Calificar
7,5 387 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis de LA URUGUAYA

Novela sobre una crisis conyugal, habla de cómo debemos enfrentarnos a las promesas que nos hacemos y que no cumplimos, a las diferencias entre aquello que somos y aquello que nos gustaría ser. Lucas Pereyra, un escritor recién entrado en la cuarentena, viaja de Buenos Aires a Montevideo para recoger un dinero que le han mandado desde el extranjero y que no puede recibir en su país debido a las restricciones cambiarias. Casado y con un hijo, no atraviesa su mejor momento, pero la perspectiva de pasar un día en otro país en compañía de una joven amiga es suficiente para animarle un poco. Una vez en Uruguay, las cosas no terminan de salir tal como las había planeado, así que a Lucas no le quedará más remedio que afrontar la realidad.

Año de publicación:2016

50 reseñas sobre el libro LA URUGUAYA

A medida que avanzaba la historia, crecía el rechazo por su protagonista. Lucas es tan desagradable. La forma en que el autor nos comparte sus pensamientos de forma casi epistolar (dirigida a su esposa), con descripciones tan crudas, me indignaba. Pero a la vez me sentía más intrigada por saber que iba a pasar, como iba a terminar, que pasaría con Guerra, con Cata. El vocabulario tan porteño lo hizo cercano. Creo que cae demaciado en lo sexual. Me gusto? Si. Me encantó? No.


Lucas Pereyra es un argentino de edad promedio que atraviesa por una crisis conyugal, hace un viaje a Uruguay para recibir un dinero que le va a permitir trabajar en unos compromisos ya adquiridos y saldar algunas deudas; pero no es el único motivo que le anima a viajar, puesto que ha estado pensando en una mujer que conoció en su viaje anterior, el tener comunicación con ella le motiva a serle infiel a su pareja. Pero, una cosa es lo que piensa el burro y otra el que lo enjalma, Pereyra hace su diligencia y se encuentra con la uruguaya; surgen eventos inesperados que le dan un giro tremendo a su vida, dividiéndola en un antes y un después. Realmente, no pensé que la historia fuera a tomar este rumbo, sin embargo debo aceptar que esperaba más.


La leí de un tirón. Me gusto. Me resultó fresca y muy representativa de un cierto serctor social y época de la argentina, precisamente el cepo al dólar durante el gobierno de Cristina Kirchner. No se si podrá ser disfrutada de igual forma por lectores de otras nacionalidades, creo que perdería todo lo que para mi tuvo de interesante. Si sos argentino principalmente, clase media arañando, en tus 40 y viviste el cepo, te la súper recomiendo. Si no es así ... no sabría decirles ....


Estoy cansado de las historias donde los protagonistas son escritores también, me parece un poco egocéntrico. Las descripciones de situaciones, sentimientos y sensaciones del autor son impecables. La historia es buena. Encuentro innecesaria y hasta aburrida la alusión constante al sexo.


Me gustó mucho la novela. Se lee rápido, es ágil. Refleja muy bien la época vivida en Argentina en la época de cepo al dolar. Muestra esa similitud (y a la vez sútil diferencias) entre argentinos y uruguayos. La primera aproximación a la obra de Mairal fue una experiencia agradable y positiva.


La Uruguaya llegó a mí mediante una recomendación que pude ver en distintos sitios web sobre este libro. Al principio entendí los motivos de esa recomendación, se trata de una historia sencilla y misteriosa al principio. El autor usa un lenguaje muy contemporáneo y para aquellos argentinos y uruguayos se les va hacer simple su lectura pues utiliza modismos de esos países. La historia es sencilla se trata de un escritor que cruza el Río de la Plata para realizar una operación de canje de dólares que le va a permitir poder afrontar sus compromisos futuros y deudas que mantenía. En el medio nos relata tanto sus conflictos para con su esposa Catalina, como así también su historia breve con una uruguaya de apellido Guerra. La narrativa pasa por relatar la vivencia de este escritor, llamado Lucas Pereyra,durante el tiempo en el que estuvo en Uruguay y de su encuentro con esta uruguaya, El final me pareció un poco precipitado, si bien es acorde a la historia (inesperado)como que me dio la sensación que en las últimas páginas hubo un final forzado y todas las piezas encajaron repentinamente sin quizás mucho sentido. Recomiendo su lectura pero no es mis favoritos.


"De a poco nuestra bestia de dos espaldas fue quedando tullida, se echó, no se volvió a levantar. Surgía sólo por la vecindad de la cama, por el contacto, horizontal, la bestia vaga, polvos de una sola pose, misioneros previsibles, o quizá vos boca abajo, casi ausente. Solos y juntos". Me encanta la forma de escribir de Mairal, la descripción de la clase media argentina, sobre todo los personajes masculinos, como en este caso. También siempre me gustó la utilización de la segunda persona como recurso. Lucas Pereyra, escritor en ascenso, va a Montevideo a cobrar un adelanto de su nueva novela. Como en Argentina rige un cepo cambiario (que le haría cobrar menos debido a los impuestos), abre una cuenta en un banco uruguayo y hacia allá parte. Este pretexto sirve para tapar su verdadero propósito que es encontrarse con Guerra, una joven que conoció un tiempo atrás en un seminario. Su matrimonio se está derrumbando, la rutina y la llegada del hijo hizo que la pareja fuera separándose de a poco. Las llegadas tarde de su mujer hacen que piense en una posible infidelidad. "De a poco nuestra bestia de dos espaldas fue quedando tullida, se echó, no se volvió a levantar. Surgía sólo por la vecindad de la cama, por el contacto, horizontal, la bestia vaga, polvos de una sola pose, misioneros previsibles, o quizá vos boca abajo, casi ausente. Solos y juntos". Así Lucas parte para la aventura, la cual no saldrá como esperaba. A partir de esta anécdota mínima Mairal analiza la vida en pareja, la rutina, las mezquindades, la llegada de los hijos, los cambios, el ahogo, la finitud del amor. Lucas no es un personaje agradable, pero si muy reconocible, sobre todo en nosotros mismos. Me sentí muy identificado con él, en sus miedos, sus fantasías, sus miserias. El texto se desarrolla como si el protagonista le hablara a su mujer contándole todo lo acontecido, es como una confesión que se da cuando entienden que todo está perdido, que hay que separarse y seguir cada uno por su lado. Literatura 100% argenta de la buena.


Me pareció magnífica esta novela. El viaje del protagonista de Buenos Aires a Montevideo y su regreso, marca un antes y un después en su vida y en su incapacidad para tomar decisiones. Las toman por él y se adapta, no le queda otra alternativa. El lenguaje es fresco, muy rico y muy llamativo para quienes vivimos al otro lado del charco.


Ver más reseñas

Más libros del autor PEDRO MAIRAL


SALVATIERRA

PEDRO MAIRAL

Calificación General:7,7

También se buscó en LITERATURA CONTEMPORÁNEA


Frases del libro LA URUGUAYA

Necesitaba mi cono de sombra, mi traba en la puerta, mi intimidad, aunque sólo fuera para estar en silencio

Publicado por:

Alejo..s

¿En qué momento se fue volviendo paralítico el monstruo que éramos vos y yo?

Publicado por:

Alejo..s

Te volvés simétrico con el otro, los metabolismos se sincronizan, funcionás en espejo; un ser binario con un solo deseo. Y el hijo llega para envolver ese abrazo y sellarlos con un lazo eterno

Publicado por:

Alejo..s

El enamorado es como el paranoico, cree que todo le habla a él. Las canciones de la radio, las películas, el horóscopo, los volantes de la calle...

Publicado por:

Alejo..s

Siempre me aterra esa cosa siamesa de las parejas: opinan lo mismo, comen lo mismo, se emborrachan a la par, como si compartieran el torrente sanguíneo

Publicado por:

Alejo..s

Maiko se había pasado a nuestra cama. Me abrazaste y el diálogo fue al oído, susurrado, para no despertarlo, pero también creo para evitar hablarnos a la cara con el aliento de la noche

Publicado por:

Alejo..s

Se nos ocurrían cosas, nos poníamos cambiantes, como rotando, dinámicos, prendidos fuego. De a poco nuestra bestia de dos espaldas fue quedando tullida, se echó, no se volvió a levantar.

Publicado por:

Alejo..s

Un aire reconocible, cercano a la Argentina, en la gente, en el habla, la forma de vestirse, y de pronto unas marcas que no conocía, una palabra distinta.

Publicado por:

Alejo..s

Estabas harta, de mí, de mi nube tóxica, mi lluvia ácida

Publicado por:

Alejo..s

Qué genio el que inventó esa palabra, freeshop. Cuantas más restricciones le ponen al comercio, más nos gusta esa palabra a los argentinos. Una extraña idea de libertad

Publicado por:

Alejo..s

Como en los sueños, en Montevideo las cosas me resultaban parecidas pero diferentes. Eran pero no eran

Publicado por:

Alejo..s

Su agua sexual que se quedó conmigo en una memoria física que, a pesar de todo lo que pasó, puedo encontrar cuando quiero y me sigue provocando inmediatamente una revolución solar en toda la extensión de mi sangre

Publicado por:

Alejo..s

yo miraba una serie, juntaba bronca, testosterona venenosa. Meses así. ¿Te tengo que felicitar porque no te cogés una mina?

Publicado por:

Alejo..s

Estabas harta, de mí, de mi nube tóxica, mi lluvia ácida.

Publicado por:

ye gomez

"Si no podés con la vida, probá con la vidita."

Publicado por:

Ana Marga