1. ALIBRATE
  2. HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES
  3. LA SUPERIORIDAD MORAL DE LA IZQUIERDA

Calificar:

8,0

2 votos

Sinopsis de LA SUPERIORIDAD MORAL DE LA IZQUIERDA

¿Por qué hay gente que está a favor del reparto de la riqueza, del intervencionismo estatal en la economía, del aborto y de la lucha contra el cambio climático, mientras que otros piensan justo lo contrario sobre todos estos temas? ¿De qué depende que una persona sea de izquierdas o de derechas? ¿Por qué la derecha no reivindica para sí superioridad moral alguna? ¿Por qué la izquierda no deja de dividirse? Al contrario que tantos otros, este ensayo no acumula preguntas teóricas para luego dejarlas en el aire. El autor analiza los fundamentos de la política y las ideologías y, a medida que va respondiendo a estas cuestiones, aventura una conclusión: las fortalezas y debilidades de la izquierda proceden de su superioridad moral, lo que permite a la derecha arrogarse la superioridad intelectual. Sin renunciar a ideas provocadoras (el comunismo soñado por Kant) ni a la actualidad (las disputas de Corbyn, Mélenchon y Podemos con la socialdemocracia), Ignacio Sánchez-Cuenca aborda de forma sencilla y directa la cuestión fundamental de por qué, si la izquierda contempla las ideas más bellas sobre justicia social e igualdad, acumula tantas y tantas derrotas.

1 reseñas sobre el libro LA SUPERIORIDAD MORAL DE LA IZQUIERDA

En este breve ensayo, el profesor Sánchez-Cuenca, reúne en forma de libro las ideas publicadas a lo largo de ocho entregas en la revista CTXT en 2017. Sin pretensión academicista pero cargado de razones, trata de articular una serie de intuiciones acerca del sustrato moral de las ideologías, reflexionando sobre la idea de 'superioridad moral' que desde sectores conservadores y de forma peyorativa se le atribuye a la izquierda. No trata de desmentir esta idea, todo lo contrario. Afirma que los valores que se asumen como propios de la izquierda son efectivamente superiores a los de la derecha desde una perspectiva moral, al menos en el plano abstracto (empatía, libertad, justicia, fraternidad...) aunque en su realización práctica se hayan podido cometer atrocidades lideradas por auténticos canallas. Superioridad moral de ideas, no de las personas que las representan. A continuación, razona de qué forma esa superioridad moral tiene, paradójicamente, consecuencias negativas que hacen complicado diseñar un proyecto político ganador, como la frecuente división interna en su seno o la tendencia al sectarismo de quien se arroga en custodio de la pureza ideológica. Su tesis acerca de la subordinación de la ideología política a los principios, valores y objetivos de carácter moral, es de lo más estimulante y riguroso que he leído este año, así como la dialéctica entre asimilación (objetivos) y acomodación (contexto), cuya mayor o menor lejanía a uno u otro, le sirve para caracterizar a las diferentes ideologías que se han ido apareciendo bajo el paraguas de la izquierda. También destaca su excelente epílogo, donde realiza un diagnóstico de la caída de la socialdemocracia en Europa, a su juicio, la izquierda que mayor éxito ha tenido en su realización, fuente de consensos sociales hoy casi insuperables, pero que parece incapaz de volver a conectar con un electorado entregado a las fuerzas antiestablishment generalmente de signo reaccionario. Y por si faltaran alicientes, el ensayo lo inaugura un prólogo extraordinariamente lúcido de Íñigo Errejón. En fin, lectura obligada para aquellxs que disfruten con la filosofía política.


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN HISTORIA, POLÍTICA Y CIENCIAS SOCIALES