1. ALIBRATE
  2. LITERATURA CONTEMPORÁNEA
  3. LA SOMBRA DEL CIPRES ES ALARGADA

LITERATURA CONTEMPORÁNEA

LA SOMBRA DEL CIPRES ES ALARGADA

MIGUEL DELIBES

Calificar:

8,0

126 votos

Sinopsis de LA SOMBRA DEL CIPRES ES ALARGADA

6 reseñas sobre el libro LA SOMBRA DEL CIPRES ES ALARGADA

Como siempre hay que decir la verdad, parto señalando que no lo pasé tan bien como esperaba. Porque éste es un libro al que le sobra densidad, lleno de tristeza, pesimismo y en que la soledad del protagonista casi se puede tocar. Pero es fascinante el uso del lenguaje y la desbordante imaginación de Delibes para embellecer lo que cuenta y conectarnos con esta historia en que el protagonista enfrenta la dureza de la vida y la pérdida de lo más querido. Su primera parte del libro nos lleva a la propia infancia, esa de temores, sueños y fantasías que irán forjando nuestra personalidad de adultos. ¡Cómo pinta los avatares propios de una etapa de crecimiento en que se van moldeando los valores, las vocaciones y la actitud frente a la vida! Este libro es también una reflexión certera sobre las decisiones, esas trascendentes que hay que tomar en las diversas etapas de la existencia. ¡Qué difícil es tomar decisiones tan vitales para el destino propio como cuando tienes que elegir una profesión, teniendo apenas 17 años! Recuerdo cuando tuve que optar por una carrera que no me gustaba tanto, pero era la única que me parecía aceptable y estaba disponible en la Universidad a la que por una cuestión de recursos económicos y de geografía podía acceder, aunque mi vocación iba por otro lado. Por el lado de las ciencias sociales, la historia y las letras. Pero esas opciones estaban mil kilómetros más lejos y no había dinero para llegar allí. Pero bueno, aquí estamos, la conexión está vigente con este lado de la vida que disfruto. Por todo esto, es que este Pedro, personaje principal de Delibes me ha hecho tanto sentido y he seguido la lectura, paladeando los mensajes, sorteando otra vez esos riesgos tan bien descritos que hemos tenido que afrontar en esas etapas de la vida donde somos tan vulnerables. Los modelos a imitar que nos toquen en el entorno cercano pueden marcarnos para siempre (yo tuve suerte con mis modelos), pero este protagonista tiene que lidiar mucho tiempo con la impronta inculcada por su maestro, esa de la mediocridad y el conformismo. “El no ser desgraciado ya es disfrutar bastante felicidad en la tierra” o “Al tener acompaña el temor a perderlo, que ocasiona tanta intranquilidad como el no poseer nada” ¡Bien Delibes! ¿Cómo se puede escribir algo así, con tanta madurez y profundidad siendo tan joven? Y este fue tu primer libro, Miguel, y claramente no optaste por el camino del ensayo y el error. ¡Lo hiciste bien a la primera!


Delibes no suele ser fácil de leer. Acordemos que tiene libros con una prosa, relativamente, sencilla y otros más densos, como es el caso de ésta, su primera novela. Pero lo que impregna mi espíritu cuando lo leo, no solo es admiración por su calidad literaria, es un profundo pesimismo que arraiga y permanece conmigo durante mucho tiempo. ¿ Estaré muy equivocada si comparo a Unamuno y Delibes, y les encuentro puntos en común? El pensamiento sobre el final de la vida siempre sobrevuela sus libros. Unamuno no halla el consuelo de una vida ultraterrena, Delibes sí. Pero en ambos es palpable que toda vida, la de sus personajes por ende, va acompañada de sufrimiento, soledad y muerte. Pedro, el protagonista de esta novela y al que acompañaremos hasta bien entrada la edad adulta, es un niño sin padre, ni madre, que en cuanto alcanza cierta edad, es enviado por su tío para ser criado e instruido por un maestro y su mujer. Seres insípidos, incapaces de una palabra de aliento o una caricia. Sus días se alegrarán con la llegada de un nuevo alumno, que se convertirá en su hermano. Pero... el hombre propone y Dios o la vida dispone. Una novela hermosa, triste, densa, pesimista... Hay quiénes piensan que el final es esperanzador. Yo debo pertenecer al grupo de los pesimistas, no le veo maldita la esperanza .... Con este libro me pasa como con otros de Delibes, me hubiera gustado una segunda parte. Después de tanto sufrimiento ¿cómo fue la vida de Pedro a partir de entonces? Vuelta a Unamuno, si hay un personaje que mereciera rebelarse contra su escritor-creador es sin duda nuestro protagonista. ( Recuerdo en la Universidad una compañera me dijo que si lo hubiera sabido no lo habría leído. Lo estuve mirando de reojo desde entonces... Yo si me alegro de haberlo leído ahora, aunque me haya commovido profundamente y sienta como el propio Delibes confesara, que no va a ser mi libro favorito)


Es la primera vez que tuve las ganas de quemar un libro. No esperaba ese final. Un hombre que fue infeliz toda su vida, encuentra la felicidad en una mujer y esta se muere. Francamente que ya no da ganas de leer nada. Ha sido un choque muy fuerte, casi devastador. Fue la primera novela de  Miguel Delibes, que la escribió en el año 1947 y que le valió al notable vallisoletano la consecución del Premio Nadal y darse a conocer al mundo como el gran novelista que fue. Y que marcó un antes y un después en la literatura española. Una novela sobre el amor y la esperanza. Una obra inolvidable en que la muerte, que rodea constantemente al protagonista, es vencida al fin por la esperanza, pero a que precio. Pierde a su mejor amigo, encuentra la paz consigo mismo, se enamora y se casa, pero la vida es mala con algunos seres, su esposa muere. La novela narra la historia de Pedro, un niño huérfano desde la infancia, que es confiado a su tutor al señor Mateo Lesme, que regenta en su propia casa una  academia sobre estudios de segunda enseñanza, en Ávila, para que se encargue de su educación hasta que concluya el Bachillerato. El aire pesimista que se respiraba en esa casa impregna la novela desde el principio, confiriéndole un tinte filosófico, en el que el protagonista reflexiona sobre el sentido de nuestra propia existencia. El profesor le inculcará la creencia de que para ser feliz hay que evitar toda relación con el mundo, toda emoción o afecto. Sólo la vitalidad de la juventud podrá hacerle superar este pesimismo inculcado. Durante la primera parte de la novela, el pesimismo, y el temor a la muerte presiden de forma casi constante la vida de Pedro, que solo encuentra cierta dicha con la llegada de Alfrefo el nuevo pupilo, con quien entabla una fuerte amistad. En la segunda parte de la novela, Pedro, que se ha convertido en marino mercante, porque esa profesión aunaba todas sus ambiciones. Él persistía en llevar una vida carente de afecto, llena de renuncias,  de desconfianza hacia los demás y el deseo de evitar tratos y relaciones reiterados y/o permanentes. Él se movía dentro de un círculo negro, no tenía ilusiones. La historia hará un recorrido que abarca  desde una infancia repleta de dolor y dudas, hasta una adultez que acarrea las consecuencias del frío tratamiento por parte de Don Mateo. Él les enseña que la vida únicamente trae sufrimiento. Y que les recomendaba aceptar el destino que les espera, conformarse con poco o incluso nada. Esta filosofía permea en la personalidad del joven Pedro, provocando que sienta rechazo hacia el amor o las amistades; a excepción de su hermandad con Alfredo. Sin embargo, la pizca de esperanza que trae esta amistad a las vidas de ambos será efímera. Dada una fuerte bronquitis, Alfredo fallecerá repentinamente y, con él, todo atisbo de optimismo que había en la vida de Pedro. Su profunda tristeza permanecerá bajo la superficie, sin cabida a ser liberada, como consecuencia del rechazo de Don Mateo a cualquier tipo de emoción. En recuerdo a Alfredo y al amor de ambos por el mar, Pedro decidirá ser marinero.


Esta es la primera novela de Miguel Delibes con la que ya ganó El premio Nadal en 1947. Sorprende que fuese su primer libro por su gran calidad literaria. Se trata de una historia triste, envuelta de pesimismo, en la que el tema principal es la muerte de los seres queridos y la manera como cada uno decide vivirla. Pedro, el protagonista, después de las experiencias vividas en su infancia y de la educación recibida, decide alejarse de todas las relaciones personales evitando establecer vínculos y viviendo en soledad para no tener que sufrir después su pérdida. Su carácter solitario como modo de vida le llevará a un hermetismo social que no siempre podrá controlar. El amor inesperado abrirá las puertas a la esperanza, aunque sea de forma pasajera.


Otra magistral obra de delibes, y otro niño como protagonista principal de una historia, que transcurre esta vez en una ciudad. La tristeza, la tragedia y la muerte como reflexion y como fantasma de un niño que se hace hombre sin derrotar nunca a sus fantasmas. Leer a delibes es pura delicia.


El primero de los éxitos de Miguel Delibes y primer libro que leo suyo. Una interesante e intensa reflexión sobre la vida y la muerte, y una melancólica visión de como influyen ciertos eventos en nuestras vidas. Dividido en dos partes, la primera, que trata de la infancia de nuestro protagonista me parece brillante. La segunda, aun siendo magnífica, pierde algo de brillo con respecto a la anterior. El final te remueve las entrañas. Un libro delicioso.


MÁS LIBROS DEL AUTOR MIGUEL DELIBES


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN LITERATURA CONTEMPORÁNEA


RELATOS I

JOHN CHEEVER

Calificación General: 9,1Por leer

PLÁSTICO CRUEL

JOSÉ SBARRA

Calificación General: 8,8Por leer

FRASES DEL LIBRO LA SOMBRA DEL CIPRES ES ALARGADA

Cita Borrada 9


Publicado porAcabose

"Hacen falta años para percatarse de que el no ser desgraciado es ya lograr bastante felicidad en este mundo".


Publicado porDafatota

"La existencia era un soplo, el transcurso fugaz de un instante, una realidad que sólo da tiempo para meditar que aún, pareciéndonos mentira, ya habíamos vivido la vida que nos correspondía".


Publicado porDafatota

Me percaté entonces de que la alegría es un estado del alma y no una cualidad de las cosas; que las cosas en sí misma no son alegres ni tristes, sino que se limitan a reflejar el tono con que nosotros las envolvemos.


Publicado pormidoriAG

Las cosas empiezan a gustarnos cuando necesariamente tenemos que desprendernos de ellas.


Publicado porNines65

Decididamente, mi vida estaba hecha para discurrir como ahora lo hacía, libre, desligada, sin establecer entre mi corazón y otros seres los lazos tremendos de una insoslayable dependencia.


Publicado porNines65