Calificar
7,8 6 votos
COMPRAR EN PAPEL

Sinopsis

Además de ser el gran poema del siglo XX, La tierra baldía es una obra esencial para entender nuestro tiempo. Con una dicción y unas imágenes rompedoras, T. S. Eliot sabe cantar la devastación de la primera guerra mundial, la adecuación del hombre a la ciudad como nuevo y definitivo exilio de la naturaleza, el deseo difícil entre mujeres y hombres, y convocar a la vez las voces del pasado literario de Occidente. Pero más allá del virtuosismo técnico y de la intensidad estética que el poema desata, en estos versos emociona sobre todo la desnuda humanidad que estalla en silencio. Editado, prologado y traducido por Andreu Jaume, que también nos da su versión de Prufrock, el primer poemario de Eliot y referente indispensable para entender el resto de su poesía, este libro viene a recordarnos, cuando se cumplen cincuenta años de su muerte, la vigencia, la ambición y el ejemplo de un poeta, un crítico y un editor que consiguió crear una nueva visión del mundo contemporáneo.

Año de publicación:2015

2 reseñas sobre el libro LA TIERRA BALDÍA

Tierra baldía es la veta poética que TS Eliot. Da justo en él blanco de la incertidumbre, la devastación interior y la fugacidad de la existencias. Tierra baldía toca la llaga íntima del hombre en cuanto ser en el mundo, trascendiendo lo clásico, apostando a una nueva poética del grito silenciado por la mesura del verso y la serpenteante soledad de las ideas. Una crítica justa, certera, reflexiva, sobre la cultura del desencanto. Tierra baldía es una obra que concentra con intensidad todas las ideas acerca de lo que se entiende por poesía moderna. Un poema que ha llegado a encarnar la imagen devastada del siglo XX después de la calamitosa primera guerra mundial. Es además una teoría de la tradición poética exangüe, un paradigma de lo complejo. La claridad de lo oscuro.


Eliot me trae a recuerdo a Borges. La edición que tengo tiene como traductor a Juan Malpartida y los poemas están en el original en inglés con su traducción en forma paralela. Siempre es delicioso leer el idioma original y hacer una nueva traducción de lo leído, más aún en poesía, la musicalidad, en la traducción, es usual que se pierda. Poemario muy intenso.