COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Narra las peripecias del poeta Arturo Cova y su amante enmarcada en los llanos y la selva amazónica. Los dos amantes huyen y que expone, a lo largo de su trama, las duras condiciones de vida de los colonos e indígenas esclavizados durante la fiebre del caucho. Además el final es abierto, no se sabe exactamente lo que pasó con los personajes.

Año de publicación:1996

8 reseñas sobre el libro LA VORAGINE

Arturo Cova joven de ciudad decide escapar con su amante Alicia para evitar ser encarcelado, lo cual propicia el inicio de sus aventuras por la selva colombiana, en la plenitud de la "fiebre del caucho" a finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Entre indígenas y colonos se desarrolla este relato, en donde la muerte hace presencia de singulares y diversas formas, siendo estos sucesos y demás infortunios, descritos por el autor con un lenguaje muy adornado para mi gusto, lo cual hace algo densa la lectura de este escrito que más bien es corto. Por otro lado, el final no es preciso y deja a la imaginación del lector, el desenlace de sus personajes principales.


Antes de apasionarme por mujer alguna, jugué mi corazón al azar y me lo gano la violencia... amo este libro.


Esta historia nos remonta a los inicios del siglo XX en Colombia, la cual narra de fondo una problemática la cual el estado colombiano durante muchos años no le era visible por la incapacidad del mismo de hacer presente al problema de explotación (esclavitud) de las comunidades aborígenes de la selva amazónica de Colombiana, la trama de la novela es muy atraparte, ya que nos mantiene con zozobra hasta el final de la narración, y es estructurada por el autor de perfecta.


...Para que mi alma se sienta menos sola... por todas partes fui buscando en qué distraer mi inconformidad... pero donde quiera que fui, hallé lamentable vacío, embellecido por la fantasía y repudiado por el desencanto... Viviendo entre mujeres sencillas no encontré la sencillez, ni entre las enamoradas el amor, ni la fe entre las creyentes... Mi corazón es como una roca cubierta de musgo donde nunca falta una lágrima... lloro por mis aspiraciones desengañadas, por mis ensueños desvanecidos, por lo que no fui, por lo que no seré jamás...


Una historia fuerte, basada en las aventuras de Arturo Cova en los llanos y la selva. Una lectura pesada por su método de narración y aunque al inicio no parecía que me gustará mucho, los últimos momentos fueron emocionantes. El afán del desenlace deja un sabor amor con un final un poco decepcionante pero realmente no podía esperarse menos estando en la espesa selva.


La magnanimidad y exuberancia de los hermosos llanos y la selva magnifica, se vuelve tangible en la prosa de tintes poéticos con la que Rivera dota a sus personajes y en mayor medida a Arturo Cova, hombre que vagabundea como muchos de nosotros entre la racionalidad que exalta pero aletarga el espíritu y las pasiones irracionales conjugadas con el embrujo de la ensoñación, mezcla fatídica para el narrador que busca la inmortalidad que solo da la huella profunda de los actos trascendentes.Aunque puede que le tome tiempo adaptarse al lector poco acostumbrado a las novelas en las que se hace uso de un lenguaje propio de una región o al que desconozca por completo el momento histórico en la que está se encuentra circunscrita, el viaje que nos ofrece La Vorágine es más que digno de su propio nombre, no siendo está una novela de amores benévolos o de circunstancias creadas caprichosamente, aunque en ocasiones parezca que el azar es quien maneja los derroteros desdichados de sus protagonistas.Los anhelos de prometedora fortuna que ciegan a quien huye de las consecuencias de las pasiones, son solo él prólogo de una historia donde el protagonista más importante no es otro que el entorno, la llanura que inspira fuerza al hombre que se cree capas de sortear los caminos de su vida; y la selva, enorme, diosa natural que le recuerda al mismo su fragilidad y poca valía, la misma que regala tiempo a quien con respeto sincero se adentra en su espesura, pero que también ha servido y aún sirve de escondite a hombres que ya no temen esconder su villanía. Es está selva en la que Cova encuentra fragmentos de esperanza y espacios de locura, metáfora plena de la indómita selva que esconde el hombre en su mente, la cual lo lleva a construir amores con fragilidades de cristal, de cúspides ególatras al someter una tarea para la que se cree no ser acto, a hundimientos con el agua al cuello al repasar actos y decisiones que más allá del arrepentimiento desempeñan la mirada dejando contemplar lo que ya no será.Es La Vorágine una grandiosa historia, no solo por su carácter introspectivo bien construido en cada uno de sus personajes, pero lo es más aun por permitir entrar en contacto con tramos de la historia de nuestra nación desconocidos u olvidados por algunos, en los que se evidencia el carácter vil del hombre, al esclavitud, el abuso, el daño natural y el desgobierno.Es válido y casi obligatorio preguntarnos cómo es posible qué a pocos años de cumplirse una centuria del momento en que está historia vio la luz en su primera publicación, el contexto social y político del país allá cambiado tan poco; tal vez la presencia del estado sea un poco más notoria gracias algunas herramientas tecnológicas, puede que las fronteras estén mejor delimitadas y que la esclavitud laboral este mejor camuflada y regulada, pero los cambios son tan pocos, que quizás por ello mismo seguimos repitiendo la historia que olvidamos pronto, como aquella de muerte y daño ecológico que causo la fiebre del caucho en nuestras tierras.


Este es un libro difícil. Es un clásico de la literatura Latinoamericana por lo que considero que es importante leer este libro, en el que se plasma una denuncia de los maltratos y abusos que sufrieron las personas víctimas de la trata y esclavitud durante la Fiebre del Caucho ocurrida en países con territorios amazónicos, como Brasil, Perú, Colombia, Bolivia, Ecuador y Venezuela. Como Colombiana me parece que es importante conocer esta parte de la historia de nuestro país, de igual forma el autor desborda en descripciones de paisajes tan distintos y distantes de la región en la que vivo como son los Llanos Orientales y las regiones de la Orinoquía y la Amazonía, lo que me permite imaginarme la imponente y peligrosa selva.Sin embargo la forma en la que está escrito es complicada de entender, ya que utiliza en exceso los modismos de la región y para alguien que no pertenece a dicho territorio la comprensión se hace difícil. La historia conductora no me gustó nada, no logré ni entender ni empatizar con los personajes, Arturo Cova me pareció un pésimo se humano y lastimosamente no pudimos conocer casi nada de la personalidad y los pensamientos de Alicia. Me confundía mucho con la cantidad de personajes mencionados, adicionalmente tenían apodos así que cambiaba la forma como los llamaban en numerosas ocasiones a lo largo del libro.Hubo varios sucesos perturbadores y muy crueles que estaban ahí como denuncia pero que no tenían mucha relación con la historia.Giros y giros en la trama que no llevaban a ninguna parte. Y por último un final bastante deprimente, que aunque abierto tiene un aire desesperanzador.


No dudo que José Eustasio Rivera escribió un.gran libro, Pero su narración, para mi gusto, resulta demasiado pesada, no fluye con agilidad. Poco después de la mitad decidí abandonarlo.


También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases de LA VORAGINE

El cariño es como el viento, sopla para cualquier lado.

Publicado por:

ErikaLorena

Las mandíbulas que le siguen faltaban allí y solamente el maxilar inferior reía ladeado como sin labios que la corrigieran sin ojos que la humanizara me pareció vengativa torturadora y aun al través de los días que corre me repite su mueca desde ultratumba y me estremece de pavor

Publicado por:

Camilo_7 :v

La selva se defiende de sus verdugos, y al fin el hombre resulta vencido.

Publicado por:

Camilo_7 :v