1. ALIBRATE
  2. RELIGIÓN Y FILOSOFÍA
  3. LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO

Calificar:

8,2

90 votos

Sinopsis de LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO

Byung-Chul Han afirma que el exceso de positividad está conduciendo a una sociedad del cansancio. Según el autor, toda época tiene sus enfermedades emblemáticas. Así, hay una época bacterial que toca a su fin con la invención del antibiótico. A pesar del manifiesto miedo a la pandemia gripal, actualmente no vivimos en la época viral. La hemos dejado atrás gracias a la técnica inmunológica. El comienzo del siglo XXI, desde un punto de vista patológico, no sería ni bacterial ni viral, sino neuronal. La depresión, el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), el trastorno límite de la personalidad (TLP) o el síndrome de desgaste ocupacional (SDO) definen el panorama patológico de comienzos de este siglo. Estas enfermedades no son infecciones, sino estados patológicos que siguen a su vez una dialéctica, pero no una dialéctica de la negatividad, sino de la positividad, hasta el punto de que cabría atribuirles un exceso de esta última.

18 reseñas sobre el libro LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO

Me decidí a abordar la obra de este filósofo 'estrella' del pensamiento contemporáneo para comprobar si me explotaba la cabeza con ese derroche de lucidez que mucha gente le adjudica. Y la verdad, por ahora ha defraudado cualquier expectativa. Es cierto que tiene reflexiones ingeniosas, un gran dominio de la etimología y la precisión en el lenguaje como premisas innegociables de su pensamiento -muy común en la escuela alemana-. Además su diagnóstico del individuo contemporáneo nada, en ocasiones, a contracorriente y seduce su defensa de la trascendencia en contra de la frivolidad posmoderna. Pero si esto es filosofía, algunas de los problemas que plantea ya fueron pensado con lucidez por Walter Benjamin o el mismo Heidegger. Sinceramente, lo veo más cercano a la crítica de la cultura, de corte esencialista, críptico y con una obsesión por la abstracción que no ayuda a la comprensión del fenómeno concreto y material que analiza en cada momento. También lamento que se limite al mero diagnóstico y no sugiera alternativas o siquiera concrete otras vías para escapar de la existencia desnuda y alienante. Aun así, me he leído también 'La sociedad de la transparencia' y seguiré con 'Topología de la violencia', por una razón inapelable: la brevedad de sus ensayos que hacen rentable cualquier tiempo invertido. Y quien sabe, quizás vaya descubriendo virtudes que me han pasado desapercibidas .


Este es un ensayo filosófico cortito pero muy directo, habla de lo que implica estar en permanente acción donde uno mismo es víctima y verdugo a la vez forzandonos a nosotros mismos a no parar con las consecuencias que esto conlleva social y emocionalmente. Muy recomendable


Este nuevo filósofo que está siendo muy leido nos muestra, no solo en este libro, sino en algunos otros un mundo a mi juicio excesivamente caótico. No obstante no está de más refrescarnos como hace él correctamente los distintos síndromes que está teniendo este siglo XXI PARA QUE REFLEXIONEMOS SOBRE ELLO. Para mi lo que si que HACE ES DE UN GRAN DIVULGADOR de lo cotidiano. Lo explica muy bien para los que no somos técnicos y de una forma muy amena que consigue la atención del lector. En este libro concretamente dice que el miedo BACTERIAL EN EL SIGLO XXI AFORTUNADAMENTE NO ES DE TEMER. EVIDENTEMENTE CON LO QUE ESTAMOS VIENDO AHORA EN EL MUNDO SE EQUIVOCO, PERO ES NORMAL PORQUE EN EL AÑO 2012 QUE SE EDITO ESTE LIBRO NADIE PENSABA EN LA PANDEMIA QUE NOS PODRIA VENIR AHORA.


Análisis de “La sociedad del cansancio” Byung-Chul Han es un filósofo nacido en Seúl, Corea del Sur, que desde que se convirtió en una de las figuras principales de la filosofía contemporánea, ha mantenido resguardada su vida privada lo más que ha podido. Su trabajos posteriores a La sociedad del cansancio incluyen críticas al capitalismo tardío, el consumo, el amor, la vida pornográfica y la hipertransparencia, siendo el exceso de positividad el elemento problemático que podemos tomar como hilo conductor en su obra. El libro de Byung-Chul Han es una crítica a la forma de estar en el mundo y de vivir la vida activa en la sociedad de la modernidad tardía. Desde el principio nos deja claro que ya no se puede seguir pensando esas formas de estar en el mundo con límites impuestos por el exterior, porque han desaparecido para la vida del siglo XXI; ahora vivimos condenados a una larga carrera de obstáculos personales y sentimientos de inferioridad e insuficiencia. ¿El premio?: infartos en el alma, enfermedades neuronales. Encontrarse con Byung-Chul Han resulta agradable y preocupante a la vez. En sus libros hay profundidad y belleza; es claro, conciso, y cuando el lector menos se lo espera, se puede sentir un ligero aire zen. el sujeto de rendimiento busca no rendirse. Para ello, pone el ejemplo de los médicos que utilizan nootrópicos para maximizar su rendimiento. Pero ni los nootrópicos, ni las exigencias de la vida exitosa salvan al hombre de necesitar descanso. El agotamiento que sufre el sujeto de la modernidad tardía, Byung-Chul lo presenta como agotamiento del alma, que es tan fuerte que no queda fuerza para la vida comunitaria. Para el autor, es un cansancio a solas, que es más violento y peligroso. Sin duda alguna, la vida de muchas personas está organizada por los tiempos del trabajo o el estudio. Al final del día, el insomnio, el reproche de no haber hecho mejor las cosas, es la presión que se siente de tener la libertad para convertirse en lo que uno quiere ser: académico, político, contador, artista, etcétera. Pensar siempre en ser el mejor, el más hermoso, el más original, conduce a estados de ánimo alterados que deprimen. Creo, sinceramente, que la propuesta de practicar el no-hacer, aunque sea por periodos cortos, podría ser una buena alternativa, porque es lo único que puede salvarnos de ser almas infartadas, agotadas y aisladas.


Filosofía moderna y fácil de digerir. Me pareció magistral como aborda la problemática de las enfermedades psíquicas en función del exceso de positivismo de esta sociedad. Me recuerda al psicólogo Buenaventura del Charco y su obra "Hasta los cojones del pensamiento positivo".


Explicación en 90 páginas del exceso de positivismo de esta epoca.


Según Byung-Chul Han, la sociedad disciplinaria de la que hablaba Foucault ha dado paso a la sociedad del rendimiento. La hiperactividad asociada a este modelo social produce un cansancio que evita contemplar y, por tanto, tener una vida espiritual. Esto, unido a la positividad excesiva, crea una vida superficial. Un libro muy breve pero profundo para analizar los tiempos que corren. Además, uno de los pocos filósofos estrella de hoy.


Byung-Chul Han es un filósofo nacido en Seúl, Corea del Sur, que desde que se convirtió en una de las figuras principales de la filosofía contemporánea, ha mantenido resguardada su vida privada lo más que ha podido. Su trabajos posteriores a La sociedad del cansancio incluyen críticas al capitalismo tardío, el consumo, el amor, la vida pornográfica y la hipertransparencia, siendo el exceso de positividad el elemento problemático que podemos tomar como hilo conductor en su obra. El libro de Byung-Chul Han es una crítica a la forma de estar en el mundo y de vivir la vida activa en la sociedad de la modernidad tardía. Desde el principio nos deja claro que ya no se puede seguir pensando esas formas de estar en el mundo con límites impuestos por el exterior, porque han desaparecido para la vida del siglo XXI; ahora vivimos condenados a una larga carrera de obstáculos personales y sentimientos de inferioridad e insuficiencia. ¿El premio?: infartos en el alma, enfermedades neuronales. Encontrarse con Byung-Chul Han resulta agradable y preocupante a la vez. En sus libros hay profundidad y belleza; es claro, conciso, y cuando el lector menos se lo espera, se puede sentir un ligero aire zen. El sujeto de rendimiento busca no rendirse. Para ello, pone el ejemplo de los médicos que utilizan nootrópicos para maximizar su rendimiento. Pero ni los nootrópicos, ni las exigencias de la vida exitosa salvan al hombre de necesitar descanso. El agotamiento que sufre el sujeto de la modernidad tardía, Byung-Chul lo presenta como agotamiento del alma, que es tan fuerte que no queda fuerza para la vida comunitaria. Para el autor, es un cansancio a solas, que es más violento y peligroso. Sin duda alguna, la vida de muchas personas está organizada por los tiempos del trabajo o el estudio. Al final del día, el insomnio, el reproche de no haber hecho mejor las cosas, es la presión que se siente de tener la libertad para convertirse en lo que uno quiere ser: académico, político, contador, artista, etcétera. Pensar siempre en ser el mejor, el más hermoso, el más original, conduce a estados de ánimo alterados que deprimen. Creo, sinceramente, que la propuesta de practicar el no-hacer, aunque sea por periodos cortos, podría ser una buena alternativa, porque es lo único que puede salvarnos de ser almas infartadas, agotadas y aisladas.


LIBROS QUE TE PUEDEN INTERESAR


TAMBIÉN SE BUSCÓ EN RELIGIÓN Y FILOSOFÍA


FRASES DEL LIBRO LA SOCIEDAD DEL CANSANCIO

Por falta de sosiego, nuestra civilización desemboca en una nueva barbarie.


Publicado porTeresa Aidee

El lamento del individuo depresivo, «Nada es posible», solamente puede manifestarse dentro de una sociedad que cree que «Nada es imposible». No-poder-poder-más conduce a un destructivo reproche de sí mismo y a la autoagresión.


Publicado porTrivium

El yo es la verdadera residencia de la angustia.


Publicado porGuillermo Mejía