en el que se describe de otro modo (a lo Borges!) la condena que significa vivir para siempre.


Este libro me parece muy interesante como reflexión sobre la muerte con minúsculas, irónico que me recordó Cartas desde la tierra de Mark Twain cuando relata la idea que tiene la gente sobre el cielo. Creo, humildemente, que se podría editar el relato, eliminando algunos párrafos como el tema de la maphia que creo hace decaer mucho la novela al medio. Sin embargo, lo recomiendo el libro porque invita a reflexionar sobre nuestros deseos de inmortalidad.


Es increíble como pensamos que en ocasiones la muerte en la solución que buscamos y como le amor es una emoción tan poderosa que hasta la muerte puede enamorarse, una gran obra a mi parecer.


De repente, la gente no se muere más. Saramago, con toda su ironía, describe las situaciones más irrisorias, que sacan a la luz toda la histeria del ser humano. La gente pasa del festejo a la confusión, y luego a la consternación. Lo que parecía una gran noticia de golpe ya no lo es tanto. Los detalles divertidos sobre las reacciones humanas ente situaciones inverosímiles son un clásico de Saramago. Este es, para mí, uno de sus tres o cuatro mejores libros.


Una lectura ocurrente, profunda, hermosa. Un país cuyo nombre no se menciona entra en júbilo al saber que la muerte ha dejado sus actividades y nadie muere, sin embargo...¿Qué pasa con los enfermos terminales que sufren cada día? ¿Y los notarios? ¿Las funerarias y sepultureros? ¿Los animales tampoco morirán? ¿Las compañías de seguros? Empiezan los conflictos y las dudas y súbitamente algunos consideran la muerte como algo necesario y esta comienza a comunicarse con sus víctimas por medio de cartas. La historia puede resultar a veces hilarante, cínica, angustiante, en la que la muerte nunca tiene nada que perder; mas sí las personas. Admira la pluma de Saramago, ese pensamiento tan mágico y el gran legado literario que nos dejó.


Excelente! Con toda la ironía y el humor de Saramago. Uno de sus mejores libros a partir de una idea muy original. Don José saca a relucir todas las miserias y las bondades del ser humano. Contundente a veces, sutil otras, es un placer leerlo.


Ver más reseñas

Más libros del autor JOSÉ SARAMAGO


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LAS INTERMITENCIAS DE LA MUERTE

Es así la vida, va dando con una mano hasta que llega el día que quita todo con la otra.

Publicado por:

Caro Ball

"...Habra también quien diga que, para nosotros es una gran suerte que dios no quiera aparecerse, porque el pavor que le tenemos a la muerte sería como un juego de niños comparado con el susto que nos llevaríamos si tal aconteciera..."

Publicado por:

LM1904

Parece que no ves que las palabras son rótulos que se adhieren a las cosas, no son las cosas, nunca sabrás cómo son las cosas, ni siquiera qué nombres son en realidad los suyos, porque los nombres que les das no son nada más que eso, el nombre que les has dado.

Publicado por:

Arnclei.Rg

Voluntades que imaginábamos fuertes y al final eran la propia e insanable imagen de una aflictiva debilidad moral.

Publicado por:

Arnclei.Rg