Calificar
8,4 3.6k votos

Sinopsis

Novela sobre la soledad y la incomunicación, el amor y la sexualidad, la muerte y los problemas políticos. El protagonista de La tregua, Martín Santomé, viudo con tres hijos, en las vísperas de su jubilación comienza a registrar en un diario su vida gris y sin relieve. La vida cotidiana de la rutina en la oficina y la de un hogar desunido y crispado se verán alteradas cuando irrumpe en su rutina la joven Laura Avellaneda, su nueva empleada. Y este hombre, casi sin proponérselo, decide abrir en su vida un paréntesis luminoso. La tregua se ha traducido a decenas de idiomas y ha sido adaptad al cine, la televisión, el teatro y la radio, pero que sobre todo ha gozado de la excepcional acogida de los lectores de todo el mundo. En ALIBRATE puedes encontrar todas las reseñas de los libros de Mario Benedetti y todas las opiniones de los lectores sobre La tregua.

Año de publicación:1960

127 reseñas sobre el libro LA TREGUA

Como el sonido de un cuchillo en el encuentro accidental contra el plato. Chirriante, hiriente y herido, molesto, sombrío, hueco, vacío y terriblemente muerto. Así es Santomé. Así asoma, y se muestra en su diario, en su apatía controlada, de la que ni sabe, ni quiere escapar. En la vulgar cotidianidad que sujeta sus brazos, evapora su Alma, la disipa, la borra y le dispara balas de arrugas, de besos tardíos, sombríos otoños, versos de contables de arena seca y ausencia de paz. No sabe amar, nada tiene, nada da. Vive ciego, terriblemente ciego de opacidad. Aveces es mejor morir un poco para nacer mejor. Y entonces llegó ella, su luz, su tregua, el último suspiro antes de la invalidez permanente emocional. Mario benedetti, te acaricia con su prosa, fina, ingeniosa, profunda, una embriagadora pieza musical de letras, sílabas, palabras que forman frases que huelen y saben a pan. Un texto en forma de diario, que apuñala, que duele, que amarga y a su vez un respiro, una oportunidad...un derecho! El derecho de sentir en tu alma la luz y el amor, aunque solo sea una maldita vez. Y la tregua es sin duda una llamada de atención, de que el tiempo se gasta, se diluye y no vuelve, se acaba y se apaga. La vida te concede treguas, tu sabrás como quieres salir de ellas, si puedes, aveces son tan demoledoras... Excelente novela de benedetti, de incalculable belleza en su prosa, donde podría sobrar todo lo demás. Vive, porque la tregua es todo, y nada más!


Esta novela es sencilla, pero se te Queda en el recuerdo. La vida de un viudo que carece sentido se enciende con la llegada de una joven ordinaria y extraordinaria a la vez. Un amor sin cuerpo. Expectacular.


ESTIMADO MARIO BENEDETTI: Hola. Le escribo para decirle, desde el más profundo respeto que ...LO ODIO. Lo odio con toda mi alma!! Maldigo el día que decidí leer su maldito y hermoso libro! Usted me ha quebrado el pecho, me ha escupido el alma, me pisoteó el corazón. Señor Benedetti...USTED ME ROMPIÓ POR DENTRO. Y esto no es una metáfora. Lo hizo. Lo siento todavía. Su libro me dolió y me sigue doliendo aún. Primero me pone un personaje detestable. Ay sí Señor Benedetti!! Déjeme en Paz!! Santomé era un tipo frío y desprendido que miraba a todos con cinismo y desdén, retrogrado y homofobico. Y NO! Le pido que sí me está por decir "CONTEXTO, querida" se guarde sus palabras porque lo mandaré a freír churros. A mí no me importa si era el reflejo de una época, no me importa si antes el prototipo era el macho recalcitrante que veía a la mujer como un pedazo de carne a la que después de los 30 años se le pasaba la fecha de vencimiento. Yo sé que eran así: fui criada por uno de esos.E igual no me gusta. No tiene porque gustarme. Pero no! Ni siquiera eso respeta, ni mi desprecio y mi odio deja en paz, porque ahí nomas hace que el machote este de la era paleozoica conozca a una chica y de pronto se resquebraja, se rompe , se llena de luz y se hace humano. Y no puedo dejar de llorar!! Porque me muestra el interior de este tipo vencido que cuando cree que ya ha dejado de buscar, encuentra, y sus malditas palabras, sus malditas , hermosas y sublimes palabras lo vuelven tan real , tan palpable que lo empeora todo aun más! Se supone que debería felicitarlo y agradecerle por este libro que seguramente será de lo mas hermosos y emotivos que he leído. Pero no lo haré. Escúcheme bien Benedetti: me niego! Me niego a agradecerle nada. Usted me ha lastimado. Yo no sé como superarlo, no sé como olvidarlo, no sé como encontrar mi propia tregua. Señor Benedetti, lo lamento. Pero yo no quiero verlo nunca más.


¡Qué libro!, ¡Qué historia!... Aún no proceso lo que acabo de leer, solo sé que me a dejado roto y con muchísimas enseñas en mi corazón. El libro se nos presenta en forma de diario, escrito por Martín Santomé y que abarca poco más de un año en su vida. Cuarenta y nueve años de edad cuando comienza la historia, se está preparando para un gran cambio en su vida. Así se plantea nuestra historia, pero lo qué hay en ese periodo de tiempo en cuanto a vivencias, miedos, amores, monotonías y más experiencias indescriptibles hacen de “La tregua” una historias sin precedentes. Es más que un diario, es una vida escrita con sus altas y bajas. Mientras leía cada palabra me imaginaba a mi lado al protagonista susurrándome cada detalle de su vida mientras bebíamos café en un parque con un atardecer sin igual, en tonos naranja y la ciudad poco a poco se iba quedando sin gente; solo él y yo disfrutando de su historia de vida. En el libro se nos muestra un pedazo de vida, algo que día a día damos por sentado, el pasar del tiempo y cómo el ser humano no tiene control del destino y cómo el azar se ríe de nosotros. Para mí la vida se divide como las estaciones del año; primavera, verano, otoño e invierno. Y este libro nos muestra el otoño a su máxima expresión de una persona, como sus hojas se pusieron naranjas con café y poco a poco van cayéndose, pero aún así hay belleza y aventura por el anhelo de evitar perder las hojas pero conforme aprendemos que eso es inevitable hacemos una “tregua” con la vida y disfrutamos el paisaje con sus pro y contras. Sin duda alguna este libro se hizo mío desde la primera página, y desde hoy no parare de recomendarlo; así que si estás leyendo ésta reseña no dudes en darle una oportunidad, el autor escribe de una manera tan humana que sientes a los personajes tan vivos y reales que pareciese que saldrás a la calle y te los encontrarás en el parque de la ciudad.


Leer es arte, es cultura y es placer. Este libro lo demuestra claramente. Es una verdadera tregua en el día a día. Es un deleite completo. La cadencia del narrador, la falta de acción, de entretenimientos o descripciones accesorias hacen que te concentres en el valor, la belleza y la música de las palabras. Toda la novela es un prosema


Reto de maren e irandy, portada con un animal. 😭😭😭😭, no he podido evitar unas lágrimas, jamás olvidaré este libro, principalmente porque me identifico con el personaje al 💯, mi historia es muy parecida, pero sin ese desenlace. Me encantado aunque también he sentido.... No sé, tristeza.


Esta era la historia de un tipo gris, con una vida gris y un trabajo gris oscuro tirando a negro. Confieso que durante las primeras páginas me pareció una lectura más que prescindible.¡ Qué personaje más insoportable, egoísta y anodino! ¿ A su edad escribiendo un diario ? Pero entonces llegó ELLA y fue como si la LUZ entrara en su vida. De repente empecé a descubrir un Martín Santomé filósofo, enamorado y pese a todo pude comprender qué le había visto ella. Y cuando parecía que la vida le sonreía merecidamente va el autor, te pellizca y retuerce el corazón. No quiero destripar el final pero creo que Benedetti nos tomó el pelo, nos dio un golpe bajo o todo a la vez. Eso no vale. Es lo que tienen los grandes, te hablan al oído, te engatusan y luego allá te apañes.


Cuando la vida sólo te ofrece sombras, te llegas a acostumbrar a los tonos grises y con el tiempo, se llega a teñir tu alma y ese es sin duda, el color del alma de Martín Santomé Un funcionario que no vive, simplemente se deja arrastrar por el ritmo de los acontecimientos, sin ilusión y con las amistades justas a su carácter, el único objetivo llegar a jubilarse y ocupar su ocio, si, pero en qué? En casa la cosa no mejora, los hijos empiezan a volar y están en ese momento de “viejo tú no lo entiendes” que tanto duele, duele porque Martín es un tipo inteligente, con visión de futuro, organizado y profesional pero eso a quién le importa? Sin embargo un día cualquiera, las cosas pueden dar un giro y llenar vacíos, sanar heridas y hasta abrir puertas, esa magia que todos deseamos y a veces llega ...


Ver más reseñas