Calificar
9,3 6 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA VOZ A TI DEBIDA

Pedro Salinas da comienzo a su labor poética con la publicación, en 1923, de Presagios, libro de acento muy personal que situó de inmediato su nombre entre los primeros de la nueva generación española. Las obras le siguieron, Seguro azar, Fábula y signo, afianzaron su prestigio, el cual se hizo aún mas extenso y ya indiscutible con La voz a ti debida -su obra definitiva, que publicó en 1934­, de imponente plenitud lírica, y Razón de amor (1936). El a instaura como inspiradora del poemario -de tema enteramente amoroso- a su musa, y lo hace con las palabra Shelley con que lo presenta: 'Tú Maravilla, y tú Belleza, y tú Terror'.

Año de publicación:2007

0 reseñas sobre el libro LA VOZ A TI DEBIDA

No hay reseñas aún, sé el primero en reseñar este libro.

Frases del libro LA VOZ A TI DEBIDA

Para vivir no quiero islas, palacios, torres. ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre de algo. Te quiero pura, libre, Irreductible: tú.

Publicado por:

julia1955

Si me llamaras, sí;/ si me llamaras!/ Lo dejaría todo,/ todo lo tiraría;/ los precios, los catálogos,/ el azul del océano en los mapas,/ los días y sus noches,/ los telegramas viejos/ y un amor._ Tú que no eres mi amor,/ ¡si me llamaras!/

Publicado por:

julia1955

Y aún espero tu voz:/ desde la estrella,/ por los años bisiestos/ puede venir. No sé por dónde./ Desde el prodigio, siempre./ Porque si tú me llamas/ -¡si me llamaras, sí; si me llamaras!/ Nunca desde los labios que te beso,/ nunca/ desde la voz que dice: "No te vayas."

Publicado por:

julia1955

Para vivir no quiero islas, palacios, torres. ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, disfrazada de otra, hija siempre de algo. Te quiero pura, libre, irreductible: tú."

Publicado por:

julia1955

Para vivir no quiero islas, palacios... ¡Qué alegría más alta: vivir en los pronombres! Quítate ya los trajes, las señas, los retratos; yo no te quiero así, Te quiero pura, libre, irreductible: tú. Sé que cuando te llame entre todas las gentes del mundo, sólo tú serás tú.

Publicado por:

julia1955