1. ALIBRATE
  2. POESÍA Y TEATRO
  3. LA VUELTA DE MARTÍN FIERRO

POESÍA Y TEATRO

LA VUELTA DE MARTÍN FIERRO

JOSE HERNANDEZ

Calificar:

8,8

5 votos

Sinopsis de LA VUELTA DE MARTÍN FIERRO

Gauchesco.

COMPRAR EN PAPEL

1 reseñas sobre el libro LA VUELTA DE MARTÍN FIERRO

Este centenario poema muestra cómo fue degenerando el degenerando el derecho consuetudinario que existía en la campaña argentina, este era un derecho no escrito, consistía en el que la palabra empeñada se consideraba sagrada, en que la propiedad privada de la tierra se limitaba a la vivienda que amparaba la huerta y los animales domésticos, siendo la propiedad común la vasta extensión de las llanuras sin dueño y las haciendas baguales que las poblaban, el robo era considerado infamante, no así el adueñamiento de la cosa mueble abandonada o perdida, cuya posesión valía por título y cuya devolución solo podía exigirse mediante el pago de albricias. Eran también motivo de indignidad la falta de respeto de la mujer, la ofensa al anciano, la provocación de duelo sin causa justificada. Aunque toda provocación se dirimía en el acto echando mano a los facones para riña frente a frente y sin ventaja. Primeriaban en la sociedad gaucha la generosidad, la hospitalidad, el amor al trabajo, el espíritu de sacrificio, cualidades que traían aparejadas la caballerosidad y el culto del coraje como trasunto linaje de caballeros. Convivían en esta sociedad el indio y el gaucho por igual. Cuando JH escribió su poema el derecho gaucho había sido arrollado por el derecho legal de las ciudades, de raíz esencialmente católica, europeizante. El gobierno nacional instigado por tendencias venidas de Europa practica la guerra de fronteras que fue y será siempre ofensiva para la argentinidad. Los fortines se poblaron de nativos que el hombre de la ciudad consideraba solo por sus aspectos negativos: vagancia y ebriedad, elementos contrarios a la forma de vida del hombre en sí, en consecuencia contrapone a estos vicios el fortín o la penitenciaria como correctivo social. El MF es un canto a la argentinidad no porque narra sobre los elementos y datos camperos, como la mayoría de los lectores creen, sino porque pinta la vida de un gaucho con sus cualidades, virtudes, vicios y defectos, rasgos que caracterizan a los argentinos tanto del siglo XIX como los actuales: amantes de la libertad y la justicia, individualistas, agresivos, irónicos, graciosos, altivos, indiferentes aunque sentimentales, buen padre, esposo fiel, excelente narrador, leal en la mistad, siempre dispuesto a dar consejos, como los que tienen vigencia a pesar de los años trascurridos desde la aparición del MF. “Un padre que da consejos/ más que un padre es un amigo/ ansi como tal les digo/ que vivan con precaución/ naide sabe en que rincón/ se oculta el que su enemigo” Esta es una historia común donde se cuentan las penurias de un protagonista que han soportado y soportan también otros hombres de distintas épocas, países y en las circunstancias mas diversas, que luchan contra la soledad, la injusticia, la perdida y/o confiscación de bienes, la crueldad y la arbitrariedad. No en vano el MF ha sido traducido a 21 idiomas y dialectos, algunos no corrientes en la universalidad como el hebreo, el catalán, el rumano, el japonés, el griego, el ruso, el árabe, el armenio, el esloveno, el checo, el húngaro, el guaraní, el lituano y el esperanto, esto demuestra que este libro llamado la “Biblia Criolla” se identifica con los problemas de la raza humana en general. Podemos decir que JH, federal y político de raza, trata de defender al gaucho de la infamante situación en que se encontaba y la disimulada explotación a que era sometido. JH transige con el medio y la época ta cuando dice en la terminación de la primera parte “El gaucho MF”: “…males que conocen todos/ pero que naides contó.” O cuando manifiesta a la finalización de la segunda parte en “La vuelta de MF”: “…no es para mal de ninguno/ sino para bien de todos.” Para terminar diremos algo muy importante que afirma JH, con inigualable sabiduría, en una parte de su extenso libro, con visión de estadista para solucionar los problemas del argentino: “… debe el gaucho tener casa/ escuela, iglesia y derechos” Y la sentencia: “los hermanos sean unidos/ porque esa es la ley primera/ tengan unión verdadera/ en cualquier tiempo que sea/ porque si entre ellos pelean/ los devoran los de afuera. Esto último hay más que nunca recordarlo y ponerlo en practica ahora en los difíciles momentos que vive nuestra Patria para construir una Argentina prospera, justa para vivir en una República límpida donde haya libertad, por sobre todas las cosas una Argentina celeste y blanca.


MÁS LIBROS DEL AUTOR JOSE HERNANDEZ


MARTIN FIERRO

JOSE HERNANDEZ

Calificación General: 8,3Por leer