LAS CUATRO ESTACIONES DEL AMOR

GREGOIRE DELACOURT

Calificar:

9,0

2 votos

Sinopsis de LAS CUATRO ESTACIONES DEL AMOR

Cuatro parejas, cuatro etapas distintas de la vida. La misma canción de amor.Por el autor del best seller LA LISTA DE MIS DESEOSLouis tiene 15 años y está locamente enamorado de Victoire, de 13. Tendrá que esperar a que ella crezca para que pueda corresponder a sus sentimientos. Pero la madurez no siempre conlleva los resultados esperados.Isabelle creyó enloquecer de dolor cuando su marido la abandonó, y no ha logrado superarlo. Pero cuando rescata a un hombre que está a punto de ahogarse, comprende que hay amores mucho más grandes que el suyo.Monique ha cuidado de su familia a lo largo de más de veinte años de matrimonio, pero ahora que sus hijos son mayores, decide abandonar a su marido y empezar de nuevo.Rosa y Pierre se conocieron durante la guerra y juraron que jamás vivirían separados. Cuando la vejez comienza a hacer estragos deciden irse de este mundo tal y como han vivido: juntos.Cuatro historias de amor que se entrecruzan en una idílica playa en la costa de la Bretaña durante el último verano del siglo xx.

1 reseñas sobre el libro LAS CUATRO ESTACIONES DEL AMOR

Abril/17/2021 Madre mía que intensas y penetrantes páginas, esto no es escribir, esto es disparar y hacer diana en lo más recóndito del alma, dejándome el corazón plenamente tocado. Esta fue una lectura poderosamente atrapante, arrebatadoramente apasionada. Fue un regalo de sentimientos para el alma. Este hombre tiene la virtud de convertir en arte gran parte de sus escritos, su prosa es distinguida, señorial, brillante, magistral, su estilo de escritura es totalmente poético, un verdadero deleite de lectura. La Maestría con la que escribe me hizo sentir muy potentemente sensaciones y emociones que trasmitió en esta novela. Este libro tiene cuatro historias bien diferenciadas, pero totalmente hiladas, todos los protagonistas de estos relatos en algún momento estuvieron muy cerca en Le Touquet, todos se conocen sin llegar a conocerse, donde el amor y desamor serán una constaste. Portentoso modo de aunar todas las historias, deslumbrante talento para hacer coincidir, sin coincidir exactamente unos con otros. No es una novela que se prodigue, ni derroche en alegrías, en cambio derrochará en emociones, afectos, sentimientos. Igual me recalco en estas palabras, a veces no es lo que se escribe es como se escribe, no es el caso de Delacourt que posee ambas cualidades, atractivo en lo que narra, talento en como lo exterioriza. De todas las vidas que nos expone Delacourt en estas líneas, las vidas y la hermosísima descripción de amor de Rose y Pierre, me rozo en lo más profundo del corazón. Incontables canciones son emitidas en estas lineas, pero la melodía que más sobresale entre todas ellas es “Hors Saison de Cabrel” es con diferencia la protagonista principal de la banda sonora de esta profunda, afectica y enternecedora novela. Fue una lectura que me hizo sentir exactamente lo mismo que cuando disfruto de una copita de Vega Sicilia, satisfecha, sintiendo muy dentro de mí un cumulo de sensaciones difíciles de olvidar. El libro está henchido de subrayados, no pongo más que unos poquitos, porque igual me dicen que la reseña está atestada de plagios, ja, ja, ja. Posdata: Pero nunca olvidéis que la historia que cuenta un libro no siempre es igual. Extractos del libro: La infancia me la seguía disputando. La infancia me la arrebataba. Aprendía lo que era la paciencia, el dolor inevitable que conlleva. Prefería la dulzura del silencio, la manera delicada que tenían las chicas de susurrarse secretos, de ruborizarse mientras diseñaban el mundo. Esperaba poder decirle las palabras que no tienen vuelta atrás. Esas palabras que labran el camino de una vida compartida. Lo que debía unirnos nos desunía. Las madres tenemos más ojos que nadie. Siempre existirá la sombra de la duda. También ella había crecido; la mujer que llevaba dentro no estaba lejos. Las penas de amor son en sí mismas una forma de amor. Estaba hecha para las palabras, para las frases que transportan, para las alas que se despliegan. Estaba hecha para las cosas maravillosas de la vida; de esas vidas que acaban sin que lamentes nada. La hermosura no está en nosotros, sino en lo que hemos vivido. Las vacaciones constituyen ese momento de infancia recuperada, cuando éramos inmortales, cuando se suponía que jamás íbamos a separarnos. Quiero una historia que llegue hasta el final, preñado de adoración.


MÁS LIBROS DEL AUTOR GREGOIRE DELACOURT


FRASES DEL LIBRO LAS CUATRO ESTACIONES DEL AMOR

Las penas de amor son en sí mismas una forma de amor.


Estaba hecha para las palabras, para las frases que transportan, para las alas que se despliegan.


Estaba hecha para las cosas maravillosas de la vida; de esas vidas que acaban sin que lamentes nada.


La hermosura no está en nosotros, sino en lo que hemos vivido.


Las vacaciones constituyen ese momento de infancia recuperada, cuando éramos inmortales, cuando se suponía que jamás íbamos a separarnos.


Quiero una historia que llegue hasta el final, preñado de adoración.