LAS COSAS QUE LLEVABAN LOS HOMBRES QUE LUCHARON

TIM O BRIEN

Calificar
7,5 2 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LAS COSAS QUE LLEVABAN LOS HOMBRES QUE LUCHARON

La supervivencia de un soldado depende de lo que lleva. En la guerra,la línea que separa la vida de la muerte es más tenue que nunca y, a menudo, las provisiones, las armas, el equipo de un soldado son lo único que puede hacer que la línea no se borre. Pero un soldado también lleva su memoria, recuerdos, amuletos, fantasmas del pasado, objetos triviales que no le dejan olvidar que hay otra vida –la vida– más allá de la guerra. Los soldados de la compañía Alfa, que combatió en Vietnam, llevaban todo lo que podían. Y esos hombres y esas cosas van haciendo su aparición en las historias que nos cuenta Tim O’Brien –que también combatió en Vietnam. Así, en Viaje al campo, el autor, en compañía de su hija, una niña de nueve años, vuelve a Vietnam a buscar el lugar donde murió Kiowa, su mejor amigo y En el río Rainy nos cuenta cómo, tras haber huido a Canadá, decidió regresar a su pueblo y aceptó ir a la guerra por vergüenza, porque sintió que, de no hacerlo, no podría soportar las miradas de la gente de su comunidad, para quienes un desertor era para siempre un marginado, un traidor, un excéntrico. Pero este Timmy O’Brien es también un personaje ficticio, tan ficticio como el Norman Bowker del espléndido Hablando de coraje, que cuando vuelve a su pueblo descubre que solo puede callar porque él sabe hablar únicamente de la guerra y nadie quiere hablar ya de eso.

Año de publicación:2011

1 reseña sobre el libro LAS COSAS QUE LLEVABAN LOS HOMBRES QUE LUCHARON

Tim o'brien logra en este conjunto de relatos contarnos una historia bien trenzada. Con la guerra de Vietnam como excusa, el autor crea en cada cuento pequeñas biografías de soldados, donde el mismo se convierte en un combatiente más. Las cosas que llevaban los hombres que lucharon, no son relatos de disparos, sino de expectativas y repercursiones y del contenido de sus mochilas, que no son otra cosa, que sus propias vidas antes y después. El norteamericano ficciona una realidad vivida en primera persona construyendo una novela de retazos, desgarradora donde la supervivencia tiene efectos secundarios mentales devastadores. Una pluma sencillamente magistral que te transporta a los fantasmas de cada personaje, a sus heridas, a como llegaron a las trincheras, que se dejaron en ellas, y su lucha interior tras regresar. Aunque hay pasajes bélicos, estos son adornos, siendo las mochilas físicas y mentales las verdaderas protagonistas de cada historia. Fragmentos de almas que se deshacen, ideales que se rompen, mentes que se quiebran, son las verdaderas medallas de unos héroes que lo son por el simple hecho de despertar cada día vivido, y por vivir. Excelente obra de un autor absolutamente desconocido para mi.